miércoles. 24.04.2024

Entrevista a Shoda Monkas: "Que Nathy Peluso, Morad o Quevedo, estén en alza me ayuda a mí, a Hoke, Ébano, a Peke y Ergo, ayuda a todos. Da igual el género que hagas."

Entrevistamos a Shoda Monkas, uno de los artistas más polifacéticos y originales del panorama actual, para profundizar un poco más en su nuevo disco Mum She Loves Me. 

Shoda Monkas es un artista que resuena con fuerza en nuestro panorama. Un artista que llevado por su inquietud ha alcanzado una calidad y originalidad en el sonido difícilmente igualable por el resto del panorama. 

Hemos pasado un rato increíble con el, hablando su nuevo disco Mum She Loves Me, y sobre el reciente single que ha lanzado, Vamos a Joder. Se nos ha revelado como un artista meticuloso, que busca pulir hasta el más mínimo detalle de su música y todo aquello que le rodea, que medita mucho sobre sus decisiones en la música y los derroteros que quiere que tome esta. 

Hablamos con Shoda Monkas sobre calidad en la música, canalizar y exteriorizar a través de ella, y sobre como gestiona su carrera.

P – Nos gustaría empezar hablando de la parte musical de tu trabajo.

Nos vamos a centrar un poco en Mum She Loves me, que nos llamó la atención porque las bases son una mezcla de varios géneros. Hay un picadito de rap, electrónica, reggaetón ... Nos gustaría saber de dónde ha salido este combo de géneros.

Shoda – Principalmente sale un poco de la inquietud artística. Aparte de juntarme con Shack Rose, con Oddliquor, con el resto del equipo ... Tengo 29 años y llevo rapeando desde que era un chiquillo. Con 13 años. Ha llegado un punto en el que no quiero más de lo mismo.

Me apetece mucho experimentar y me da igual que funcione o no. Creo que el público que me escucha y respeta lo que hago, se está empezando a pillar de que hagamos lo que nos salga de los c*****, y lo disfrutan.

Por un lado, he sentido mucha presión a la hora de hacer el disco, porque en ese sentido soy muy vieja escuela (me gustan los conceptos, elaborar el trabajo, que si sacas un disco sea por algo) pero por otro lado me he sentido bastante libre a la hora de tratar con los géneros con los que me apetecía jugar.

No ha tenido nada que ver con “Venga vamos a probar esta tecla, a ver si funciona”. No. Ha sido más “Ya tenemos barras en el disco, no me apetece hacer más. Vamos a probar con algo más electrónico”.

Al fin y al cabo, creo que los diferentes géneros que hay en el disco están bien ejecutados. No es intrusismo, no nos hemos metido en una movida en la que no tuviésemos ni idea. Lo hemos cuidado bastante para eso.

Me ayuda bastante estar con Shack y los demás en el estudio. Que me hagan abrir un poco la mente y me ayudan también a demostrarme a mí mismo que soy capaz.

P – También has usado bastante modulación de voz, generando diferentes efectos a lo largo del trabajo. Me ha gustado porque lo usas puntualmente y con mucha variedad.

Esto al final es un debate clásico dentro del rap, si este tipo de herramientas son lícitas en la música. Muchos opinan que es una nueva democratización de la música y muchos otros están en contra.

La verdad nos gustaría saber tu opinión al respecto, especialmente porque muchas veces este debate es un poco fútil.

Shoda – Como os dije antes, hay muchas cosas en las que considero que pienso mucho como la vieja escuela. Pero tengo clara una cosa: La música evoluciona.

Esto es un arte, y un debate de simplemente Autotune sí, o Autotune no ... Es algo que hace un tiempo yo lo pensaba, y lo he puesto en Twitter, “Usas Autotune” o “Sacas bailarines en tus conciertos, eso no es de ser rapero”.

Los tiempos han cambiado, nuestras cabezas también, la música no tiene nada que ver con la de antes, ni la forma de lanzarla o consumirla.

El Autotune es una herramienta más, yo a día de hoy lo llevo a los directos, lo uso en el estudio, cuando tiro barras lo uso porque es un plug in que ensalza la voz ... Es una herramienta que sirve para muchísimas cosas.

