jueves. 07.07.2022

FERNANDOCOSTA es uno de los artistas de primera línea del panorama actual. Con un disco que revolucionó a todos sus seguidores, el anuncio de su segundo trabajo puso en vilo a todo el público del rap español. 

Tuvimos la oportunidad de hablar con el y profundizar tanto en el sonido como en el contenido de Tirititando. Un disco que prometió una evolución de sonido brutal tras dos años de parón musical y que es posiblemente uno de los trabajos más esperados del año.

Hablamos con FERNANDOCOSTA sobre evolución musical, libertad de expresión, racismo y la presión de las expectativas en la música.

Portada de Tirititando.
Portada de Tirititando.

P – La verdad es que el disco es una pasada, me ha flipado muchísimo. Creo que es uno de los discos más esperados del año en el panorama del rap español.

En esto ha influido también que llevabas un tiempo sin dar señales de vida, hasta que has vuelto con los adelantos de Tirititando. Hasta entonces no habías soltado prenda. Quería preguntarte por este parón, y a que se ha debido.

Sobre todo, en un momento en que los artistas están obligados a estar constantemente dando señales de vida a través de las redes y sacando nuevo material ¿Por qué has decidido arriesgarte haciendo este parón?

FERNANDOCOSTA – El parón empezó en un primer momento con el tema de la cuarentena.

Soy una persona que absorbe mucho las energías, y absorbí toda la mala energía que había en el momento entre la pandemia, la falta de conciertos, estar lejos de los productores, no tenía estudio en casa ...Pero aparte de la falta de medios también era la falta de ánimo, de motivación. Eso fue en un primer momento el motivo del parón.

Y más adelante cuando empecé a retomarlo todo y a darle caña al disco creo que fue más una decisión de todos, de mi equipo de trabajo y mía, el no enseñar ninguna baza de lo que teníamos. Intentar que, aunque los seguidores caigan o bajen los oyentes mensuales con respecto a cuando estás sacando música, tener la fe y la certeza de que van a estar pendientes cuando saquemos el disco.

Llevábamos mucho tiempo anunciándolo, descartando temas, metiendo colabos, haciendo vídeos ... Es una cosa que en verdad es chunga, porque siempre tienes ganas de sacar lo que tienes guardado. Solo tu y la gente que está haciendo el disco sabe lo que tienes.

Ha sido un poco una mezcla. Entre pandemia, absorber la mala energía, etc. Que fue lo que me hizo que durante los primeros cinco meses de pandemia no escribí absolutamente nada.

Estaba muy de capa caída, mi abuela se había roto la cadera, estábamos cinco personas en un piso muy pequeño ... Había mucha crispación y no tenía un momento para escribir ni para estar un ratito relajado.

Cuando volví a Madrid fue cuando empecé a hacer el disco y a juntarme con Blasfem y Sceno en distintos sitios de España para empezar la fase creativa.

En resumen, eso, decisiones de mi equipo de trabajo y un poco mías también.

P – Esto es lo que explicaste un poco en el making of del disco que has subido a tu canal de YouTube. Mencionas todo esto, que se sumó la presión de que sea el segundo disco y parece que tienes que mantenerte a la altura del primero.

Incluso comentabas que pasaste una pequeña depresión. Te quería preguntar por ello, porque mencionas al final del making of que estás muy orgulloso del resultado pero que sigues teniendo una sensación de vacío. Pero buena.

Me gustaría saber a qué te refieres con esto, porque al final tu público asume que estás en una etapa c*******, pero tu mencionas que sientes un vacío. ¿Me lo podrías desarrollar un poco?

FERNANDOCOSTA – Al final la gente se cree que los “artistas” (porque a mí no me gusta llamarme artista a mi mismo, me considero que soy un chaval que hace música, rapea y intenta pasárselo lo mejor que puede) siempre tienen que estar bien.

Que por que todo el mundo les siga, vaya a sus conciertos, se tatúe sus frases o compre su merchan pues ya tienen que estar bien. Y lo que intento reflejar es que soy un chaval normal, como cualquiera de los que me escucha, que todos tenemos nuestras altas y bajas ...

