lunes 23/5/22

Anier comenzó su carrera como una auténtica revolución en el panorama entrando en la dinámica digital por la puerta grande y ganándose a un público que la sigue acérrimamente. Ahora, con una carrera como artista asentada, y tras un largo parón que nos ha hecho echarla de menos, ha lanzado su primer disco, con el título Alas de Metal. 

Un disco con un sonido tremendamente potente, que hemos disfrutado, y que supone una renovación de sonido para la de Barcelona, aunque sin perder la esencia dura que la caracteriza. A raíz de este lanzamiento, hemos podido charlar un rato con ella, en una entrevista que nos ha permitido apreciar el disco de otra forma. 

Hablamos con Anier sobre la presión que sufren los artistas, la ansiedad, y sobre el desarrollo personal. 

P – Perteneces al grupo de artistas que han destacado muy rápidamente gracias a las redes y a plataformas como YouTube.

Tu crecimiento ha sido muy grande de golpe, y además en tu caso te pilló muy joven. Esto se ha reflejado bastante en tus letras, en entrevistas previas que has concedido ... Me gustaría hablar un poco de ello, de cómo viviste este cambio.

Porque entiendo que no fue un proceso fácil y además entiendo que tiene que generar una serie de sentimientos difíciles de manejar.

Anier – Pues sí, la verdad es que cuando miro para atrás me pasaron muchas cosas a una velocidad a las que yo no las podía asimilar.

Y realmente hubo un momento, cuando tuve un poco de bajón a nivel artístico, que dejé de escribir, me di cuenta de que a nivel personal también había tenido una época muy ... kamikaze.

No me había dado tiempo a asimilar lo que estaba pasando, estaba como en piloto automático. Tienes 18 años, te va bien una cosa que disfrutas, encima es una cosa que tiene gran parte de ocio, porque al final, aunque estemos trabajando estamos pasándonoslo bien con lo que nos gusta.

Y entonces estaba eso, en piloto automático, haciendo, haciendo, haciendo, pum, pum, pum ... Sin parar a pensar “Ostras, ¿Estás viendo todo lo que estás consiguiendo, o la velocidad a la que estas dando saltos o subiendo escalones en la música?” En todo ¿No?

Me hubiera gustado que ciertas movidas hubiesen ido más lentas. De hecho, por ejemplo, como comencé llenando salas o tocando en festivales muy rápidamente, al ver artistas que viven este proceso de forma más gradual me da mucha envidia. Desearía haber pillado tablas de esa forma y haber subido mucho más poquito a poquito.

Entonces, sí que creo que me vino todo muy rápido y no tuve tiempo de asimilarlo, y fue después cuando hice esta pausa, fui asimilando, fui entendiendo y fui comprendiendo porque me había pasado todo eso a nivel mental. Y fui asumiendo donde estaba y porqué.

P – ¿Y en todo esto puede influir también el contexto de la industria musical? Porque al final para una persona tan joven, es una industria muy muy compleja y que tiene sus luces y sus sombras. ¿Puede haber sido un factor además de ese crecimiento explosivo?

Anier – Si claro que sí, porque cualquier persona que lo vea desde fuera, y más a la edad de la que estamos hablando de mi generación, lo ves todo muy guay.

Pero es verdad que luego he descubierto que hay más sombras que luces a veces en la industria. Es un mundo que es muy complicado. Y es lo que te digo, te pasan cosas tan rápidas y tienes que aprender a un ritmo tan rápido que no te da tiempo de asimilar ciertas cosas.

No entras sabiendo, no sabes cómo funciona el mundo, no sabes cómo funciona el dinero, las emociones, el contacto con el público, no sabes cómo funciona nada. Te lo vas encontrando y es como que tienes que aprender a gestionarlo in situ. Porque si no se te come.

Creo que es muy complicado. Y pues obviamente la presión afecta, tanto a nivel interno como externo de cara al público, todo influye muchísimo.

P – Esto me parece muy importante representarlo en las entrevistas porque es muy difícil hacerse una idea de todo ello hasta que no te metes dentro. Es imposible verlo.

Y muchas veces, aunque sea por ignorancia, el propio público no ayuda a que este proceso sea mejor, no porque sea su culpa si no porque no se están enterando. Esta guay aprovechar para hablar este tipo de cosas.