Utilizarlo en mayor o en menor medida ... A mí me gusta que se mantenga mi voz y que esté todo ahí, lo uso para harmonizar ciertas cosas. No quita para que en muchas voces principales siga estando porque es una herramienta que te ayuda a que todo suene en su sitio.

A mí me parece bien que el rap en general esté entrando en estas cosas. Me parece super necesario. Es algo que en USA se lleva usando desde hace mucho tiempo y a la vista está que tenemos muchísimo que aprender tanto de ellos como de Latinoamérica.

Creo que es algo natural ¿Sabes? Es como si me preguntas ahora “¿Qué opinas de las redes sociales?”, pues por un lado son una mierda, con la viralización, la cancelación de artistas, etc. Pero es que está al orden del día, la gente se comunica a través de ello.

Pues esto es igual. El Autotune ha evolucionado de tal forma, que a día de hoy es lo más normal del mundo.

P – Es curioso porque nosotros estamos también en los treintas, empezamos jóvenes en el Hip-Hop y, yo personalmente, rajaba muchísimo del Autotune hace unos años. No me gustaba nada. Pero sí. Hay que cambiar la mentalidad.

También es verdad que sigue siendo una herramienta relativamente nueva, y aun así ya no se usa ahora como se usaba hace apenas un par de años.

Y gracias a que hubo gente que se atrevió a utilizarlo, ahora mismo se usa de una forma mucho más técnica. Y eso ha ayudado a cerrarnos la boca a todos.

Shoda – Mientras tu sepas lo que estás haciendo ... Es igual de lícito y cada uno puede hacer lo que quiera, pero si tu metes Autotune porque no tienes ni idea de cantar y es lo único que sabes hacer ... Es tu movida, y yo lo respeto. Pero no lo hago.

Nosotros lo usamos como una herramienta que nos acompaña en cosas nuevas que estamos probando. Igual que tenemos temas como Bubblegunz que lleva Autotune, en mayor o menor medida, hay temas como No Molesten en los que es muy evidente.

Creo que se ha quedado muy para atrás el tema de cancelar un tipo de sonido. Porque ahora todo se engloba en el mismo sitio. La gente que está escuchando ahora a Kase O, también está escuchando al C Tangana de hoy, que hacía reggaetón y al de Agorazein. Todo se ha mezclado.

A eso iba con lo que paso en USA. Lo que pasó allí por suerte ahora pasa en España y el mainstream es el rap, es el R&B, el reggaetón ... Es una cosa que está bien que pase.

Igual que hay artistas dentro de la música urbana o como le quieras llamar (Risas) ... que Naty Pelusho, o que Morad, o Quevedo, estén en alza ahora me ayuda a mí, al Hoke, a Ébano, al Peke, al Ergo, ayuda a todos. Da igual el género que hagas.

Porque lo importante es que pasan cosas que antes no pasaban y si el Autotune está ahí pues de maravilla.

P – Totalmente de acuerdo tío. Me ha encantado como lo has plasmado.

Por continuar, queríamos hablar un poco de la dupla que habéis hecho Kaze y tú. Habéis colaborado recurrentemente en varias ocasiones a lo largo de estos últimos meses, y en este disco ocurre una vez más.

Todos los temas que hacéis tienen un sonido súper dinámico, muy llamativo, y muy original. Que rompe sonoramente con todo lo que encontramos en el resto del panorama.

¿Qué pasa con vosotros dos que cada vez que os juntáis la liais?

Shoda – Mira en el disco hay dos colabos, y los dos son hermanos míos. Una es la de Shack, que no hace falta ni hablar del (Risas) y la otra es Kaze.

Creo que somos dos artistas que nos complementamos bien porque los dos somos polifacéticos. Cuando nos hemos juntado en el estudio ha surgido la pregunta de “¿Por qué rollo tiramos?”.

Porque creo que hay distintos registros en los dos que se pueden conectar y que quede un tema homogéneo. En este caso queríamos hacer algo original, no queríamos hacer un Comete Mi Éxito dos, ni repetir la fórmula. Queríamos huir un poco de eso.

Nos fuimos a la parte más estricta, a rapear y ya está. Le dimos unas cuantas vueltas, pero sí que es verdad que fue la segunda instrumental que probamos.