Y que bueno al final la sensación de vacío siempre va conmigo. Yo siempre he sido un poco de buscar el problema. Para tener un poco más de ansiedad de lo que ya tengo. Al final es eso, una vez tienes el trabajo realizado siempre estás pensando en el futuro ¿Qué pasará? En el próximo proyecto, en si gustará, en si no ... Creo que uno nunca está completamente satisfecho de lo que ha hecho.

Por ejemplo, en el disco tengo canciones que, a mi gusto personal, no las pondría en el disco. Y ya está acabado, y preparado todo. Pero si por mi fuera pues nunca sacaría el disco porque estaría siempre cambiando cosas ... Siempre lo último que hago, para mi es lo que más me gusta y lo que más lleva guardado es lo que menos me va gustando, con el paso del tiempo.

Por eso digo lo de la sensación de vacío, porque a mi gusto personal nunca están acabados los trabajos del todo. Pero bueno, eso es el público el que tiene que decidir.

 

P – Entiendo. Es una reflexión muy buena, y me parece genial poder compartirla en la entrevista. Porque al final es lo de siempre, el público tiene ideas sobre los artistas que no se corresponden con la realidad.

En el adelanto de Oye mismamente, la gente en los comentarios ya te pone ese tipo de frases de: “Tus triunfos son míos, tus victorias son las mías” este tipo de cosas nacidas del desconocimiento de la cara B de la música.  

FERNANDOCOSTA – Claro, es que al final es eso. Nosotros hicimos el primer disco sin ninguna aspiración de nada y estábamos en Ibiza trabajando a la vez que lo hacíamos. Entonces todo esto de ahora para un chaval normal le viene grande.

A nadie le enseñan a gestionarlo y creo que eso es lo bonito de todo esto que nos está pasando. Que lo podemos compartir con los fans y lo que tú dices, los logros intentamos compartirlos con ellos para que las sientan como suyas.

Pero deberíamos hacer lo mismo con los malos momentos. Porque todo el mundo tiene que saber pasar malos momentos y sacar cosas buenas de ellos. No por estar mal eres peor o más infeliz. Quizá por un momento malo te vuelves mucho más fuerte, aprendes cosas de la vida, que quizá no habrías aprendido si no hubieses pasado por eso.

P – Totalmente de acuerdo.

Me quiero meter en el disco ya directamente a fondo, porque creo que tiene muchísimo que rascar y se me va a quedar corta la entrevista seguro.

Quería empezar hablando un poco del sonido. Desde los adelantos con Fumando Serio que tiene ese toque más R&B, hasta Hasta Cuando que tiene un tono más flamenco, luego en el disco si que hay temas que retoman el sonido más boom bap que tenías en Yipiyou ... Hay una gran variedad de sonidos y creo que hay una evolución de tu sonido personal.

No sé si estarías de acuerdo conmigo en que podríamos decir que de forma general el disco es mucho más musical, tiene menos boom bap, tiene estribillos entonados. Una musicalidad más rica.

FERNANDOCOSTA – Si totalmente. A ver, desde que me puse a hacer el disco, antes de empezarlo ya, a Blas que ha sido mi compañero de piso, de música, de vida y de todo, y aquí hace de DJ y productor, le dije que quería hacer una movida más musical, más abierta.

No para llegar a más público, porque esto nunca se sabe por dónde te va a salir el tiro, lo hice más para mi gusto personal. No me quería quedar simplemente en un abanico tan cerrado como es el rap oscuro, de estar siempre enfadado, hablar de los problemas que tengo desde un punto de vista de primera persona.

No sé, quería darle una vuelta, hacer música, juntarme con gente en el estudio que toque instrumentos orgánicos no hacerlo todo con el ordenador tirando de samples.

Intentar empaparme un poco de la gente de Jerez. El sobrino del Torta, el Moneo  me ha ayudado mucho a la hora de hacer entonaciones, de escribir, de coger arpegios ... Creo que es un disco que engloba mucha más gente de lo que lo hizo Yipiyou.