Anier – Ya, la verdad es que sí.

Si que es verdad que nunca puedes llegar a explicar o hacer entender al público eso, al cien por cien, que es lo que pasa detrás, porque es muy complicado.

Yo tengo la suerte de tener un público que por lo poco que he contado alguna vez que lo he necesitado, en momentos que he tenido mucha presión o que he tenido problemas de ansiedad social derivados de problemas míos con la industria, lo ha sabido entender y me han sabido apoyar mucho. Pero sí que es verdad que cuesta.

Pf es que me cuesta que lo entiendan mis colegas que no están dentro como para hacer que lo entienda el público. Pero bueno, supongo que como todos los mundillos.

P – Desde luego.

Me parece muy guay esto que comentas, porque creo que tanto en tu caso como en el de muchos otros artistas, derivó en una situación de mucho estrés, mucha ansiedad ¿No? Y esto se ha representado en tus canciones. La salud mental.

Me parece super importante porque, aunque es un tema que gana en peso poco a poco, siempre se ha quedado un poco fuera del rap en España.

En generaciones anteriores siempre se imponía mucho más esta imagen de seguridad, de autoestima, pero ahora sí que se muestra más esas consecuencias y ese lado “oscuro” de la profesión que deriva en esos problemas de salud mental.

No sé si estarías de acuerdo en que hay un cambio en cuanto a la representación de estas temáticas, y también quería profundizar en ello porque entiendo que no debe ser fácil exponerse al público en estos términos ¿No?

Anier – Si que es verdad que igual estamos más sensibles ahora mismo, pero también porque nos lo permitimos.

Igual antes, por la imagen esta de Hip-Hop o del rap, se mostraba esa mayor seguridad, que no significa que los raperos que cantaban estas cosas no tuvieran esos problemas porque estoy segura de que los tenían. Seguramente incluso más.

Es verdad que igual se privaban un poco de sensibilizar en ese sentido, de expresarse de esa forma. Pero poco a poco los tiempos cambian, y para mi vaya … es un placer.

Creo que es necesario que se hable de estas cosas y se sensibilice. Porque al final en la sociedad en general ya fuera de la música, se ha abierto mucho la mente y se ha permitido muchísimo más hablar de esto. De hecho, como que se premia a la gente que al final estamos ayudando hablando de las cosas en vez de mantenerlas como tabúes, poniéndolas en bandeja para poder sanarlas.

En la sociedad en general en muchos temas ya hemos abierto la mente, ya se puede hablar de ellos y hay mucha más gente apoyando, pues que menos que en la música que es una clara vía de sanación que se hable y se cuente todo esto.

Creo que es importante y estoy de acuerdo en que poco a poco se está sensibilizando todo un poquito más.

P – Si, en estos últimos meses parece que incluso se suman gente de generaciones anteriores: Toni de Los Chikos del Maíz, SFDK, hace poco hablábamos de este mismo tema con Still Ill de LDS.

Es guay que todo esto se extienda y se quite esa fachada de seguridad que además supone una presión añadida para vosotros entiendo. Mantener esa fachada clásica de tío duro o tía dura, aparte de innecesario tiene que ser duro en sí mismo vaya.

Anier – Claro. Si, totalmente. Está muy bien que esto suceda la verdad.

P – De hecho, aun ayer Fernando Costa ha sacado un clip de la preparación de su nuevo disco Tirititando, y habla precisamente de esto mismo que comentábamos: Que tuvo un parón porque estaba saturado y no podía más. Me pareció super interesante.

Documentándome para hablar contigo, he leído la entrevista que concediste para Shangay. He visto todo lo que decías en ella sobre que no te gusta clasificarte, que no querías representar en tu música nada referente a tu orientación sexual porque no considerabas que hubiese sido un problema en ningún momento, etc.

Pero sí que es verdad que al final te has convertido en un referente del panorama en este sentido. Y al igual que lo que decíamos de la salud mental, creo que es un tema que tiene muy poca representación en el rap hoy en día, sea directa o indirectamente.

Al final tú, aunque no lo representes en tu música, sí que es cierto que se filtra igualmente un poco en determinados momentos.

Quería ahondar en ello, precisamente por eso. No sé qué opinarás tu al respecto, pero considero que generar referentes en este sentido en el panorama es muy importante y representar y normalizar esta diversidad sexual en la música. Y también me gustaría saber cuál es tu experiencia con tu público en este sentido.