Yo tenía en la cabeza hacer algo más rollo R&B, con una cadencia, unos 80-85 bpm’s, y tanto Oddliquor como Shack empezaron a decirnos que no. Que teníamos que hacer dos temas en uno. “Aquí vamos a hacer esto, porque esto tiene que sonar así”.

La segunda instrumental que suena en el tema llevaba hecha como dos años, y la otra se creó a partir de esa. Para que sonase todo homogéneo.

Entre Kaze y yo creo que hay mucho feeling personal, y cuando hay cariño tío, cuando estás a gusto, creo que se nota en el estudio. Y de ahí el resultado de Cómete mi Éxito o el Botín. Que yo me quedo con el Botín (Risas).

P – Buah pero es que Cómete mi Éxito es una canción para reproducir una y otra vez, está brutal.

Shoda – Ya ya, yo lo entiendo, que es un tema mucho más digerible para la peña.

Pero cuando teníamos el Botín y aún no había salido, para mí era como el que tiene un Ferrari aparcado ¿Sabes? (Risas). Creo que el sonido es super limpio, tiene barras que son muy directas ... es todo como muy clean.

El Cómete Mi Éxito es mucho más barullo, muchas más historias, un montón de cambios y vainas, pero aquí es muy limpio, una voz, no hay casi refuerzos ... Son dos temas completamente distintos, y no me lo habéis preguntado, pero yo me quedo con el Botín (Risas).

También porque es el más nuevo, puede ser eso.

P – Claro es que tu del otro estarás ya un poco harto ¿No?

Shoda – La verdad es que sí. Se ha viralizado bastante y me pasa un poco lo mismo que con Salud, que digo “Madre mía” (Risas).

P – Es como ponerte un tema de despertador, que al final lo acabas odiando.

Shoda – Y a día de hoy todo el mundo sigue con Cómete Mi Éxito, Salud ... Y de p*** madre, ósea, genial.

Pero me jode mucho porque tengo una carrera bastante larga como artista, y al final que te conozcan por x tema, y que te digan “Oye me gusta tu canción” ... ¿Cómo que mi canción? (Risas).

Llevo un montón lanzando música, tengo dos álbumes, una mixtape, más cosas detrás ...

P – Esto que acabas de decir creo que le frustra al 80% de los artistas. Cuando se les viraliza una canción y lo conocen por algo, pero no profundizan en el resto del trabajo que desarrollan durante años.

Shoda – Imagínate lo que le ha pasado a Quevedo con la sesión de Biza, que le va a acompañar de por vida.

 Es una movida, a mí me ha pasado, temas que haces con un montón de cariño, que tienes un montón de ganas de sacarlos, y la propia viralización, las redes, internet, etc, hacen que tú mismo estés hasta los c****** de tu propio tema al mes y medio de lanzarlo.

Pero bueno, que esto es parte del curro, tampoco me voy a quejar.

P – Totalmente. Yo espero que Quevedo, como tú dices siga desarrollando su música, porque lo del Quédate, está siendo una movida.

Shoda – Yo creo que es un artista que lleva poco tiempo en la industria musical pero que se va a adaptar de p*** madre. Es un tío que ahora mismo tiene un poder super importante, y que lo va a hacer guay.

P – Hablamos antes de tu propuesta como algo arriesgado. No es que tu disco suene un poco diferente, sino que también se aleja de las fórmulas estipuladas ahora mismo por la industria.

Nos hablaste antes un poco sobre tu planteamiento de sonido, pero ¿No considerasteis arriesgado hacer un disco con tanta variedad?

Shoda – Si, pero no. Por una parte, era “Madre mía no sé si esto va a funcionar”. Pero por otra me sentía tan bien haciendo eso ... y es lo que os he comentado al principio, yo creo que mi público al final lo ha comprendido.

Me he dado cuenta de que hay temas como Independiente que cuando salió la peña se me echó encima. A día de hoy si no la toco en los conciertos, me la cortan ¿Sabes?

A la gente le flipa, ha pasado en tres años, a que la gente le coja cariño y la entienda mejor. Es como el álbum anterior, el de Bad Feelings. Yo ahora no puedo dar un concierto sin dos o tres temas de ese trabajo.

