lunes. 05.12.2022

Entrevista a Sho-Hai: "Ahora mismo es difícil hacer un himno, una canción que perdure en el tiempo"

Hemos podido entrevistar a Sho-Hai, y es que este 2022 vuelve el Mago Beodo, el Rey de las Cantinas, con un nuevo disco, Polvo, que no ha dejado a nadie indiferente. 
Sho Hai, presenta su nuevo disco "Polvo"
Sho Hai, presenta su nuevo disco "Polvo"

Si hablamos de Sho-Hai, todos sabemos a quién nos referimos. El miembro de Violadores del Verso, uno de los grupos más emblemáticos de la historia del rap hispanohablante, ha vuelto como acostumbra cada lustro para traernos un nuevo trabajo titulado Polvo. Hemos tenido el honor, porque no hay otra manera de decirlo, de  entrevistarlo y profundizar en este trabajo. 

Hablamos con Sho-Hai sobre la industria musical, sobre salud mental, sobre la creación de sus temas y sobre birras. 

P – ¿Qué tal estás? Me imagino que contento con la acogida del disco.

Sho-Hai – Si tío, la verdad que feliz y contento a la par. Con el lío de la promo, preparando la gira, etc. Pero si, muy contento y con muchos nervios. Pero más contento que nervioso (Risas).

P – Para mí de los tres discos, este es mi favorito vaya.

Sho-Hai – De p*** m****. Me lo está diciendo mucha gente, que les está molando más este que los anteriores ... Yo qué sé, está guay (Risas). Muchas gracias.

P - Queríamos empezar con una pregunta que consideramos totalmente necesaria: ¿Qué estilo de birra es el favorito del Mago Beodo? (Risas). Nos come la curiosidad.

Sho-Hai – Claro últimamente, desde que me hicieron una cerveza unos colegas de Zaragoza y macho, estoy muy metido en el mundo de las IPAS. Bien amargas, bien lupuladas. Te bebes dos de esas y vaya ... Merienda-cena, ya te puedes ir a casa (Risas).

Te la puedes beber con cuchara del espesor que tiene eso.

P – Técnicamente la cerveza es pan líquido, así que cuenta como comida (Risas).

Sho-Hai – Claro co, eso no puede ser malo (Risas). También me gustan muchos otros estilos eh, las cervezas belgas, que son más dulces, de estas de abadía, me molan también mucho. Pero claro, tienen más graduación y esas ya ... tienen peligro.

P – (Risas) Bueno, vamos a hablar del disco, de Polvo. Comparándolo con los dos anteriores me ha llamado la atención que no haya ninguna canción con una base de metal como Infierno o Dando Brea.

Sho-Hai – Ya, la hemos sustituido por Toro Sentado que llevas sus guitarrillas.

P – Justo te iba a decir, que quizás era lo más parecido.

Sho-Hai – Si, esa parte de guitarreo la hemos cubierto con este tema. No deja de ser un loop, pero también metimos guitarras reales para completar la música.

Pero si, lo tenía en la cabeza que no habíamos hecho nada con banda, con Soziedad Alkoholica o con NdNo, pero bueno con esta ya vale. La pequeña dosis de heavy del rap está ahí.

P – Esto nos llevó a preguntarnos si veremos algún día un disco del heavy del rap, con banda de heavy.

Sho-Hai – A ver, sí. Lo llevo diciendo muchos años. Ya no sé si disco, o sí. Pero me gustaría versionar las canciones que tengo con guitarras y demás.

P – Eso podría ser impresionante.

Sho-Hai – Claro tío, siempre nos ha gustado mucho esa idea. Desde críos escuchando a los Beastie Boys y luego con Rage Against the Machine. Yo decía “¿Pero esto que es?”. Es que tiene mucha fuerza y mucha energía.

P - Y en los directos ... Es brutal.