Anier – Si ... Creo que al final en mis letras no hablo de este tema, pero en mi música, mi personalidad, en mi trabajo en general, sí que se representa bastante.

Es lo que comentaba en la entrevista para Shangay: en mis conciertos la gente se siente segura. Viene gente que seguramente en muchos otros ámbitos de su vida tiene problemas o conflictos por este motivo (por lo que sienten, por su identidad sexual, por lo que sea).

Y cuando vienen a los conciertos están tranquilos o tranquilas, dentro de mi sala, porque están rodeados de gente que no les juzga, que les comprende, porque están escuchando a una artista que saben que tiene unos ideales parecidos a los suyos, que les respeta ... Entonces, se sienten bien.

Y para mí eso ya está haciendo mucho trabajo también. Yo no escribo explícitamente sobre estas cosas porque, al no haberme creado a mí un problema, no me ha hecho escupir sobre eso. Porque yo sano lo que a mí me molesta. No soy capaz de escribir si no.

Me podrías pedir una canción sobre este tema para “apoyar a tal” y es que no sé. No me sale. Soy así.

Creo que, pese a que no doy el apoyo o la visibilidad que podría a ciertos temas, mi personalidad y mi figura como artista y personaje público, lo que represento, si lo hace. Yo con eso ya estoy orgullosa y feliz.

Y la gente viene y me lo agradece, y ya no hablando de la sexualidad.

Ayer estuve haciendo una firma de discos en Madrid, y antes de ayer en Barcelona, y la gente vino y me dio las gracias, me dicen que les he ayudado a tirar para adelante, a saber quiénes eran, a no tener miedos ... Y todo eso lo puedes hacer en cualquier aspecto de tu personalidad.

Vienen libres, seguros de sí mismos, y eso es un regalo, porque siento que les estoy ayudando muchísimo.

P – A mí lo que me parece muy interesante en este aspecto de tu música (si me permites la opinión), es el hecho de que precisamente no sea algo explicito y directo. Que no estés “escupiendo” sobre ese tema en concreto, me parece que ayuda más a la normalización.

Quiero decir, muchas veces caemos en un error que es normal, que es el reivindicar muy fuertemente algo, cuando en realidad la mejor herramienta es normalizarlo, volverlo común. Que no sea algo fuera de lugar.

Anier – Yo esto lo entiendo, y esta gracias a Dios ha sido mi forma de hacerlo. También entiendo que esa persona que lo reivindica de más es porque necesita gritarlo. Y lo respeto mucho.

Pero sí que pienso igual que tú que es verdad que a veces la mejor forma son los actos, es lo que les da más valor a las palabras. Pero vaya son formas distintas de reivindicar algo.

P – No si, totalmente, no quería criticar esta posición ni mucho menos o minusvalorar su mensaje.

Anier – Si si, lo entiendo. Pienso igual.

P – Es que hemos hablado en varias entrevistas con artistas que hacen rap en algunas de las lenguas cooficiales de España, que al final es algo que también tiene su resistencia. No es lo mismo, obviamente, pero sí que tiene una reivindicación implícita.

Al final a los músicos que mejor les está funcionando, son aquellos que normalizan este medio en vez de utilizarlo para estar constantemente reivindicándolo. Porque al final la gente lo interioriza y no se les hace machacón.

Anier – Claro no se les hace tan intrusivo. No les invita a entrar.

P – Exacto. Porque al final, la gente que está fuera de estos temas es difícil que empatice de esa forma. La gente que los vive sí, pero todos aquellos que lo vean desde fuera, les es más accesible de esta forma creo.

Un poco a raíz de esto, he visto que declaraste que has restringido un poco lo que muestras en tus redes de tu vida personal. Tus relaciones, tu familia, etc ...

Anier – Si porque bueno, ya se sabe que las redes son hipermegatóxicas, y me parecen tóxicas ya para una persona normal, con su día a día normal, yendo a trabajar 8 horas y que le conocen sus cuatro colegas.

Pero para un personaje público, que ya está expuesto a una presión increíble, a nivel musical, es que me parece una locura.

Yo he sido muy friki de las redes de toda la vida, desde que apareció el Instagram. He subido muchas cosas. Y cuando más he necesitado hacerlo, que es ahora porque me dedico a esto, me tengo que esforzar para subir contenido.

