martes. 05.07.2022

Entrevista a Kapo 013: "Se le está dando cabida a una serie de corrientes de pensamiento en el freestyle que creo que una década atrás eran totalmente impensables"

Entrevistamos a Kapo 013, referente del freestyle nacional para profundizar con el en su libro Amor y Dolor Riman Siempre.
Kapo 013 posa con su libro Amor y Dolor Riman Siempre.
Kapo 013 posa con su libro Amor y Dolor Riman Siempre.

Kapo 013 es una de las figuras históricas de nuestro freestyle. Excompetidor, juez y en general, figura de consideración en cuanto a esta disciplina. Recientemente se ha publicado su primer libro, Amor y Dolor Riman Siempre, en el que el barcelonés repasa, a través de su propia experiencia, la evolución y desarrollo del freestyle en España, desde su situación underground hasta convertirse en el fenómeno de masas que es actualmente. 

Compartiendo con sus lectores experiencias, sensaciones y sobre todo mucha información sobre la historia, el carácter y la naturaleza del free, dando una visión que todos aquellos ajenos al funcionamiento interno de esta disciplina apreciarán por su curiosidad. 

Hemos podido hablar con el sobre este maravilloso libro que nos ha encantado, y reflexionar sobre el pasado, el presente y el futuro del freestyle junto a Kapo 013. 

Amor y Dolor Riman Siempre
Amor y Dolor Riman Siempre

P – Eres una persona muy polifacética, pero la verdad cuando vi que ibas a publicar el libro me sorprendió, no me esperaba que te fueses a meter en este tipo de berenjenal. Quería arrancar preguntándote sobre ello ¿Qué te ha motivado a meterte en semejante cristo? Porque publicar un libro parece muy fácil pero no lo es.

Kapo – Si, si lo has definido muy bien (Risas).

Pues básicamente fue un poco a raíz de una conversación con una persona de la editorial Planeta. Porque yo es verdad que, desde la carrera, evidentemente como periodista, el tema de escribir y publicar algo era como un sueño.

Una de esas cosas que dices, en algún momento de mi vida ojalá ocurra. Pero no sabía ni cuando, ni sobre qué.

De hecho, en la uni empecé a escribir una novela que luego abandoné. Y luego también estuve en cierto momento ayudando a un colega con una novela suya. Rescribiéndole trozos, dándole vueltas a algunas cosas y tal, y también lo acabamos dejando a medias, cuando la verdad esa novela estaba guapísima.

Pero bueno, básicamente yo lo veía como una cosa que en algún momento de mi vida iba a ocurrir. Pero no tan pronto la verdad.

En esta conversación con la gente de Planeta, básicamente me decían que lo que buscaban era algún libro que trabajase el tema del free, de lo que había ocurrido estos años y demás, pero que lo hiciese con voz.

Porque ellos acababan de publicar el libro de Urban y se encontraban con que estaba guay como guía introductoria a todo lo que es el freestyle, la FMS y demás, pero que no tenía voz de autor. Es un libro totalmente impersonal.

P – Si es muy técnico.

Kapo – Claro. Decían “Es que nos falta un poco toda esa parte emocional” de que sientes cuando te estás subiendo al escenario, que sientes cuando tal ... No sé, cómo un relato de autor.

Y hablando, hablando, se me puso la idea delante. No estaba claro tampoco que iba a ser yo esa persona, pero bueno ... Me animaron a escribir un poco, a mandarles un capítulo. Y gustó, la cosa fue adelante.

Terminamos firmando para hacer el libro, y luego ya vino la matada padre (Risas). Pero muy guay, la verdad es que ha sido una oportunidad maravillosa, estoy muy contento de haberlo podido hacer, y también de la recepción que está teniendo.

P – Bueno es que sí que es verdad que había como un nicho muy grande porque con el fenómeno que ha sido recientemente el free no había nada que profundizase en él.