Al final es eso, el primer álbum lo hicimos en un cuarto de tres metros cuadrados, con un micro de cien euros con un calcetín encima para que no se mojara con los escupitajos (Risas).

Y ahora tampoco es que lo hayamos hecho de una forma mucho más profesional, porque al final hemos cogido el coche de alquiler, nos hemos ido a la guardería abandonada que tiene un amigo mío y hemos hecho ahí el set en una habitación, después bajamos a Málaga a casa de un amigo de Foyone que tiene un cortijo ahí en medio del campo y metimos todos los cacharros en la buhardilla de arriba.

Fuimos haciendo varios camps para no estar siempre en el mismo sitio e inspirarnos un poco del momento, de la época del año en la que estamos haciendo la canción, etc.

Entonces engloba a mucha más gente, y está mucho más enriquecido hablando de la música, no de las letras. Simplemente hablando de lo que va detrás de la voz creo que es mucho más complejo, logrado y más bonito desde mi punto de vista.

P – Quería empezar por aquí porque claro, yo escuché los adelantos cuando salieron, después pude acceder al disco para la entrevista, y me marcó mucho la intro. Esto es pregunta friki.

La intro me parece un resumen ¿No? De raíces, porque hablas mucho de las islas, de lo que te ha formado a tí. El sonido es mucho más clasicorro, duro, oscuro, etc.

Entonces cuando me puse el disco, me llevó a Yipiyou, a todos tus trabajos anteriores. Y de repente a partir de ahí el disco se vuelve mucho más musical. Muy rico. No sé si esto lo planteaste a propósito o si es una paranoia mía, pero a mí me ha dado una impresión muy guay en este sentido.

FERNANDOCOSTA – Si, el orden de salida de los singles está bastante pensado. Quiero decir, de todos los temas que tiene el disco, decidimos salir con Hasta Cuando porque creíamos que era una declaración de intenciones a todo el mundo que quisiera saber en qué tipo de flow me iban a ver en el disco.

Creo que es la canción que mejor resume todo, no es ni Bandolero ni Mala, pero tampoco es Dame una Luz ni Auxilio. Es como un punto medio de rap y cantar.

Después sacamos Fumando Serio, que es otra declaración de intenciones. Es decirle a la gente “Chicos, sabemos rapear pero también queremos cantar un poco”.

Tercero Oye, que era completamente necesario, con Dollar, para calentar el verano y para dejar tranquila a la gente. Porque es una de las canciones que más piden todo el rato “Una canción con Dollar, una canción con Dollar”. Por último ha salido Nana con Natos y Waor.

Pero el hecho de que fuese la intro un tema tan rapero, y tan “FERNANDOCOSTA antiguo” si quieres llamarlo, hablando de Ibiza, de la chulería, de que yo soy el real killer, no sé qué (Risas) creo que era para todos los que quisieran estar diciendo “El Fernando de antes molaba más” ... Pues pum. Na más que salga el disco, el primer tema, puro rap.

Los adelantos son “blanditos”, aunque Hasta Cuando es bastante crudo, pese a que la canción sea más amena o musical. Esto estaba pensado a posta.

Hemos intentado que el disco sea, no una de cal y otra de arena todo el rato, pero que vaya flotando el disco, que no sean picos.

 

P – Que fluctúe un poco entre ambos extremos.

Es que claro, a mí me ha pasado eso. Porque venía de escucharme los adelantos y me moló un montón la sensación porque es lo que dices tú, si la gente se rallaba porque había un cambio de sonido que esto es muy típico, siempre está el que dice lo de “Es que ya no es lo mismo”. Pues toma, para ti (Risas).

Está muy guay este detalle y creo que lo has conseguido muy bien.

Me gustaba lo que comentaste de Hasta Cuando, porque quería ya saltar al contenido del disco en sí. Algunas cosas me han sorprendido, porque creo que ha ganado mucho protagonismo la crítica y también es mucho más explícita.

Cuando se llega a Auxilio, ese mensaje es una burrada, hablando del tema de la libertad de expresión y de la situación que vivimos en España conforme a la acusación a varios raperos por el contenido de sus letras.