Y cuando los canto, termino el concierto y me piden más temas de Bad Feelings.

Creo que mi música funciona mejor a largo plazo, cuando la gente termina de entenderla es cuando le coge gusto. De ahí que muchas veces no haya una viralización, en plan “Shoda Monkas saca nuevo disco” y pum. Es más, un trabajo de fondo.

La gente empezó a entender Bad Feelings cuando saque Super Sport. Y este lo entendieron al momento porque era una propuesta estética, no era lo que hice en el primero que era un disco mucho más denso, con más contenido.

Y yo creo que con el Mum She Loves Me, hemos conseguido encontrar el punto medio. De decir, “vale aquí vacilo, aquí me siento más humano...”.

No sé, yo prefiero que la gente dentro de cuatro o cinco años lo escuche y siga descubriendo cosas. Igual que mucha gente lo descarta por lo que tú dices, que es un proyecto arriesgado.

Pero bueno, yo disfruto más haciéndolo así tío. Me da igual que salga como salga, al final el que entiende, entiende, y al que le gusta, le gusta. Da igual el género que hagas.

P – Pues esto nos encaja perfectamente con la siguiente pregunta que te quería hacer.

Justo antes de que te conectases, estábamos hablando sobre el dilema de todos los viernes: Final de semana y hay un montón de temas nuevos. Pero un montón, es una locura.

Una consecuencia del fast food musical y de que los artistas se vean presionados para que haya temas nuevos constantemente.

Nos llamó la atención cuando preparaba la entrevista, un comentario que hiciste en una anterior en la que decías que creías que había un exceso de información en el panorama. Y que, como cualquier exceso, no era bueno.

¿Crees que el panorama actual necesita un filtrado?

Shoda – A ver, yo no soy nadie, no voy a cambiar el mundo. Pero yo lo hago. Hemos sacado el álbum de Mum She Loves Me, y me he pasado cinco meses sin sacar nada. Y me da igual.

También creo que hay que educar un poco al público. Porque al fin y al cabo cuando tú estás sacando música, tienes el miedo de “Si estoy dos meses callado, se van a olvidar de mi”.

Un ejemplo clarísimo es el de Hoke. Ha sabido hacerlo y se ha pasado casi un año sin sacar música. Ha sido sacar el disco y pum. ¿Por qué? Porque la gente tenía ganas. Si a ti te gusta el arroz con pollo, y estás comiéndolo todos los días pues acabarás hasta los c******.

Partiendo de que cualquier artista que esté en una posición más o menos buena, tiene que estar agradecido al púbico: Una cosa es estar agradecido y otra ir a merced de lo que ellos quieren. Porque, al fin y al cabo, es tu carrera, tú eres el artista y tú tienes que saber cómo hacer las cosas.

Yo saco un álbum y me toca la moral que al mes siguiente me digan “A ver cuando algo nuevo”.

P – Totalmente. Además, que hay trabajos que juegan con que los temas tienen una estética concreta y necesitan salir en conjunto, no cachito a cachito.

Y eso muchas veces la gente, no lo entiende, aunque tampoco lo tienen que entender porque no son artistas son los que consumen. Pero el problema es que claro, la industria quiere un tema nuevo en Spotify cada semana.

Shoda – Está claro que tal y como están las cosas, muy entre comillas, pero hay que “pasar por el aro”.

Yo estoy muy a favor de dejar tiempo para que las cosas respiren. Por ejemplo, sacas un álbum y pasan cuatro o cinco meses. Como si es un año. Te lo has ganado. Y también porque quiero que la gente respire ese disco, lo asuma y cuando estén preparados, le das lo siguiente.

También es verdad que pasado un tiempo es normal sacar un tema cada mes y medio, dos meses. Porque al fin y al cabo tienes que seguir alimentando tu carrera, que la gente no se olvide.

Una cosa es ser descuidado, que es a lo que no voy, y otra es sacar un tema cada semana. Yo valoro mucho mi trabajo, y valoro muchísimo el trabajo que le cuesta a todo el equipo hacer un tema. Y hacer clips, hacer temas, vale un dinero.