Me tengo que decir “Venga va, sube que estás en el estudio”. Porque no es una cosa que me llame tanto como antes y porque soy consciente de que puede hacer mucho daño.

Entonces si me puedo privar de mostrar algo, como mis relaciones ... Al final tienes 200K de personas que te están viendo y no hace falta que conozcan a una persona que no les está ofreciendo nada solo por ser “la pareja de”. Me privo de detalles que no hacen falta.

Mi familia también me ha concienciado de no sacar a mis hermanos pequeños en el Instagram.

Es importante guardarnos cosas al final. Yo ahora no diría cual es mi nombre real. Lo he dicho mucho, se sabe cuál es, pero si ahora pudiese no decirlo ... Creo que a veces nosotros mismos exponemos tanto, que luego pretendemos tener una intimidad que hemos roto nosotros.

Yo no me puedo quejar de que todo el mundo persiga a mi pareja, si fuese el caso, si la he estado mostrando yo misma toda la vida. Si quiero que mi pareja esté tranquila y no quiero acabar diciendo “Que asco me da la fama, me estás puteando mi vida personal”, no tengo que enseñarla antes ¿No?

Creo que he aprendido un poco con el tiempo de privarme de enseñar cosas que quiero guardarme para mí, y además es sano hacerlo.

P – Además ahora mismo estamos en un momento en el que los músicos, necesitáis hacerlo.

Es una p*****, y es horrible, pero a la vez es necesario porque todo se mueve a través de las redes sociales. Es como una cadena que te ata y te obliga a estar activo.

Menos en el caso de algunos artistas que yo creo que funcionan porque han mostrado una alternativa, han generado un fenómeno contrario, pero son casos puntuales. En general, yo lo que veo es una dependencia profesional de ellas por parte de los músicos.

Anier – Totalmente, totalmente ... Pero bueno, cada uno tiene que encontrar su propio equilibrio.

Es complicado, yo a veces intento controlarlo para que no me haga daño y a veces me doy cuenta de que estoy pendiente de ciertas cosas o que estoy basando mi estado de ánimo en las cuatro historias que tengo colgadas ese día pff ... Es complicado y hay que tener cuidado.

Y me gusta porque cada vez se está hablando más de este mensaje, de tener precaución con las redes, y antes no nos dábamos cuenta. Y hay gente que ha estado realmente mal.

P – Es que está muy relacionado con todo lo que hemos hablado previamente, porque es una puerta de comunicación constante entre el público y vosotros.

Anier por Martina Torrent
Anier por Martina Torrent

Me llamó la atención al repasarme tu música, que en Oasis ya mencionas esto. Mencionas que hay gente que se piensa que te conoce solo porque escucha tu música, y las redes por supuesto influyen en esto.

Esto es algo de lo que me gusta mucho hablar, el tema de la representación, o la parte que los artistas reflejan de sí mismos en su música. Que al final nunca es el cien por cien de la persona que hay detrás.

Anier – Para nada. Siempre lo digo, y es algo que antes no hacía, pero ver cómo responde la gente ante mi música me ha hecho hacerlo yo hacia los demás, siempre digo: No voy a juzgar a esta persona por su insta.

No se puede hacer eso. A mí me han dicho “Te veo muy bien, te va todo de puta madre”.

Me has visto que me va bien porque he hecho dos historias, esforzándome, para decir que voy a este festival, cuando igual no me apetece porque en realidad me genera ansiedad. Pero no lo vas a saber tú, porque a mí no me interesa que lo sepas tampoco.

Creo que siempre hay que cogerlo como algo más comunicativo, entre el artista y el público, que como una realidad como tal. Son cuatro tonterías el Instagram, que no cuentan nada, cuando el día en realidad tiene 24 horas. Y el Instagram hay 2 minutos de contenido.

Yo ya no juzgo a nadie, porque me he dado cuenta de que la gente tiene ideas sobre mi estado de ánimo, cuando es imposible que sepa si estoy mejor o peor.

Sí que es verdad que mis seguidores conmigo tienen una sensibilidad muy grande y me conocen un poco. Saben cuándo estoy más flojita de energía, saben cuándo estoy más bien, me escriben “hostia se te ve mejor”. Si que llegan a darse cuenta de esos estados de ánimo. Pero al final ... Siempre se va a ver lo que yo quiera así que hay que tener un poco de cabeza.