He visto el libro de Urban pero sí que es verdad que al final lo guay de tu libro cubre ese desarrollo totalmente. Paso a paso. Entonces está muy interesante.

Kapo – Si, bueno ... Yo creo que es un libro que en un futuro habrá muchos más parecidos. Tengo muchas ganas de que salga en algún momento de la historia de la humanidad el de Juan, Juan Ortelli, porque creo que ese va a ser como la Biblia del free.

Pero claro, creo que el momento, la oportunidad y el nicho que había daba pie a hacer algo así.

En ese sentido pues muy contento ¿No? De aportar en ese aspecto.

P – Yo ya te digo que a mí me ha durado un día (Risas).

Kapo – Si es bastante común, casi todo el mundo me ha dicho que se lo ha leído en un día o en un fin de semana (Risas).

En ese sentido me alegro porque entiendo que se lee rápido, que se lee cómodo. Que no es el típico libro pesado. Que te trabas en un punto.

Incluso mi padre, que claro que sabe algo de free (soy su hijo), pero que no controla mucho, se lo empezó a las once de la mañana y a las seis de la tarde me dijo “Tú, esto ya ...”.

P – Se ha acabao (Risas).

Si, sí que se lee muy cómodo y además para cualquier persona que le interese mínimamente el tema, pues te sumerges.

Porque está muy bien escrito y el hilo conductor está muy bien llevado. Se hace ameno y cuando te das cuenta te lo has acabado y te deja con ganas de más. Es un poco p***** en verdad.

Kapo – ¡Bueno es que no hay más años! (Risas).

Es verdad que de la parte más moderna del free hablo menos, entre comillas, pero porque creo que es más repetitivo. Es decir, temporada 2016-2017, tal. Temporada 2017-2018, tal.

Ahí creo que pierde un poco más de cambios. Aunque seguramente si yo fuese de Perú, o de Chile, de países que se han incorporado más tarde al circuito a un nivel mainstream, el relato sería otro.

Yo he intentado que sea un relato muy de lo que yo he vivido, y no poner en mi boca cosas en las que no he estado presente. Que fuese un poco eso: La historia del free, pero a través de mi historia. Porque creo que de otra forma se pierde esa vertiente tan personal.

P – A mí me ha llamado la atención que dentro del libro hay una doble vertiente.

Por un lado está el relato autobiográfico, que es tu vida en relación con el free vaya, pero luego están estas secciones al final de los capítulos más técnicas.

¿Por qué has decidido estructurarlo así? ¿Tienen un objetivo “educativo” para el público que esté interesado? Porque dejan entrever mucho la complejidad de fondo que tiene el freestyle.

Kapo – Creo que mientras escribía el libro, yo mismo me iba dando cuenta de que pensaba “H****, y alguien que lea este libro, y realmente haya visto 20 batallas en su vida...” ¿Sabes?

 Hasta qué punto va a entender el porqué de todos esos dolores de cabeza, y esas épicas, de cómo se le da la vuelta a una situación en una batalla. Igual falta contexto.

Me acuerdo que el primer día que tenía un trozo de libro estructurado y un par de capítulos ya bastante escritos, que al final de lo que tenía yo a lo que ha salido ha habido un trabajo de modificación importante, como es normal.

Porque yo entregué un pedazo de documento que parecía una Biblia (Risas). Y me dijeron frena frena ...

P – Relájate ¿No? (Risas).

Kapo – Claro, tampoco nos flipemos que aquí hay anécdotas del cole. Que no hablan ni de free.

Pero me di cuenta cuando tuve este inicio, de que “Aquí hablo del personaje de no sé qué, aquí de un doble tempo, aquí tal ... “¿Si yo me pongo a buscar ahora en Google “Personaje en freestyle, doble tempo en freestyle” ¿Qué encuentro?

Porque estaba pensando en alguien que no tenga tanta idea y que le surja esa duda como me ha pasado a mi leyendo a Eduardo Mendoza, que usa un vocabulario muy grandilocuente, y a veces dices ¿A qué se refiere?