¿Tú ahora mismo te sientes cohibido a la hora de escribir por esta situación? Que hay gente que acaba en la cárcel por su música. ¿Cómo te afecta? Porque entiendo que te ha marcado hasta el punto de tener que representarlo en el disco.

FERNANDOCOSTA – Creo que fue de los primeros temas del disco. Realmente lo digo al empezar la canción, a mí me la suda todo. No tengo orgullo patriótico ni mucho menos. Me considero que soy español, pero sin más ¿Sabes? Somos los latinos de Europa, nos creemos europeos y nos gusta la siesta y trabajar poco.

En verdad no me siento cohibido, me puede dar miedo o respeto que carguen contra mí por mi forma de hablar. Pero también me dan miedo muchas otras cosas del día con las que tengo que lidiar.

Igual amigos y familiares que por cosas de la vida no llegan a fin de mes y tienen que hacer triquiñuelas, y se están jugando la libertad. No es plato de buen gusto para nadie.

Creo que aquí todo el mundo es consecuente de sus actos, que vivimos en un país con muy poca libertad de expresión por más que digan, no la veo por ningún lado. Y yo siempre lo he dicho: Las cosas cambian cuando algo estalla.

Aquí, los autónomos cada vez pagamos más y no salimos a la calle a manifestarnos y a reventar coches porque eso sí que es para liarla. Como sube la luz, que los autónomos pagamos más de la mitad de lo que ganamos, y yo por suerte no me puedo quejar, pero amigos míos que son autónomos viven una lucha constante del día a día. No tiene sentido.

Cada uno que haga su propia revolución, a mí me gustaría ir con mi bandera por el mundo, pero dado que la han convertido en un símbolo fascista ... Me da pena, que los argentinos, los mexicanos vayan con su bandera por el mundo sin problemas, y a mí me dé asco sacarla porque está relacionada con los p**** fachas de m***** y con la derecha.

P – Si está claro que hay una apropiación del símbolo.

FERNANDOCOSTA – Totalmente

P – De hecho, has tocado otro tema por el que te quería preguntar, porque dentro del panorama hay en muchos casos una exaltación del tráfico y consumo de drogas. A mí me llama la atención que tu cuando hablas de estas cosas representas muy bien la necesidad.

Que, en muchos casos, la gente se ve empujada a la ilegalidad. No es que la gente quiera estar jugándose la piel, pero en muchos casos dada la situación económica que vivimos, a la gente no le queda otra elección.

Y me parece muy interesante que este mensaje tenga cabida en tu música.

FERNANDOCOSTA – Es que claro, es lo que te decía, no es plato de buen gusto para nadie vivir con un estrés constante y estar todo el rato pendiente de todas las cosas que hemos comentado. Cuando estás dentro de ese mundillo de verdad te das cuenta de que no es tan divertido, y que lo último que vas a hacer es decirlo en las canciones. Creo que eso se puede ver de lejos.

Pero igual que acuden a ese mundo, creo que más de uno sale más espabilado de lo que entra. Quiero decir, el hecho de estar en ese mundillo de trapicheos te hace espabilar a la hora de negociar el día de mañana. Entiendes más de pasta.

Yo por ejemplo en Ibiza, hubo que hacer alguna cosilla por ahí. No porque me faltara ni mucho menos, sino porque quería permitirme mis lujillos.

Creo que eso después a la hora de cobrar por cantar, que las marcas te paguen y todo eso, ha hecho que no se me vaya la olla con la pasta y saber aprovecharla, dársela a la familia ... Todo eso que, si de pequeño no tienes una educación en casa o en la calle en torno al dinero, es muy fácil que se te vaya la olla cuando te pagan 3, 4, 5.000 euros por cantar una hora.

Creo que si de chavalín no has visto pasta y te la has buscado, es bastante fácil que empieces a derrochar pasta por ahí.

P – Además la forma de tratar este tema creo que le da a tu mensaje una perspectiva de doble moral muy interesante. En el sentido de que, ni todo es tan malo como parece a primera vista o como se vende, ni todo lo bueno es tan bueno.