Sho-Hai – Es que es eso. Yo las veces que he coincidido con Soziedad Alkoholica o con otros colegas, hostias, es que es una energía increíble lo de estar con una banda haciendo el burro.

También yo salgo con esta gente y son dos o tres canciones. Igual un concierto entero con una banda, a la canción cinco digo “chavales, venga chao”. Para un concierto así hay que dosificar mucho las fuerzas y entrenar mucho tío.

Pero no lo descarto, lo de montarme una banda. Pero para un futuro más lejano.

Además, claro, es una movida más bonita, más romántica, pero claro tienes que contar ya con más peña, la banda entera, y eso hace que sea más complicado.

Pero yo qué sé, de momento a defender el Polvo este y ya lo que sea ya vendrá tío (Risas).

P – Esperamos verlo pronto tío. Nos ha parecido también que este disco tenía un tono mucho más optimista que Doble Vida o La Última Función. Es algo muy latente y que se vé muy bien en temas como Terapia o en Luz Escondida, es un cambio de dirección destacable ¿Ha sido difícil este cambio de tono?

Sho-Hai – Si, hay mucha más luz en este disco que en los anteriores. El primero era ... una “caverna auditiva” co. Estaba muy triste en ese disco.

En este estaba muy triste también, por toda la mierda que me pasó por lo de mi hermano Rebel, imagínate. Justo después de eso estaba escribiendo todo esto, y podía haber hecho un disco más oscuro que el de Doble Vida.

Pero me dije “No, vamos a darle luz a todo esto”. Me conocía a mí mismo en una tesitura que no me mola nada, y me pregunté “¿Te vas a hundir aqui otra vez?”. Ya me ha pasado eso mil veces co. No, no.

Con ayuda de los más cercanos a tirar para arriba, y a poner de tu parte, porque si no esto obviamente no vale para nada.

Y macho si, a pesar de la época de m***** que nos tocó vivir a todos, a mí con ese aliciente, pues tiré para arriba. Luz Escondida explica un poco eso. Estar en el pozo, pero siempre hay una pequeña salida, un pequeño escalón para escapar.

Me afectó en la pandemia, me quedé afónico macho. De los nervios. Me afectó a la garganta y estaba rayadisimo por que no sabía que me pasaba. Fui a un otorrino y todo, me metió un tubo por la nariz y otro por la garganta, “Estás bien”. Eran todo nervios.

P – Psicosomático todo.

Sho-Hai – Totalmente. Hay gente que le salen úlceras o que se les cae el pelo. A mí me afectó a la garganta y estaba acojonado, porque para una cosa que hago medianamente bien, me voy a quedar como Joaquín Sabina (Risas).

Pero nada, se me pasó. Me junté con los hermanos y al día siguiente se me quitó todo. Magia.

P – ¿Te influyen mucho los sentimientos a la hora de escribir? Porque hoy en día no se ve en muchos artistas. Hay mucha más música “banal”.

Sho-Hai – Si claro. En este disco hay un poco de todo, también hay rapeadas en las que no digo nada, estoy metiendo cera como siempre. Pero si, siempre he sido muy patatón. A mí me afecta mucho todo. Soy un tío muy sensible. Aunque parezca un cavernícola (Risas).

Y para bien está guay porque me la gozo el triple que la media, pero para mal es todo lo contrario. Pero si, siempre me he guiado mucho por los sentimientos y yo creo que se ve, ya no solo en este disco, si no en todos.

P – Justo con esto queríamos destacar también esa dicotomía que hay dentro del disco, que tiene temas con esa positividad, pero también hay temas como Estúpido o Imperativo que son verdaderamente hardcore, con una crítica muy dura al panorama y a la sociedad.

¿Esto es en parte un desahogo para llegar a esa positividad?

Sho-Hai – No sé, me van saliendo eh. Algunas canciones sí que las tienes en mente antes, la mitad del disco sí que lo tenía medio planteado, pero el resto son cosas que van saliendo.