Y yo al buscar solo encontraba vídeos de YouTube. Es que aquí hay toda una parte de diccionario, y ya no de diccionario si no de entender el funcionamiento macro de todo este mundillo que se ha desarrollado, que realmente no está documentado de una forma oficial, ni hay una bibliografía.

Y yo quería que el libro lo pudiese leer cualquiera, así que empecé a hacer primero un glosario, que es lo que aparece en el primer capítulo.

Y conforme avanzaba empezaban a aparecer más cosas de las que quería hablar, pero en los capítulos no quería interrumpir el ritmo narrativo para pegar una chapa sobre cómo se vota en FMS.

Ahí decidí hacer esos anexos, que al inicio también tenía la duda de si ponerlo todo de golpe al final del libro, o hacerlo modo glosario ... Y llegó un punto en el que decidí que como en cada capítulo voy tocando varios temas del free, voy a intentar hacer que al final de cada capítulo haya un cierre que relate cosas que en ese momento del libro me parece importante que te queden claras.

Y así lo fui haciendo. A la editorial le pareció guay. Hablando con el maquetador le comenté que era necesario diferenciarlo mucho porque si no alguien se podía quedar muy loco con el libro.

Ahí recordé un libro de James Rhodes que me leí hace tiempo que tenía también esa doble vertiente de relatos suyos con análisis musical, y copié esa estructura.

Creo que ha quedado guay en ese sentido, y además que es una parte que si sabes muchísimo de free te la puedes fumar tranquilamente, no pasa nada, la ignoras y no te cambia en nada la experiencia del libro. Se te hace más corto eso sí (Risas).

Kapo013
Kapo013

P – Está muy bien, porque algunas cosas son muy técnicas y definirlas está bien para todo aquel que no esté muy en contacto con el mundillo del free, pero otras tocan aspectos que una persona que en sí misma no participe del free no se las va a plantear.

Está guay como herramienta introductoria para que el público masivo del free, se pueda introducir en este sentido. Permite llegar a apreciar las batallas desde otra perspectiva.

Kapo – Si. Yo por ejemplo hace tres añitos me empecé a meter en el mundo del fútbol americano, y en casa tengo tres libros sobre este deporte que al principio veía los partidos con ellos en la mano: “A ver, ¿Que ha pasado aquí? ¿Porque ha dicho esto el árbitro?” ...

P – En plan manual de instrucciones.

Kapo – Claro, y a mí me ha servido un montón.

Entonces en ese sentido para alguien que se introduzca le puede ayudar, para alguien que ya esté dentro de la movida, le puede ayudar a tener una herramienta más verbalizada o más estructurada sobre esos temas que a veces hablamos sin saber cómo definirlos.

Y para alguien que sepa muchísimo, pues igual incluso es un documento para revisionar. Para decir “Pues aquí no estoy de acuerdo”.

P – Para generar debate.

Kapo – Exacto, porque al final es mi teorización alrededor del free, no es nada oficial, es totalmente personal. Pero bueno creo que en ese sentido aporta lo que yo quería que aportara.

P – Me gustó mucho del libro el arranque. Porque empiezas con una reflexión que es muy contundente y además es muy de actualidad, así que quería aprovechar para sacar el tema a relucir, que es el odio a través de las redes, la exposición a través de las redes de figuras del freestyle.

Estos últimos meses se ha vivido muchísimo, con la situación en el pique entre Sara y Sweet en Santiago se alcanzó un punto álgido, y a ti te ha tocado tu parte y de forma abundante.

¿El público del freestyle está perdiendo el norte en forma y opinión? ¿Hay una polarización de opiniones entre el público?

Kapo – El free nunca ha dejado de ser y siempre será seguramente, como cualquier forma artística, un reflejo candente de la sociedad.