Entonces, creo que hay que dosificar un poco. Y eso sí que creo que es un trabajo de los artistas. Educar un poquito al público. Porque si no, no se valora nada.

P – Exacto. La gente muchas veces no ve el trabajo que hay detrás de cada tema, y tú puedes estar explotadísimo y la gente “Bueno es que, eso lo hace cualquiera, mira este que hace un tema cada semana”. Y no es así.

Shoda – Yo este tipo de pensamiento lo traigo de antes, y creo que es un poco vieja escuela. Porque mira Doble V, sacaban un disco cada cinco años. Pero cada disco era como “Madre mía, Violadores ha sacado disco”. Es una cosa que pasaba antes.

Yo ya os digo que saqué Bad Feelings, luego una mixtape, y cuatro años después he vuelto a sacar disco. Tengo esa mentalidad porque para el trabajo que conlleva, el dinero que conlleva hacerlo bien, los quebraderos de cabeza que me lleva hacer un álbum, porque soy muy puntilloso ... Eso hay que hacer que la gente lo valore.

Y la gente lo hace. Pero lo comparo siempre con una serie. El juego del calamar mismo. Todo el mundo está esperando la segunda temporada. ¿Cuánto vas a tardar en vértela cuando salga? ¿Un día? Te vas a pasar cuatro o cinco días hablando con tus colegas de la movida, y ya está.

Y el resumen de eso para la gente que ha trabajado ahí, los directores, etc, es “J***”. Ha pasado un mes, la gente ha flipado con esto, pero ya está. Hay que ir a algo nuevo. Y eso es culpa mía también, lo hago yo mismo.

P – Tienes toda la razón. Justo hoy hablábamos también de que Denzel Curry comentó en una entrevista que quería dejar de hacer videoclips porque era mucho trabajo para lo que le devolvía su público por ello. Que era un curro poco agradecido. Era más fácil subir el tema a Spotify y ya.

Si la gente está esperando un clip de cada tema del disco es que eso es imposible ...

Shoda – A ver, y más que Youtube es poco agradecido en el aspecto de que tu sacas un clip, la gente lo ve una vez, dos, tres a lo sumo y se olvida de Youtube. La gente consume Spotify a día de hoy.

Luego podemos hablar de la monetización de la plataforma que eso es otra historia. Pero el trabajo que conlleva hacer un clip, coordinar 15, 20, 30 personas para hacerlo y que luego la gente lo vea dos o tres veces ... Es para pensárselo.

Ahí sí que creo que los artistas pasamos por el aro, y muchas veces hacemos los clips porque hay que hacerlos.

P – No solo que la gente lo vaya a ver poco, es que ya está esperando que saques el siguiente.

Shoda – Claro.

P – Ese es el problema. Para el artista es realmente una p***** que todo sea tan rápido, porque no se valora la música como se debe.

Lo hablamos con Sho-Hai en la última entrevista. Ya no se generan himnos, canciones que dentro de 20 o 30 años vas a saber su letra porque es cultura popular ya. Hoy en día va tan rápido que es imposible.

Shoda – Por eso creo que hay que encontrar un equilibrio.

Por ejemplo (No sé si a vosotros os gustará) como yo lo veo, con la evolución que ha tenido en todos estos años, C. Tangana y concretamente el disco de El Madrileño, igual que El Mal Querer de Rosalía, sí que considero que son proyectos muy elaborados, con un concepto detrás, además muy estéticos, con sonidos muy digeribles ...

Y yo sí que creo que pueden ser álbumes que los escuches dentro de 15 años y te pase un poco como cuando escuchas ahora Estopa. Y eso era algo muy complicado.

Esto es mi opinión eh, pero cuando Tangana saco el álbum de El Madrileño, pensé “Esto llevaba sin pasar desde Estopa”. No sé, ya os digo es mi opinión personal.

P – No no, es totalmente asumible, y además creo que es muy probable que sea como tú dices.

Shoda – Eso no pasa con la mayoría de música porque es todo al momento. Porque internet es así, y nos hemos acostumbrado a funcionar así igual que a ir con el móvil por la calle. Sale algo, pum pam, te lo comes, lo hablas con tus colegas “Tío esto es la p****”. Y se acaba.