Al final muchas cosas, como este tipo de movidas, son una consecuencia derivada de un contexto socioeconómico concreto. Creo que es un punto de vista llamativo dentro de un panorama en el que los mensajes suelen ser muy rotundos. Los músicos suelen estar muy seguros de su opinión.

Me parece muy guay que en tu música haya esa representación de esas luces y sombras que tenemos socialmente.

FERNANDOCOSTA – Claro. Cuando ves a un yonki por la calle muchas veces la gente reacciona con un “Joder, que asco da este” o “Debería buscarse un trabajo”. Pregúntate a lo mejor porque c*** ha llegado hasta ahí.

Hay mucha gente que lo hace por gusto y porque quiere, y hay otra gente que llega por un cúmulo de tantas cosas en la vida que nunca puedes saber porque la gente está haciendo cosas malas. Y la gente que va de buena muchas veces también tiene una cara B, oscura, que no quieren que vea nadie.

Yo tampoco tengo muchas veces la certeza de que sé lo que soy. Que sé que lo que pienso es lo cierto siempre. Nunca tengo esa certeza. De decir “Mira, mi mensaje es este”. Voy cambiando, con los meses, como cualquier persona. Maduras, obtienes información del mundo que te rodea. Y las opiniones también cambian.

Pero sí que tienes razón, no me gusta dar un único mensaje desde un único punto de vista.

P – Y normalizar que las opiniones cambian es también importante, porque es algo muy positivo. Que parece que a veces por cambiar de opinión estás traicionando algo, vendiendo algo, cuando es el proceso más normal y humano que hay.

FERNANDOCOSTA – Claro, yo he sido fan de muchos artistas que sus canciones de hace tres años contradicen cosas que dicen ahora. Pero en mi caso pasa lo mismo, no hay problema en eso.

P – Totalmente.

 

La última pregunta que te quería hacer sobre temáticas en el disco es que también creo que hay un mensaje antirracista. Sobre todo, con Oye.  Creo que es una buena representación en nuestra música de colectivos discriminados como los gitanos, o los magrebíes.

Y creo que es un debate bastante abierto hoy en día, especialmente después de que figuras como Morad hayan destacado por reivindicar la discriminación que sufren en nuestro país.

Tú te has implicado mucho también en este tema. ¿Qué te ha llevado a meterte en este mensaje? ¿Crees que tenemos un país con un serio problema de discriminación y racismo contra unos colectivos concretos? Marcados especialmente por su capacidad adquisitiva yo creo.

FERNANDOCOSTA – Si bueno, no creo que sea algo económico solo, hay muchos factores que influyen en este tema, pero yo ... Tío, mi madre es de Granada, mi abuela de Córdoba, soy moreno moreno moreno.

Me he criado toda la vida entre gitanos y moros en Granada. Soy uno más.

La cosa es, ¿Cómo no iba a decir todas estas cosas? Tampoco lo hago con la intención de cambiar el mundo, pero intento explicarles a los chavales que no hay diferencias. Yo creo que los chavales hoy en día lo tienen bastante claro.

La mayoría de gente. Creo que España cada vez es más multirracial, ya no hay vuelta atrás. En 2005, te puedo comprar que la gente se asombraba un poco porque te estaban invadiendo tu país querido. Bueno. Hay tanta gente que lo está pasando mal, y tanta gente que tiene que abandonar su país y meterse en un océano que no han visto en su vida ... Imagínate lo que están pasando en su país para hacer eso.

A más de uno le hace falta irse para Argelia y ver como se apuñalan con un destornillador enfrente tuya para aprender un poco de la vida.

Porque yo creo que la gente no sabe porque los chavales cruzan. La gente no tiene ni idea. Si vieran de verdad lo que hay allí lo entenderían un poco, o incluso irían allí a ayudar.

Los gitanos, lo mismo. Mira en Jerez es donde mejor integrados están los gitanos de España, donde más hay y mejor se integran en la sociedad.

No sé tío, es una cosa que siempre ha ido en mí ¿Sabes? Me he juntado siempre con ellos, las gitanas se creen que soy gitano, los moros se creen que soy moro. Me siento que soy medio-medio.