De las formas de pensamiento de la sociedad, y de los debates que predominan en sociedad, y creo que sobre todo con el tema del papel de la mujer, su visibilidad, etc. Y del papel del hombre, por ende, pero siempre alrededor del de la mujer, hay un debate muy potente ¿No? Muy fuerte.

El cual yo creo que hace una década estaba en un punto más avanzado que ahora a nivel de progreso. Creo que se ha retrocedido un poco y hablo en términos generales a nivel social.

Porque se ha ridiculizado mucho, se ha creado una tendencia a ridiculizar mucho toda la lucha feminista.

Y bueno, evidentemente la primera temporada en la que participara Sara, que es la primera mujer que participa en una FMS, sabíamos que iba a traer cola. Creo que era inevitable que hubiese debate y que hubiese polaridades.

Pero lo que quizá no esperaba es una respuesta tan prehistórica en algunas cosas.

Me parece un poco surrealista que el hecho de no disfrutar (que no significa no valorar a nivel técnico, simplemente es que no me hace vibrar o levantarme de la silla) una rima que tiene claramente una connotación sexista, homófoba y demás, se haya convertido en un motivo de debate internacional sobre la ideología en el free. Si tiene cabida o si no.

Como espectador por supuesto que tiene cabida la ideología. Como juez, por supuesto que tiene cabida, en una medida más relativizada, pero también tiene cabida. Igual que como competidor también tiene cabida, porque tú te estás expresando verbalmente.

Evidentemente te pones en el rol de un personaje, y lo que dices no es literal. Pero Sara Socas cuando se sube al escenario, su personaje no es ser una mujer. Ni ser lesbiana, ¿Me entiendes?

Hay un punto en el que bueno, si, los clichés se usan. Pero si a Zasko se pasan diez minutos tirándole de violador, todo el mundo tiene claro que es un cliché gastado, aburrido y que no suma. Porque además es falaz.

Entonces pasar diez minutos tirándole a Sara, con estos conceptos y rimas bastante gores, pues a mí no me gusta, no me suma.

Que no significa que no se pueda hacer, o que suponga una descalificación. Es totalmente legítimo, ¡Pero me puede no gustar, no te j***!

Hay como una corriente de pensamiento muy clara, por parte de gran parte del público, me atrevería a decir que en mayor medida en Latinoamérica que aquí, supongo que por ese reflejo social de cómo es visto el movimiento feminista en algunos puntos de este continente y en España, aunque por supuesto hay de todo en todos lados, que no sé ...

A mí la lectura esta macro de que decir “Que estas rimas no te molan porque eres un simp”, porque te quieres f***** a la mujer a la que en cuestión estás defendiendo ya me parece ....

No estar a favor de denigrar a una mujer por su condición sexual o género, es querértela f*****. Bueno pues me estás dando más la razón aún (Risas).

P – Si, la argumentación por parte del público alrededor de toda esta situación (que yo creo que es clave esto) era inexistente. En cuanto a motivos reales a la hora de justificar todo lo que se estaba haciendo, todo el acoso en redes ...

Kapo – No, no, todo por “A no es que el resultado de la batalla esto o lo otro”.

Pues es que el resultado fue una réplica en la que uno de los competidores se bajó del escenario. Y está en su derecho de hacerlo, con las consecuencias sancionables que le toquen por contrato, y ya está.

Creo que es evidente que va a haber debate alrededor de una cosa así. Pero a mí el público del free, personalmente me ha decepcionado mucho en ese sentido, porque pensaba que estábamos en un punto como industria o movimiento, bastante más maduro.

Y también que a un nivel ideológico se ha diversificado mucho más que lo que era originalmente y se le está dando cabida a una serie de corrientes de pensamiento que creo que una década atrás era totalmente impensable.

Y en ese sentido como persona totalmente contraria a esas líneas de pensamiento, no me deja de decepcionar.

Tampoco me sorprende en exceso, pero me decepciona y me hace replantearme hasta qué punto voy a poder disfrutar de esta disciplina por muchos años si esto sigue por este camino.