Xhelazz me pasó la instrumental de Imperativo y me dijo “Co, creo que esto te pega”. Pues claro que me pega, esto es para mí, pero forever. Claro, ahí ¿De qué vas a hablar? No puedes hablar de nada más. Con una espada y os mato a todos a golpe de mandoble (Risas).

P – Para mí Estúpido es el mi tema favorito del disco porque es punchline tras punchline. Es que me parece brutal.

Sho-Hai – Si es el tema un poco ... social del disco ¿No? Además, esa instrumental me la paso el Rumba en un paquete de cinco instrumentales y no me la esperaba. Fue “h***** macho, pero esto ¿Qué es?”.

Así como un poco electrónica ... Ultra burra. Y claro, con la época que estamos viviendo, había que meter cera. No solo al gobierno, de los que están, de los que estuvieron y de los que vengan, también quería darles a movidas que me han pasado ... con la policía, con quién sea co.

La verdad es que está guapa la canción.

P – Es que cera en el rap siempre hay que meter. Si no se vuelve pop (Risas).

Sho-Hai – Eso es así, ni más ni menos (Risas).

P – Hemos visto que en el disco hay varias colabos, pero siempre de gente cercana a ti, como las de Kase. La excepción sería el tema con Kaze.

Ahora mismo tenemos un panorama super rico, lleno de artistas jóvenes con mucho talento, así que nos llamó la atención ¿Por qué un planteamiento de colabos tan cerrado a la gente que tienes a tu alrededor?

Sho-Hai – Bueno en realidad no es un planteamiento tan cercano. A Kaze lo conocía, y al Fyahbwoy, pero no son gente tan cercana a mí.

Al Kaze lo ví ahí en esa instrumental de Terapia. Fue la primera cara que me vino. Es un tío que canta, que rapea, que hace lo que quiere. Y como la instrumental es muy melódica y yo rapeando la entonaba (yo no sé cantar, yo entono y me “entono”) (Risas) ... Pues pensé en él.

El gacho es más majo que el copón y accedió a echarse sus veinticuatro líneas. Muy contento con esa canción.

Y con el Fyahbwoy igual. Muy buen rollo, la instrumental de Acción Sánchez tenía esos tonos de reggae y lo vi a él. Y la verdad es que es una pasada, se ha lucido por todos los lados.

P – Si además él fue un pionero en España con su estilo. No se puede negar.

Sho-Hai – Si, sí. Y está en forma, no para. Está haciendo colaboraciones todo el rato.

Y Kase.O y los Violadores pues ... Los colegas. Los colegas son más baratos, además, no les tienes que pagar el venir a Zaragoza, ni el hotel ni nada, así que de p*** madre co (Risas).

P – Si, además tirar de los colegas lo hacemos todos (Risas).

Algo que nos parece super destacable, y lo hemos criticado muchas veces en la web es la dinámica que hay dentro del mercado musical del fast food. Que los artistas tienen que sacar un single prácticamente cada mes para mantenerse en la cresta de la ola.

Y en cambio nos vienes tu con un disco brutal cada cinco años y claro ... ¿Cómo se sobrevive yendo tan en contra de lo que la industria está pidiendo actualmente?

Sho-Hai – He de decir que he sucumbido un poco. Yo nunca había sacado tres singles antes de un disco. Incluso quería sacar cuatro, pero no ha dado tiempo por logística.

Siempre nos ha gustado el formato físico, aunque está en decadencia, lo que es el cd. De hecho, en la producción de este disco hemos hecho la mitad de cd’s. Lo que sí que hemos hecho es más vinilos, porque ahora tiene una demanda de la h*****.

Ya no en el rap, en la música en general. La gente ya los lanza, aunque no lancen cd. Es que es así. Y la gente se lo compra como el que se compra un cuadro. Y el que tiene plato, se lo pone en plan romántico. Lo saca, lo pone, pone la aguja, le da la vuelta ... Es muy romántico.