Hacen falta más figuras como Morad que visibilicen todo esto y sobre todo que les metan en la cabeza a los chavales la idea que es de verdad. La real.

P – Estoy totalmente de acuerdo. Quería sacar este tema en concreto porque en los últimos meses hemos escrito bastante sobre Morad, sobre las declaraciones que hizo en su entrevista con Évole y yo comulgo mucho con su mensaje por que vivo en Cataluña y tu ves que tiene 100% razón.

Todo lo que dice en cuanto a la situación del colectivo magrebí, en Barcelona es 100% real. Pero luego ves que la respuesta de la gente no está visualizando eso. Por esto quería sacar el tema, ya que con el aún no he tenido la oportunidad de hablar (Risas).

FERNANDOCOSTA – Totalmente.

P – Por eso quería desarrollar este tema, porque creo que hay una mejora, pero queda mucho trabajo y está guay que referentes sociales como vosotros os metáis en este melón.

FERNANDOCOSTA – A ver lo de las noticias nunca va a cambiar. Hasta que los medios de comunicación no los lleven partidos políticos en lo alto de la pirámide. Al final, arriba de todo quien está es o un partido político u otro.

Jordi Évole, un maquina por sacar a Morad, por darle visibilidad y por dejarle narrar todos esos problemas que tu bien dices que son completamente reales en Cataluña, en toda España, y quién diga que no, es que está mirando hacia otro lado.

Pero claro, después la gente se rebota. Telecinco, Antena 3, La Primera, empiezan a poner titulares que no son, que no tocan, que no tienen por qué ponerlos. Pero al final es eso, son partidos políticos que son los que pagan las televisiones. Y al final son los que dicen los titulares que van.

Ellos no van a alabar un discurso antirracista porque lo que venden en sus campañas es totalmente lo contrario: Tenemos que proteger nuestro país, las leyes para los MENAS tienen que ser más fuertes, etc.

Al final, demasiada suerte hemos tenido de que una cadena de televisión grande ha cogido a una persona como Morad y le han entrevistado así, dejándole que hable, que haga su discurso. Me parece que hacen falta bastantes más programas así.

P – Totalmente de acuerdo.

Ya para ir cerrando, te quería hacer una última pregunta friki mía. Te quería preguntar, porque usas un montón de idiomas diferentes en las canciones.

En Fumando Serio, rapeas en italiano, pero a lo largo de toda tu carrera, tienes cachos en portugués, en francés ... Me gustaría saber que te lleva a experimentar con esto, porque me parece muy llamativo y porque imagino que tampoco es que hables todas esas lenguas. Igual estoy prejuiciandote yo (Risas).

FERNANDOCOSTA – Creo que me viene un poco de Ibiza. De estar siempre hablando con turistas.

Piensa que en Ibiza desde hace 3 o 4 décadas los ibicencos al final se van perdiendo. Los que viven allí son hijos de extranjeros que llegan a trabajar y se quedan.

Muchos amigos míos son medio italianos, medio franceses, medio alemanes ... De la discoteca también “¿Cuánto quieres, tal?” te vas quedando con un poco de italiano, de francés ... Y luego de escuchar música de otros sitios me da por experimentar un poquito.

Por ejemplo, cuando llevo mucho tiempo escuchando rap en italiano me quedo con unas cuantas palabras parecidas al catalán y las intento meter por ahí.

Yo creo que me viene de eso de la multiculturalidad que hay en Ibiza, de la mezcla de culturas, razas, de idiomas. Al final siempre estamos en contacto ahí, sobre todo el italiano y el francés, que además se parecen mucho al catalán. El italiano es que es casi idéntico.

A mí me gusta bastante meter anglicismos o ... ¿italianismos? No sé si se llaman así (Risas).

P – Yo tampoco la verdad (Risas).

FERNANDOCOSTA – Vaya, me gusta jugar. Me aburro menos (Risas).