 

P – Totalmente de acuerdo vaya.

A mi toda esta situación me recordó lo que habíamos hablado en la primera entrevista que te hice, de ese fenómeno de hooliganización.

De yo voy con este, este es mi equipo, y todo lo demás me da igual, porque voy a defenderlo a muerte tenga o no razón, tenga o no justificación y ya está.

Es una forma de actuar que al final saca lo peor de esa deportivización, de esa profesionalización, para mí.

Kapo – Si bueno ... Son cosas que van pasando y pasan además en todos los campos.

Tanto la cultura de la cancelación como la de la contra-cancelación por decirlo de alguna forma. Del famoso antibuenismo y todo eso.

Este rollo de que lo disruptivo es bueno. Gozar un poco de los malos comportamientos o de los vicios de uno mismo ¿Sabes? “Rubén Castro alé, Ruben Castro alé, no era tu culpa, era una p***, lo hiciste bien” ¿No? Pues ya está.

P – Ya ... Y a raíz de toda esto, se han dado situaciones incómodas, especialmente a través de las redes.

Volviendo al libro, que es lo importante aquí hoy, tú te expones mucho en él. Al final no deja de ser autobiográfico, en torno al freestyle, pero también en cuanto a tus vivencias para con él y las sensaciones que te ha generado.

Hablas mucho de tu familia, de tus colegas del barrio, la anécdota de tu pique con Chuty, también de la etapa posterior como juez, de tu vida actual, dejas entrever inseguridades, arrepentimientos, etc.

Después de todo esto que ha pasado ¿Cómo te sientes acerca de esta exposición pública que has hecho? Porque no deja de ser bastante personal, bastante profunda.

Kapo – Para mí ha sido bastante terapéutico entre comillas. Es verdad que a nivel de ejercicio ha sido muy duro de ejecutar.

De hecho, creo que hay un capítulo del libro, no lo recuerdo exactamente, pero creo que hay un momento en el que lo digo: Que mientras estaba escribiendo tenía todas mis inseguridades en forma de ansiedad sentadas en la silla de al lado, porque he tenido esa sensación mientras escribía.

Cuando uno escribe sobre uno mismo, y revive momentos en ese ejercicio de buscar las palabras y dibujar la escena en la cabeza, hay un punto un poco frívolo, como una mirada lejana hacia uno mismo.

Y ahí ves muchas más cosas que cuando estás en una conversación de bar con un colega, que a no ser que se levante y te diga todo lo que has hecho mal, tu tampoco te estás fijando.

Y en ese ejercicio sí que hay una mirada alejada hacia mi persona que me ha hecho reflexionar mucho.

Ha sido bastante terapéutico, una vez terminado estoy como muy cómodo con haberlo hecho porque creo que me ha ayudado mucho a aprender sobre mí mismo, sobre como he sido, sobre como soy, sobre cómo no quiero ser más, mis miedos a ser determinada cosa en un futuro.

En ese sentido es un ejercicio muy recomendable para todo el mundo, pero muy duro a la vez.

Y bueno, de momento todo lo que tiene que ver con el libro bien. También entiendo que, si alguien me odia, sería raro que se compre mi libro ¿No? A ver ... gente hay para todo.

Pero en general la gente me reconoce en el libro y más allá de que le puedan sorprender determinadas cosas, agradecen el ejercicio.

P – Esto último que has dicho sobre la gente que te odia, de hecho, es que creo que sería recomendable.

Porque al final odiamos x cosas o x personas cuando no tenemos ni p*** idea sobre ellas, y en realidad sería bastante ilustrativo para mucha gente aprender más sobre las cosas que odia.

Y me alegro de que estés contento con este ejercicio porque creo que el libro aporta mucho al panorama del free en general, no solo al mainstream. Así que me alegro mucho de que tengas esta sensación.