P – Totalmente de acuerdo, y me parece super importante compartir este mensaje.

Comentaste que no tienes unas referencias de rap español clásicas, al uso. Hablamos de la generación de oro del rap español entiendo.

Dijiste que empezaste escuchando a generaciones más recientes, de hecho, mencionaste a Natos y Waor concretamente. Esto me llamó la atención porque pertenecen a una generación que ya en su momento rompió esquemas ¿No? Musicalmente hablando, el esquema del boom bap, de lo que puede o no ser rap.

A ti te noto una libertad musical mayor que en generaciones anteriores. Por poner ejemplos exagerados, Caballos Dopaos, que tiene un sonido puramente electrónico. ¿Puede que haya influido en este sonido el que tu tengas estas referencias y no otras anteriores?

Anier – Creo que sí. Yo ya me siento que tengo a gente que empezó después que yo y que está siendo muchísimo más libre y está experimentando muchísimo más. Simplemente la gente que empezó ya dándole al trap, y que hizo cosas más traperas, o de los mil millones de subgéneros que han salido.

Toda esa gente la veo mucho más modernizada que yo, porque yo he arrancado desde el rap rap.

Si que es verdad lo que comentas de que igual pillar esta generación en lugar de las anteriores me ha quitado un poco de lo que tú dices de “Esto es rap, esto no”. Me ha acompañado una época en la que cada vez hemos sido más libres y se ha probado más, pero creo que sí que ha influido.

Si que he escuchado mucho rap rap, como Dual Tod, raperos locales también que hacían cosas muy oscuras, pero ... No sé tío no lo tengo claro.

A la vez que Natos y Waor, pues estaba Recycled que estaba haciendo cosas muy diferentes y se le consideraba rapero todavía. He visto un montón de artistas que hacen lo que les da la gana. Natos y Waor siempre han representado que hacen lo que les da la gana.

Creo que sí que igual ha influido lo que me has dicho, creo que es verdad, pero no me había parado a pensarlo.

De hecho, en el disco nuevo, igual hay seis canciones que son rap totalmente en cuanto a musicalidad, pero las otras seis son de un rollo totalmente diferente. Si que yo rapeo encima, pero musicalmente no son de boom bap.

No tengo ningún prejuicio a la hora de experimentar eso es cierto.

P – Yo creo que es algo muy guay, y es algo que marca el panorama hoy en día, la variedad. A la vez hay artistas que siguen haciendo el boom bap clásico.

Anier – Si, siempre los habrá.

P – Si, es que tienen que coexistir, eso es lo bonito. Pero es lo que dices tú, ahora hay una libertad creativa, y de fusión y romper fronteras, que enriquece mucho el panorama y es lo suyo. Que la gente no se coarte artísticamente.

Anier – Si, si, vaya yo no voy a parar de hacerlo.

P – Como debe ser, vaya eso espero (Risas) Si no vaya mierda (Risas).

Ya por último antes de pasar a hablar sobre el disco en sí, tengo una pregunta friki, de curiosidad personal.

Hablas mogollón en temas y en entrevistas sobre buscar la verdad, de combatir la mentira, etc ... Y me gustaría profundizar en eso ¿A qué te refieres con esto al hacerle referencia tantas veces?

Anier – Igual lo digo en varios contextos, no sé por cual me estás preguntando concretamente, pero soy una persona que no le gusta la mentira, me hace mucho daño de verdad. Me molesta mucho.

Cuando la gente de mi alrededor miente, aunque sea a pequeña escala, me pone muy nerviosa. No lo comprendo. No lo comprendo porque soy de buscar las mil y una que haya que hacer para no tener que mentir. No me mola.

No sé ni de donde me viene, pero le tengo mucho rencor. Y a todo esto se le relaciona la desconfianza, el miedo a que te hagan daño ... Igual es por experiencias personales, no lo sé.

Aparte soy muy escéptica con todo, siempre estoy buscando mil posibilidades, hipotetizando, no me acabo de creer nada del todo, y no tengo límites a la hora de pensar “Y si más, más, más ...”. Creo que a eso es a lo que se refiere más tu pregunta, cuando me dices porque lo menciono en muchos temas.