P – Es que Bad Bunny por ejemplo este año ha sacado 70 canciones. Sacó dos o tres discos y el último tiene 32 temas, el de El Último Verano sin ti. Claro, si lo piensas te da a dos temas por semana prácticamente.

Shoda – Buf ya ... Es que no sé tío ... Tu estate ahora de fiesta en una discoteca y dile al DJ que te ponga Cayó la Noche. El DJ te dirá “No no, eso ... Eso ya ha pasado”. Tío tiene cuatro meses.

P – Ya (Risas). Nosotros tardamos dos días en publicar una noticia y nos dicen que estamos desactualizados. Dos días.

Cuando hicimos la crítica del disco de Weekend, que es un disco con chicha, no un trabajo para va me lo escucho en cinco minutos escribo el artículo en diez, tal. Tardamos un día.

Y la gente en los comentarios “Parecéis Internet Explorer” (Risas). J*** tío que es una crítica de un disco, no es algo rápido de hacer (Risas).

Shoda – Y que sois personas, tenéis que procesar la información y ver como lo plasmáis (Risas).

P – Claro, pero es eso, el mundo es rápido ahora mismo.

Seguimos que nos liamos (Risas). Una cosa que nos ha llamado la atención, aunque justamente veníamos criticando esto, es la estética que vemos en los clips. Es muy personal.

¿Cómo es tu planteamiento creativo para crear un clip? Entiendo que buscas una estética que se adapte a cada caso.

Shoda – Cuando tengo claro que un tema va a salir, siempre me pilla en el estudio y siempre es con Shack. Le digo “Si hacemos esto tío, yo es que ya me estoy imaginando el videoclip” y el me salta “Pues esta manera, esto lo hacemos así y tal”.

Una vez acabamos el tema es hablar con el director, con quién veamos en ese momento, y plantearle nuestras ideas. En el caso del vídeo de Vamos a Joder, yo se lo pase a Samuel, el director, y él ya me dijo “Esto es España, castiza, 80as, tal” (Risas). Ya está, perfecto.

Pero siempre intentamos que la calidad de la imagen esté a la altura de la calidad de la música. Y yo considero que la calidad de nuestra música es muy alta. Y no lo hago yo, es Shack el que se encarga de eso.

O en este caso Toni Anzis, o Alex Ferrer, que se encarga del master muchas veces. El trabajo de estas personas yo lo valoro una barbaridad.

Entonces ¿Cómo no vas a hacer un clip que esté bien hecho? Que esté todo hilado, que tenga una estética buena, un buen trasfondo ...

P – Justo queríamos hablar de eso ahora. Lo comentaste cuando recapitulamos tus discos pero, ¿Crees que tu música es más estética a día de hoy?

Y engrosando un poco la pregunta, habías declarado que a día de hoy no te desahogas a través de tu música y que no quieres recrearte en pensamientos negativos con ella. Nos gustaría desarrollar un poco más esta afirmación contigo.

Shoda – Mira básicamente a mí la música antes me costaba una depresión. Yo pasé un par de años muy jodidos porque yo me sentía así, lo transmitía en las canciones y tenía esa sensación todo el rato conmigo.

Llegó un punto en que no disfrutaba, cuando escribía me desahogaba, pero luego cuando tenía las cosas superadas y estoy tranquilo, al año siguiente doy un concierto y tengo que sacar todo eso otra vez porque tengo que cantar esas canciones.

Entonces, en este disco está presente, pero está dosificado. Está Sin Luz, Ser Normal, God I’m Nude. El primero, el sexto y el último tema. Son como el esqueleto y la base principal del álbum. Entre medias vacilo, te hablo de mí y te digo lo que quieras.

Una cosa es mantener la esencia y otra recrearte en ese tipo de cosas. Ahora disfruto del proceso creativo de otra manera, me permito crear y no me limito a la situación por la que he pasado.

He aprendido a gestionar este tipo de situaciones y ya no necesito tenerlo presente en mi música para superarlo. Es distinto.

No es que use la música para tapar nada, pero eso ya lo hice en su momento cuando estaba con Monkas Crew y sacamos Oro Negro. Era todo el rato recrearme en eso, y llego un punto en el que me di cuenta de que eso no me estaba haciendo bien, y no quiero hacerlo.