Me gustaría hablar sobre Arkano, ya que mencionas varias veces a lo largo del libro tu relación con él. Alabas muchas de las actuaciones que ha hecho a lo largo de su carrera.

Y quería aprovechar otra vez la actualidad, ya que él ha vuelto a estar en boca de todos recientemente debido a una entrevista en la que hablaba sobre su adicción al alcohol, y los golpes que se ha llevado en el panorama.

Ya que tú tienes una relación estrecha con él, quería preguntarte, porque las reacciones de la escena a cualquier cosa que diga o haga Arkano suelen ser de rechazo, pero a la vez él ha sido un pilar importante en el desarrollo del freestyle tal y como lo concebimos a día de hoy.

Además de que él tiene muchísimo talento.

¿Porque crees que se da esta situación? Que a mí me parece ciertamente curiosa.

Kapo – Bueno creo que el a un nivel laboral, o de exposición, se ha posicionado en un lado de la balanza que muchas veces era el contrario al hegemónico en el mundo del rap, del freestyle y del Hip-Hop en general.

Entonces en ese sentido, ser ese elemento disruptor, a la hora de abrir puertas, ha sido espectacular para todos, pero para su propia imagen evidentemente ha sido un condicionante muy grande.

Porque alguien que no formase parte de la escena del rap y del Hip-Hop que le molara vagamente el free, podía fácilmente identificarse con Arkano, pero un rapero que llevara toda la vida dentro de esta movida era un poco más difícil.

Es que cuando yo era más chaval, el 90% de las cosas que hacemos a día de hoy alrededor del free o del rap, sería considerado venderse.

De hecho, ahora cuando va un rapero a La Resistencia todo bien, pero es que en 2010 llevaban un rapero a Buenafuente y estaba mal ir.

P – Si como la aparición del Piezas.

Kapo – Claro, claro, porque estaba mal ir. Ir a que te entrevistasen en el programa de máxima audiencia.

En ese sentido a Guille le ha tocado la peor parte, porque ser el primero en casi todo implica eso. También hay una parte de discurso ideológico/político en un momento dado de su carrera que le marca mucho ... Bueno, yo creo que el arriesgó más que nadie.

En ese sentido ha hecho que ganemos todos, él ha salido ganando en algunas cosas, pero también perdiendo en muchas otras.

Para mí es un referente en lo que ha hecho. Igual yo no lo habría hecho de la misma forma, ni me hubiese sobreexplotado en cuanto a mi imagen tanto, en ese sentido.

Porque creo que hay una saturación negativa de la sobreexposición mediática en grandes programas, el allí a donde voy no me importa estar rapeando todo el rato ... Que son cosas que yo haría de forma diferente, pero no significa que sean malas per se.

 

P – Total.

De hecho, me ha hecho gracia cuando has comentado lo de que muchas cosas que se hacen a día de hoy en el free se considerarían de vendidos hace diez años, yo creo que se siguen considerando así por buena parte del panorama (Risas).

Creo que sigue habiendo una fuerte parte del rap que considera que la situación del freestyle ahora mismo es algo capitalizado, vendido y desconectado del Hip-Hop.

Cuando en realidad, yo creo que esa conexión no está tan perdida. Esto lo hablamos la última vez creo. La profesionalización no implica un desligue de los valores.

Kapo – No, para nada. De hecho, el desligue de valores se da a una escala industrial general del Hip-Hop que no de las batallas.

Quiero decir, a mí me parece que la música urbana, esta puesta en primera plana de una parte de lo que era el Hip-Hop reconvertida en música de radio, comercial vaya, tiene mucho más que ver con el Hip-Hop en general, que no solo con las batallas.

No es que las batallas sean el adalid de esa comercialización ni mucho menos. Creo que va mucho más allá.

Es algo generacional ¿No? Pues de que el Hip-Hop hace veinte años, ese pequeño nicho marginal, contracultural y underground, pues ha empezado a poder subsistir de ello, a poder capitalizarlo.