Todo es cíclico y todo vuelve. No sé dónde leí el otro día que eso, que la venta de los vinilos había subido una salvajada. De hecho, para hacer el vinilo nosotros vamos con cinco o seis meses de antelación porque hay una lista de espera enorme. Ha llegado una semana a tiempo menos mal.

Son los tiempos de ahora, lo de sacar singles, singles, vídeos y tal ... Parece que, si no acompañas la canción con un visual, no vale para nada, aunque sea un pedazo de canción.

A mí es que ponerme delante de una cámara me cuesta mucho macho. Que luego ves el resultado del vídeo y dices “Está chulo”. Pero de primeras lo de ponerte ahí a gesticular ... Puf.

P – Justo esta mañana leía una noticia de que Denzel Curry, un artista norteamericano, iba a parar de hacer videoclips porque le daba más trabajo hacerlos que lo que le devolvía el público a nivel de números en ellos. Así que no quería sacar más videos porque le frustraba.

Sho-Hai – Claro, es que estás currando para nada.

P – Nosotros hasta hace nada nos tirábamos de los pelos cada viernes, llega el final de la semana y salen veinticinco temas.

Sho-Hai – Me imagino que estar al quite de todo es una locura y vosotros como medio de información que tenéis que estar ahí a todo ... A mí se me pasan muchas cosas, pero claro vosotros tenéis que j****** (Risas).

P – Si, yo sigo diciendo que me gusta más el formato de antes, ese disco que te lo pones de arriba a abajo, te estás ahí tu hora, hora y media ... Es otro rollo.

Sho-Hai – También antes no había tantos grupos. Te lo disfrutabas más.

P – Claro, te lo quemabas más, y lo disfrutabas más. Antes escuchabas un disco más tiempo. Por eso se crearon los grandes iconos musicales. Hoy en día destaca una canción porque se hace viral, pero al año siguiente todo el mundo se ha olvidado de ella.

Sho-Hai – Si macho, ahora mismo es difícil hacer un himno, una canción que perdure en el tiempo. Pero bueno yo qué sé, si la gente quiere sacar vídeos y estar ahí todo el rato pues vale. Yo cada lustro ahí estaré chavales (Risas).

P – Bueno, tenemos una pregunta que es muy previsible. No nos mates por favor (Risas). Pero es que creo que es necesario hacerla. Nos has traído de vuelta a Doble V ... ¿Podemos esperar veros a los cuatro juntos de nuevo próximamente?

Sho-Hai – Pronto no co, si yo saco disco cada cinco años, y acabo de sacar uno, es imposible (Risas).

No sé tío ... Ha sido el reencuentro más bonito de los últimos tiempos. Ya teníamos muchas ganas. La gente tenía ganas, pero nosotros mismos ... de volvernos a juntar en el estudio y estar los cuatro pasando el día ... son sensaciones muy guapas.

El Rumba al control y el Kase, el Lírico y yo metiéndonos en la cabina a hacer coros a la vez como en los viejos tiempos ...

P – Es que ya solo ese cachito que se escucha al principio que debe ser de un directo ...

Sho-Hai – Si tío, eso es de canticos de peña de Argentina, del primer concierto que dimos allí. Que flipamos porque la peña hacía canticos de futbol, pero poniendo el nombre del grupo.

Ese recuerdo es una locura, yo me eché a llorar. Yo salgo de mi casa y la peña me recibe así ... Es un extracto de ese directo. No sé quién grabo eso, pero queda guapísimo, “¡Violadores!”, parece un campo de fútbol, la Bombonera.

P – Hombre es que todos recordamos esos conciertos con cariño, el último año que estuvisteis de gira yo os fui a ver tres veces.

Sho-Hai – J*** que guuapo co.

P – Y tenía 19 años ... (Risas).