Es sobre eso, estar siempre buscando por si hay algo que no entiendo, que no conozco y no me está dejando ver todo lo que podría ver.

P – Es cierto que no me planteé que podía tener varias acepciones o referirse a más de una cosa la verdad. Como era algo tan reiterado, me interesaba mucho profundizar por eso, porque veía la repetición y me gusta el concepto.

Anier – A nivel espiritual, emocional y de crecimiento personal es a lo que más me refiero cuando hablo de esto, por frases de canciones.

Pero no sé es eso ... esa ansia de que siempre falta algo y buscar cual es la verdad, porque nunca tengo la certeza de que algo sea como yo creo. Es puro escepticismo.

P – Que guapo. Además, es que tu música es muy transparente, transmite muy abiertamente, así que tiene todo el sentido del mundo.

Ya habiendo pasado el momento friki (Risas). Alas de Metal. He visto que has dicho que es el primer trabajo que has disfrutado a fondo, plenamente. También es tu primer álbum como tal porque antes trabajabas más en formato single.

Quería hablar contigo de cómo ha sido esta experiencia, y que es lo que ha influido en que lo hayas podido disfrutar plenamente.

Anier – Volviendo a las preguntas que me hacías sobre la industria, yo sola analizándome me jode en el alma, que he sido una artista que ha tenido una suerte y una oportunidad muy grandes. Porque funcioné muy bien, y se me apoyó muchísimo desde el principio. Pero a la vez lo he pasado muy mal.

Yo estoy empezando a disfrutar los conciertos de verdad ahora, con 24 años, habiendo empezado con 18. He pasado giras y giras vomitando, con miedos, con ansiedades, con fobia en el escenario.

Que si, que soy un animal y salgo y desgarro, lo he hecho siempre, pero no he disfrutado. Y todo eso, fuera del escenario me ha pasado a nivel musical también.

Lo que te decía antes, empecé tirando en piloto automático, pero a la que tuve que empezar a pensar enserio, me bloqueé mucho. Tuve problemas con la gente con la que trabajaba en la industria y eso hizo que cruzase totalmente la música.

El problema este típico de convertir lo que amas en un trabajo, y pasar a odiarlo, es real. Te j*** la vida. Trabajaba con mucha presión y he estado muy j*****. Por eso he estado casi dos años sin subir música.

Parece increíble que esté aun aquí porque ahora un artista está sin sacar contenido dos años y desaparece. Fácilmente. He tenido la suerte de que mi público sigue ahí y han acogido muy bien este trabajo.

Después de pasar un montón de tiempo sin sacar música, cuando parecía que me iba a levantar llegó la pandemia. Y me volvió a tirar para abajo. Justo cuando las cosas empezaban a ir otra vez bien. Me dio una hostia económicamente y en la cabeza.

Cuando pasó poco a poco empecé a mejorar y ahí fue cuando empezamos a trabajar en el disco.

Ahora estoy bien porque he pegado un cambio personal y anímicamente. Alas de Metal para mi es un cambio personal y musicalmente, y se nota en las letras. Y se nota personalmente, si no, no estaría haciendo esta entrevista, por ejemplo.

He disfrutado, me ha dado una ilusión que necesitaba, me recuperé de todo lo que sufrí en la música y he empezado a pasármelo bien. Me he quitado la presión, el miedo al público, al qué dirán, he pillado mucha seguridad porque he visto lo que hay por ahí y he dicho “Tío, yo sé lo que hago y lo que hago mola”.

Me he quitado de todo, y ahora disfruto. Igual me faltaba edad, experiencia ... sanar cosas de mi vida personal. Pero ahora que lo tengo he empezado a disfrutar de verdad y estoy muy orgullosa del disco, es lo mejor que podía haber hecho.

P – Me alegro un montón.

Ya me lo has dicho tú, pero te iba a preguntar sobre ello, porque he notado que hay un contenido con mucha más autoestima.

Esto quizás es una percepción mía, pero en el tono general del disco hay más seguridad, un mensaje mucho más firme. Sigue habiendo esos temas más introspectivos, pero el tono ha cambiado.

Y el disco está guapísimo ya que estamos hablando de ello. Es como muy firme, como de: Aquí estamos.