Mucha gente que era público ahora es gente que toma decisiones en empresas que invierten dinero en publicidad para sus marcas y demás, y como han escuchado rap toda la vida pues se les hace más fácil. O sus hijos.

En ese sentido es un fenómeno mucho más masivo que no tiene nada que ver con las batallas, aunque estas han formado parte de ese proceso por supuesto. Pero no es la punta de la lanza ni mucho menos.

P – Para mí, ya englobando todo esto, esta actitud conservadora, inmovilista, es contraproducente, porque que la gente pueda vivir de su música es positivo, pero es que además el involucionismo es totalmente contrario al HipHop.

Si no dejas que se desarrolle, el que no está conectado eres tú.

Kapo – Claro, que quieres que se haga lo mismo 35 años y ya está.

P – Total.

Obviamente hablas también de tu etapa como juez dentro del sistema de FMS.

De hecho, creo, y aquí te voy a dar las gracias, que haces un análisis super bueno sobre cómo funciona el sistema que utiliza el jurado durante la liga.

A mí me ha ayudado mogollón, porque no lo contralaba mucho. Se me ha parecido un montonazo al sistema del R16, de break (yo con lo mío como siempre), muchísimo, y tiene muchas ventajas.

Obviamente, son sistemas que se pueden mejorar aún, pero son una buena base y presentan muchas ventajas.

Kapo – Claramente, ensayo y error. Se mejoran cada año y habrá cosas que empeorarán y se tendrán que rectificar.

Pero bueno es un sistema que sencillamente te desvincula un poco de tu decisión personal y te intenta llevar a un punto de objetividad, dentro de que al final estás subjetivando cada diez segundos del global.

Es un sistema más, no es ni mejor ni peor. Evidentemente es mucho más profundo que lo que había antes, eso por supuesto.

P – Bueno, y es un inicio. Que parece que la gente olvida que necesita desarrollo.

Te quería sacar esto, porque al final la figura del jurado es una de los grandes damnificados de esta última temporada, cuando antes el jurado era sagrado, y esto creo que se representa muy bien en el libro también.

Yo no recuerdo hace unos años, en ninguna disciplina, que nadie se atreviese a criticar al jurado de la forma que se ha hecho a día de hoy.

Si a esto le añades que además precisamente este jurado trabaja con un sistema que trata de objetivar las decisiones, yo he alucinado con la situación.

Y he visto que desde Urban Roosters han comunicado que se va a intentar desarrollar alguna herramienta de control sobre el desempeño del jurado debido a todas las quejas que ha habido por parte del público, entiendo que para evitar repercusiones económicas. Que vaya es normal.

Pero me gustaría saber tu opinión sobre esta pérdida de respeto hacia la figura del jurado, del juez, y de la validez de su opinión en una batalla.

Kapo – A mí me parece una completa y absoluta chorrada lo que se planteó. Esa especie de sesiones de control con jueces externos de no sé qué ... A ver ... Si tu vieses que hay una mala praxis evidentemente tienes que controlarla.

Pero si tú no quieres que decidan cinco personas a las que has contratado para que hagan eso y que haya una mano negra detrás, pues hazlo de otra manera.

Todo lo que se haga en cuanto a trabajar, progresar y mejorar en este sentido está bien, pero lo has de hacer entendiendo que no hay un único resultado válido para una batalla.

Entonces, si tu contrata cinco personas y no te gusta lo que están haciendo ... Pues o contratas a otras cinco o cambias a tres, pero deslegitimar el trabajo que hacen, no tiene sentido.

Es complicarse la vida.

Porque esto no es el VAR mirando si un gol es fuera de juego por una línea. El concepto que se busca es ese, pero tu imagínate que en el fútbol el VAR fuese que todas las jugadas reopinables, se decidiesen desde fuera.

Lo único que estaría sucediendo es que el árbitro de campo dejaría de tener sentido como tal, y la carga de culpabilidad pasaría a los árbitros de la sala.