 

P – Es que además de que el efecto es super guay, me acuerdo de que cuando escuché Narcolepsia, que cantas “Carallo, de Caracas a Medallo”, yo soy gallego y me acuerdo de escucharlo con unos colegas y decir: “H****, ¿Ha dicho carallo no? Que fuerte” (Risas).

FERNANDOCOSTA – En Brasil y Portugal se dice también ¿No?

P – Si porque hay una raíz lusista ahí. Están muy relacionados.

FERNANDOCOSTA – Yo voy mucho a Galicia, tengo muchos amigos allí. Grabo muchos videoclips en Muros y Santiago, y como voy y la gente de Muros habla todo el rato en gallego, al final me acabo enterando de todo, pero por fuerza (Risas).

Creo que estaba allí de concierto cuando escribí esa canción. A lo mejor estaba con alguien que dijo eso en ese momento y son cosas que se te quedan en el subconsciente.

No lo hago pensado nunca eh, diciendo “Va voy a decir algo en gallego para que a la gente de allí le enganche...” No, me sale. Igual era más por el portugués, ni siquiera era consciente de que se decía en Galicia.

Pero es gracioso porque cada vez que voy en esa parte todo el mundo se vuelve loco (Risas).

P – ¡Home! Con lo que nos gusta a nosotros algo de la tierra normal (Risas).

FERNANDOCOSTA – Es que lo hace más divertido.

P – Si hace todo más dinámico, y además tampoco es común.

Ya por cerrar, yo creo que está claro que hay mucha expectación por el disco y que va a ser uno de los eventos del año.

Te quería preguntar qué planes tenéis. Imagino que primero vendrán los festis a saco, porque este año está siendo una brutalidad. Pero me imagino que habrá una gira, y no sé si te planteas una gira por Latinoamérica.

FERNANDOCOSTA – Si, de hecho, he ido hace poco, y he grabado el vídeo de Ya No, grabé también un par de videos de canciones que tengo con gente de por allí, con Homer y C.R.O., y otra con Rompe, un chaval de allí que la está rompiendo ahora, valga la redundancia (Risas).

Y nada, habrá festivales a tope, tenemos 21 o 22 festivales este año, y ya cuando acaben, a tope con la gira. Empezaremos en otoño.

Después de recibimiento de Yipiyou y como prevemos que van a ir las cosas más o menos, hemos decidido que van a ser menos ciudades, pero recintos más grandes. Nos vamos a dejar ver por Madrid, Barcelona, Málaga, Bilbao, todos los sitios grandes.

No por dejar de lado a los pequeños si no por intentar agrupar. Porque la última vez que tocamos en Granada, fueron tres días seguidos en la misma sala.

Y para no hacerlo todo tan pesado, este año vamos a ir con una banda también: un batería, un guitarra... Va a ser todo mucho más musical ya que muchas canciones tienen percu y guitarra. Y vamos a versionar muchas canciones como a lo mejor Pa que lo Gocen, Chacho o Danger. Este verano vamos a currar mucho en el tema de los ensayos, para que el primer conci que demos con la banda sea potente, que no sea como un entreno.

Y nada, muchas ganas, mucha expectación y muchas ganas de sacar ya las entradas a ver cómo la gente lo recibe. Contando los días y intentando disfrutar del proceso que siempre es chungo. Esperando que todo salga bien la verdad.

P – Seguro que sí. Si es que está todo el mundo pendiente. Me parece una pasada que vayáis a meter instrumentos, eso puede ser brutal. No me lo esperaba.

FERNANDOCOSTA – Si si, vamos a hacer un cambio de imagen y va a ser mucho más profesional, aunque ganemos menos pasta y sea todo mucho más laborioso, creo que merece la pena porque la gente va a disfrutar mucho más de los conciertos.

P – Seguro. Pues nada, con esto yo ya estoy. Ha sido un verdadero placer, tenía muchas ganas de hablar contigo sobre el disco.

¡Mucha suerte y espero que vaya todo muy bien!

FERNANDOCOSTA – Muchas gracias a ti por tu amabilidad, espero que nos veamos pronto. Gracias.

Entrevista a FERNANDOCOSTA: "Creo que uno nunca está completamente satisfecho de lo que...
Comentarios