Sho-Hai – A ver no sé, de momento alguna cancioncita hemos hecho nueva. Y ... no sé. No sé que pasará, lo que fluya. Yo ahora tengo aquí mandanga con lo mío.

Detrás de una cosa otra co.

P – Bueno yo creo que después de escuchar esta canción nosotros y todos los fans de Violadores del Verso estamos contentos.

Sho-Hai – De p*** madre. Yo creo que después de esta canción pues un poco de relax. Para calmar al oyente, tenemos para un año o así (Risas). Luego tocará sacar más.

P – Alejándonos un poco de la música, te queríamos preguntar también por un tema que hemos ido tocando ligeramente a lo largo de la entrevista, y del que hemos hablado mucho en la web. La salud mental de los artistas.

Creo que es un melón que cada vez se abre más, especialmente entre los artistas más jóvenes, pero nos llena de orgullo que también los old school os metáis a este jardín.

¿Qué te ha llevado a tratar este tema justo ahora? ¿Crees que hay una mayor aceptación entre los artistas con estas temáticas, especialmente en el mundo del rap?

Sho-Hai – A ver, a la hora de llevar lo del grupo es complicado, hay que tener los pies en la tierra y la cabeza bien amueblada. Lo nuestro fue muy escalonado, poco a poco, y lo vas llevando.

Además, nosotros somos unos tíos muy campechanos, muy llanos ... como el emérito (Risas), muy tranquilos, sabemos que no se te tiene que ir la flapa en ese aspecto.

Yo por problemas de la vida pues ... soy muy nervioso, tiendo a deprimirme y demás. Hay cosas que contar claro que sí. Yo he ido mucho al psicólogo y me vino genial, es algo que recomiendo a todo el mundo.

Hay gente que no tiene dinero para pagárselo, yo por suerte sí. Si dependes de la Seguridad Social, eso es una m*****, te mira cinco minutos y venga.

Si yo ya tenía dudas con el psicólogo al que pagaba, imagínate una persona que vaya a terapia y la vean en cinco minutos y venga, “el siguiente”. Como si estuvieses comprando pescado ...

Pero si es recomendable, ir de vez en cuando a un sitio a que te ordenen un poco la cabeza. Y pillarlo a tiempo para que no se desmadre, que eso es un bucle, un pozo en el que te puedes quedar hundido y no salir de ahí.

Yo siempre he sido un tío muy cerrado y tímido, no contaba nada. Y al final me estalló la cabeza y dije “H*****”. Me tienen que ayudar”. Ahora estoy medianamente bien, no estaré bien nunca, pero bueno ... (Risas).

P – Es que nos parece un tema muy importante, y siempre nos ha parecido que entre los artistas de rap era algo tabú.

Sho-Hai – Yo lo veo lo más normal tío. Que te amueblen el cerebro y te conduzcan.

P – Totalmente ... Bueno, me gustaría hacerte una pregunta personal, de curiosidad mía totalmente.

En todos los discos has incluido una canción dedicada a los juegos de palabras, los dobles sentidos, etc. En este sería Si pero No, pero a título personal en este estilo para mí la más espectacular fue "Dixlesia". Y tengo una tremenda curiosidad por saber cómo es el proceso creativo de este tipo de canciones.

Sho-Hai – El Si pero No era un retillo ahí. Estas canciones cuesta escribirlas, son una estrujada de seso grande.

La de Si pero No, que es la más reciente, era un reto. Quería hacer una canción en la que jugase con la pausa. Que la gente se quedase “Pero este gacho ... ¿Qué dice?”. Y luego soltar el significado real.

Es hacer una tormenta de ideas, escribirlas todas y luego coger las mejores.

Estoy muy contento con ella, al principio le tenía un poco de miedo. Me encanta la idea, pero ¿Y si no sale como yo quiero? Para mí sería un fracaso. Pero empecé y plas, era mejor de lo que esperaba. Y cuando la acabé me quedé muy a gusto.