Anier – Si, y ahí iba yo también. He pasado de un tono más dubitativo, de letras con muchas dudas, mucho dolor, mucha incomprensión a que en este disco eso se convierte en esperanza, en seguridad, cambiar la rabia por ganas y trabajo.

En revertir un poco las emociones negativas a ver si las cosas mejoraban. Y me ha funcionado un poco.

Y es verdad que hay temas que siguen siendo lo que dices, más introspectivos, pero porque han sido parte del proceso.

Si ahora me pusiese a escribir, las letras reflejarían mi estado ahora, y en este disco hay temas que vienen de hace año, año y pico. Entonces he pasado por mil movidas, y aunque hoy en día estoy mejor, sigo pasando por días en los que me levanto y lloro y estoy enfadada porque forma parte de mí y no lo tengo todo aprendido.

Es verdad que hay temas que siguen teniendo ese tono. Pero sí que yo misma escuchándolo me he dado cuenta de decir: hostia, en estos temas se ve las ganas que tengo de llegar al estado de ánimo de Dime que es la vida o de Poder volar, que son temas mucho más positivos.

Veo las letras y veo que tenía ganas de cambiar, de conseguir esto. Aquí digo que mañana quiero hacer tal, y hoy lo estoy haciendo.

Yo misma me leo en el disco y me enorgullezco en este sentido.

Anier por Martina Torrent
Anier por Martina Torrent

P – Esta muy guay que me comentes esto, porque estaba pensando en el disco y todo esto le aporta un concepto más. Una capa más. Al final es como que hay un viaje, una evolución, representados en el disco, y eso mola mucho. Esta genial.

Anier – Si, y ha ido saliendo.

A nivel artístico ha sido muy creativo, porque me ha ido saliendo, me he ido leyendo a mí misma y analizándome, y me ha salido de esta forma. He disfrutado mucho.

Por eso digo que ahora estoy disfrutando de la música de verdad. Porque no estoy escribiendo un tema por escribirlo, porque me lo pidan, o para ir a cantarlo a un festival. Lo he escrito porque me ha salido.

P – Y entiendo que ha ayudado a este proceso el que las colaboraciones que hay en el disco, como Shaolin Monkey o Dirty Porko, son gente cercana a ti. Porque creo que sois bastante colegas.

Anier – Si, me pasa eso con las colaboraciones. Necesito un poco de vínculo personal, necesito conectar con la persona para poder trabajar con la gente.

Antes más que ahora. Antes me daba más ansiedad, ahora lo llevo algo mejor, pero sigo necesitando algo de vínculo con las personas.

Shaolin ha estado en el proceso entero de mi disco, apoyando más que nadie, es una persona a la que le tengo mucho cariño, es de aquí de Barna. Las colaboraciones las he disfrutado mucho también. De hecho, me hubiera gustado meter más, pero bueno ya habrá tiempo.

P – Claro, ya para el siguiente.

Anier – Claro, ahora ya no voy a parar (Risas).

P – Bueno y por ir cerrando, el disco ya está en la calle, ayer estuviste en Callao, en una firma de discos, me gustaría que me adelantases un poco que tenéis previsto para Alas de Metal.

Porque ahora estamos de vuelta con los conciertos a topísimo. Está siendo una locura. Imagino que lo moveréis a saco. No sé si tenéis algo planeado.

Anier – No, de momento vamos a disfrutarlo un tiempo, vamos a hacer los festivales de verano, todas las fechas que quedaron pendientes, etc.

Luego haremos una gira guapa con él, que será mi primera gira con un disco, tengo ganas, llevaba mucho, mucho tiempo con ganas de lanzar contenido nuevo en los directos. Tengo ganas de ver como lo recibe el público.

Y nada, vamos a darle vueltas, a disfrutarlo, saldrán algunos clips seguro. Me gustaría especialmente hacer algún vídeo de las colabos. Dejarme ver un poquito más, que he estado muy escondida (Risas).

P – Pues, me alegro un montón tía, me ha encantado todo lo que me has contado, me ha aportado mucho al disco. Voy a volver a ponérmelo que seguro que lo escucho de otra forma.

Y nada, mi enhorabuena porque es un discazo. Espero verte por ahí partiendo la pana.

Anier – ¡Muchas gracias!

Entrevista a Anier: "He pasado giras y giras vomitando, con miedo, ansiedad, con fobia...