P – J*** es una reflexión muy interesante. ¿Si no usas a día de hoy la música para desahogarte, que canalizas hoy a través de ella? O ¿Qué te gustaría llegar a canalizar? En este proceso entre comillas “evolutivo” que estás comentando.

Shoda – No es que no utilice la música para desahogarme, lo sigo haciendo. Pero creo que sé medir.

Y aunque esté haciendo un tema como No Molesten, me sigo desahogando solo que en vez de hablar de una situación por la que he pasado, estoy aliviándome de otra forma. Estoy haciendo algo que me gusta, que me hace desconectar de todo eso.

Entonces la música sigue sirviéndome para lo mismo, pero de una manera más sana.

P – Me parece muy interesante. Nos interesa mucho el tema de la salud mental en la música, lo hablamos muchas veces con los artistas y creemos que hay que tocarlo mucho más.

Pero tú perspectiva la verdad me parece muy interesante.

Shoda – Mira, como dato curioso, el último tema que hice para el disco fue el de Ser Normal. Pasé una etapa jodidísima cuando hice el tema.

Ese día lo tenía programado para hacer una colabo super potente. Y ese día llamé y dije: “No va a pasar esto, voy a hacer un tema que se llama Ser Normal”.

Eso paso a las cuatro de la tarde y a las ocho o nueve ya tenía el tema. Porque tenía la necesidad de soltar todo, pero en un solo tema en vez de pasarme un álbum entero quejándome, recreándome en toda esa mierda.

En ese aspecto, todo lo que me salió en todo el último año de vivir en Madrid, de pasta, de llevar al equipo bien, que todos cobren, que todos tal ... salió en ese momento y de esa forma. Es a lo que voy, creo que he conseguido dosificarme y no recrearme demasiado.

P – J***. Me parece brutal esta reflexión tío. De verdad.

Por último, queríamos hablar del planteamiento de tu último single Vamos A Joder.

Shoda – Mira creo que el tema retrata una situación en la que nos hemos visto todos.

Cuando quedas para hablar con tu ex y no llegáis a ningún tipo de acuerdo y acabáis como acabáis: “Mira de momento vamos a j***, nos vamos a arrepentir luego seguro pero bueno en algo seremos iguales”. Es como una solución que no soluciona nada.

El sonido es rollo R&B, que creo que es bastante pegadizo, el sonido que usa Toni Anzis creo que es muy limpito para ser la primera vez que nos metemos en un estudio. Ha quedado todo muy limpio.

Y a la hora del clip, nos hacía mucha gracia el plantear una historia de amor entre una gitana que vende melones y un chaval del pueblo.

Empezamos a darle vueltas, y todo está grabado en mi pueblo. Salen las calles donde se criaron mis yayos, los interiores es la casa en la que se criaron, nos lo curramos un montón, desmontamos la casa para hacerlo.

En general, era un poco lo que venimos hablando: Mantener esa esencia de música con cariño, que todo esté allí por algo. Quería que el clip cuando se lo pasase a mi familia (que estamos muy unidos y somos muchos) les hiciese ilusión.

Está grabado en la plaza del pueblo un día de mercadillo, y me acuerdo que se acercaban los vendedores a preguntar “Oye ¿Qué estáis haciendo?” y nosotros rollo “Tranquis solo estamos grabando no os vamos a quitar el curro” (Risas).

P – Ahora queremos Making of del clip (Risas).

Shoda – Si si pasaron cosas chulas.

También creo que con respecto a proyectos anteriores es un pasito para adelante. Un avance en calidad donde está ya todo ultra cuidado.

Hay algunos videos de Mum She Loves Me que la gente no se ha dado cuenta, pero yo sí, que hay pequeñas cagadillas, no está perfecto.

Pero este vídeo creo que ya es un trabajo muy profesional, con una idea original y con el que puedes ir a cualquier sitio. Y que realmente ya estamos empezando a respaldar como se merece la calidad de la música.

P – Para acabar, hemos visto que has estado con conciertos, muy activo. Ayer mismo sacabas el single. Nos gustaría para acabar dejar el hueco a la promosió. ¿Qué es lo siguiente que nos va a dar Shodamonkas?