Y la instrumental quería algo con un ritmo cachondillo. Y eso que el tema no deja de tener sus tintes sociales.

Esas canciones cuesta mucho hacerlas co. Aunque no lo parezca. Dislexia igual, fue una locura.

P – Si, es que ya te digo a mi es una de las canciones que más me gusta de tu repertorio y siempre me pregunté “¿Qué tendrá este pavo en la cabeza para hacer esto?”.

Sho-Hai – Un charco co, lo que tengo es un charco (Risas). Pero sí. Es muy original.

P – Ya para ir cerrando, nos gustaría preguntarte sobre tu planteamiento para los próximos meses. Supongo que gira, ya nos has mencionado que algún clip más saldrá ...

Sho-Hai – Pues ahora mismo lo más urgente es ensayar como una bestia, porque en octubre ya empezamos la gira. El último finde del mes que tocamos en Vitoria, en Pamplona ... Y la idea es carretera y manta.

Algún single más tengo idea de sacar. Por lo menos uno o dos, que ya tengo pensados. Si me da tiempo, que no tengo tiempo ni para cagar. Pero básicamente ensayos, conciertos y algún single.

Ya vale con eso creo.

P – La gira, por curiosidad, ¿Te la vas a comer tu solo?

Sho-Hai – Cuento como en la gira anterior con W Cheff a los platos, un dj brutal y que también rapea y con Ossian en el micrófono de número dos, que es mi hermano y se viene conmigo en todas las giras.

Un dj, dos rappers, y poco más. De eso se trata. Ensayos y juguetear con el dj. No llevamos un dj que sea un florero, este gacho se lo curra. De hecho, nos gusta en los conciertos alternar una con otra.

Yo cuanto menos hable en los conciertos mejor, que no sé hablar, soy un cazurro (Risas). Necesito respirar entre un bloque y otro. Paramos, cuatro frases, trago de agua y para adelante.

Pero nos gusta currarnos los directos. Empalmar canciones, que vaya una seguida de la otra, que peguen por tempo, melodía, lo que sea ... El setlist ya lo tengo hecho. Locura co. Treinta y pico canciones hay ahí.

P – Buah chaval ... Mira yo personalmente, he ido a muchos conciertos y a mí los que más me apasionan son esos largos, de muchas canciones en las que el artista se nota que lo da todo. Se me pone la piel de gallina, es oro líquido.

Sho-Hai – A ver, no son treinta y tres canciones, son treinta y tres cortes. Pero bueno, entre un cacho de una y de otra te pegas igual una hora y cuarenta minutos ahí.

P – Si, que tampoco es tan habitual ahora. A veces vas a un concierto y es más rápido que alguna cita mía que tuve (Risas).

Sho-Hai – A ver es que la gente paga para verte. Lo menos es ofrecerles lo mejor. Y ya no es eso, es que nos mola. Para una cosa que hacemos, hacerlo bien.

P – Bueno, nos veremos casi seguro el 26 de noviembre que creo que estás en Vigo.

Sho-Hai – Si si ahí estaremos. Echamos una cerveza entonces. O un licor café, lo que haga falta.

P – Bueno, cuidado con eso, que es durísimo (Risas).

Sho-Hai – Ya, ya me lo conozco al c***** (Risas). La droga del pobre he escuchado que le llaman por ahí. Te pone de cero a cien en tres segundos (Risas).

P – Si, es demasiado (Risas). Bueno, con esto nosotros hemos acabado, así que muchísimas gracias por el tiempo, ha sido genial hablar contigo.

Sho-Hai – Nada, muchas gracias por apoyarme y por esta tertulia tan bonita y amigable.

P – Ha sido un placer. Te deseamos toda la suerte con Polvo.

Sho-Hai – Gracias chavales.

Entrevista a Sho-Hai: "Ahora mismo es difícil hacer un himno, una canción que perdure...
Comentarios