Estas cambiando el problema de lugar, pero no estás arreglando nada. ¿Cuál de los dos tiene razón? ¿Qué más da? Es que es subjetivo, no vas a sacar nada en claro de eso.

Lo que hay que hacer es revisar el sistema de puntuación, trabajar con los jueces que tienes.

Si se les paga un poco más, porque con lo que se les paga ahora ya te digo yo que no puedes obligarles a nada, hacer una reunión postjornada, revisionando todas las batallas para que se den cuenta de si tienen algún tipo de tendencia.

Eso es una corrección válida, pero en forma de aprendizaje no de sanción. Porque es que si no lo único que haces es deslegitimizarlos. Y a mi forma de ver no tiene ningún sentido y es una completa chorrada.

Me parece la típica cosa que cuando las redes se incendian pues tomas una medida en caliente para intentar apagar el fuego, pero me pareció algo absurdo.

 

P – Bajo mi punto de vista, además, sienta un precedente peligroso. Porque deja entender a este público tan violento que tiene la potestad para decidir x cosas o para influir de determinada manera sobre el jurado.

Kapo – Claro, es que, si tú te preocupas tanto, puede poner tres jueces en vivo, y los otros dos votos que salgan del público, un voto en directo repartido en 500 asistentes en el evento y 500 de retransmisión. Y tienes tres votos en directo, más dos votos populares.

¿Quieres darle ese poder al público? Dáselo. Ya te encontrarás con los problemas que eso conlleve, que los tiene.

Si tú ves que un juez le da 20 puntos más de forma reiterada a un competidor, ahí hay un problema identificable. Pero si no ... Me parece que se le dio mucha importancia al enfado de Sweet y a la repercusión mediática que tuvo.

P – Totalmente de acuerdo.

Por ir cerrando, ya me has dicho que estás muy contento con la acogida que ha tenido el libro por parte del público, entiendo que si entregaste un tochazo disfrutaste el proceso. 

Kapo – Cuando escribía si, cuando pensaba en que al día siguiente tenía que escribir no tanto (Risas) Porque ha sido difícil ubicarlo en el tiempo libre. De hecho, las vacaciones las sacrifiqué por esto.

P – Bueno es que creo que el libro muestra también ese grado de ocupación que normalmente no se ve. Además, que escribir, estructurar y plantear un libro no es algo que se haga rápidamente.

Kapo – No además yo fui muy cabezota y quise hacerlo a mi bola, y luego me encontré con que faltaba un proceso largo de ajuste, de maquetación etc. Y yo que lo daba por acabado.

P – No y es un proceso importante porque es lo que le da coherencia al texto. Es como hacer un disco vaya.

Kapo – Totalmente.

P – Esto lo comentaba Tote en la presentación de Bunker. Para mi es una entrevista modélica, porque se desgranaba muy bien las diferencias entre música y libros, pero se sacaban a relucir los puntos en común.

¿Puede que te volvamos a ver en este formato? Me imagino que recientemente no, pero igual más adelante si te ha gustado tanto la experiencia.

Kapo – No tengo ni idea. Te diría que sí, pero te mentiría. Supongo que sí, de aquí a unos años. No es como que ya esté pensando en el siguiente. Pero en unos años si, y me gustaría hacer algo de ficción.

De ficción además vinculada al mundo del rap o el free. Una novelilla.

P – Estaría guay porque hay muy poca cosa. Y además que, viendo el ejemplo de este, creo que estaría genial por qué se hace muy ameno.

Kapo – Mola, para mí eso es importante, porque era el objetivo, hacer algo sencillo pero que te llegase y te llenase.

P – Pues nada, por mi parte hasta aquí, muchas gracias por sacarnos un hueco, ¡y nada nos vemos en la próxima! ¡Un abrazo!

Kapo – ¡Nada, es un placer! ¡Un besazo!

Entrevista a Kapo 013: "Se le está dando cabida a una serie de corrientes de...
Comentarios