Shoda – Ahora mismo tengo un montón de música, sobre todo a medias, ideas que empezamos y queremos ver por donde apetece tirar. Pero en lo que más centrado estoy es en los conciertos que vienen.

Vienen los más importantes del año, además de los festivales, que ha sido la primera vez en festis, conciertos más masivos y eso ha sido una experiencia nueva. Hoy, por ejemplo, (Aunque la entrevista cuando salga ya habrá pasado) toco en Murcia en la sala Rem, que me hace mucha ilusión porque la primera vez que toqué allí fue hace 8 o 9 años siendo telonero de Aldo de Los Aldeanos.

P – ¡H*****!

Shoda – Ahora hacerlo solo, con muy poquito para el Sold Out me hace un montón de ilusión. Luego vendrá Madrid, por fin sin COVID, igual que Zaragoza, Barcelona o Alicante. Sitios en los que por primera vez voy solo, y estoy muy enfocado en disfrutar de todas esas cosas.

Pero paralelamente estoy pensando mucho hacia donde quiero tirar con mi carrera artística, a nivel de sonido. Si quiero evolucionar, volver a lo de antes para luego cambiar ... Estoy muy enfocado en esto.

 

P – ¿Te puedo hacer una pregunta personal? ¿Te causa agobio el futuro?

Shoda – Si. Porque después de llevar tantos años haciendo música, mi primer concierto fue en 2008, ahora que voy llegando a los 30 quiero algo de estabilidad en mi vida personal.

Llega el show y igual no me apetece irme de fiesta porque tengo ganas de llegar a casa, descansar para meterte en el estudio ... Quieres cada vez afianzarlo todo más y tenerlo todo en su sitio. Me gusta tenerlo todo controlado en cierto modo.

Claro que me genera ansiedad. Tengo un calendario programado hasta diciembre de 2023. Con fechas de conciertos, con lanzamientos, absolutamente todo. Dos días estuve con mi manager haciéndolo. Que a mi manager se le fue la pinza y ya lo hizo hasta finales de 2024 (Risas).

Está todo programado, y claro ... Es ansiedad hasta ese punto de tener que programarlo así para que no se escape nada. Ósea que sí (Risas).

P – Bueno, esperamos que te vaya muy bien, salga todo rodao y que sigas con este pico que estás teniendo ahora. O más que c******.

Shoda – Ahí estamos, al final desde que empezó a sonar Bubblegunz yo ya dije “Vale, los golpes de suerte aceleran el proceso, las colabos también”. Pues nosotros solos vamos tranquilamente y esto sigue creciendo.

Ganes un seguidor o tres mil no pasa nada. Hemos alcanzado una cierta estabilidad en ese aspecto. No nos hacen falta ciertos apoyos para nosotros ir poquito a poquito. Mi carrera siempre ha sido muy progresiva, sin pegar un pelotazo, cosa que agradezco.

Nosotros seguimos currando, no damos puntada sin hilo, y seguir manteniendo ese cariño en la música. Ahora mismo hemos encontrado esa estabilidad de la que os hablo, y yo creo que lo difícil ya está hecho que es estar un poquito estable.

Ahora hay que mantenerlo y seguir tirando.

P – Genial tío, de verdad que muchísimas gracias por la conversación, ha sido fantástico, teníamos muchísimas ganas, esperamos que te vaya lo máximo de bien posible con todos tus proyectos.

Shoda – Y a vosotros también, de verdad que me ha gustado mucho la conversación, no ha sido una entrevista normal.

P – Si, ha faltado un ¿De dónde viene tu nombre? ¿Cuáles son tus influencias? (Risas).

Shoda – Totalmente (Risas).

P – Nos ha representado mucho tu forma de pensar. Estamos más o menos en la misma edad, pasando los mismos procesos y tenemos los mismos agobios. Así que nos ha encantado.

Shoda – No, pero me ha gustado mucho porque también ha dado lugar a hablar de cosas importantes y curiosidades y cosas chulas que no habían salido en otras ocasiones. Ha sido un placer.

P – El placer es nuestro, esperamos volver a verte pronto.

Entrevista a Shoda Monkas: "Que Nathy Peluso, Morad o Quevedo, estén en alza me ayuda a...
Comentarios