martes 7/12/21

Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Sharif (@sharifzgz), uno de esos artistas con sabor a clásico y presencia de actualidad. Originario de Zaragoza y perteneciente a esa generación que dió el pistoletazo de salida para la época dorada del rap en español junto a nombres miticos como Doble V, Rapsusklei, Original Juan o Flowklóricos. Sin embargo, el sonido de Sharif ha evolucionado mucho desde Fuck Tha Posse.

En una búsqueda infatigable por la excelencia lírica y provocar emociones en su público ha llegado hasta su último disco, recientemente lanzado al mercado: De Inmensidades. Con motivo del mismo, hemos tenido la oportunidad y suerte de poder charlar un poco con el sobre este y su música. Hablamos con Sharif El Increíble. 

P – Lo primero, para mí es un placer poder entrevistarte y poder hablar contigo este ratiño.

Sharif – Gracias a ti por tu tiempo y tu dedicación hermano.

P – Ya por meternos en faena, vamos a hablar un poquiño del disco, De Inmensidades. Lo primero que me ha llamado la atención de él, es el peso que tiene Latinoamérica y su música.

Desde los interludios, hasta temas como Tequila y Limón que tienen una esencia latina muy fuerte. ¿Qué es lo que ha surgido en este disco que te ha unido tanto a Latinoamérica?

Sharif – Bueno, la unión a Latinoamérica ya era previa. Lo que pasa es que nunca había tenido la oportunidad de devolverle el amor que yo sentía en forma de canciones hasta este disco, en el que he encontrado artistas pues que me han gustado mucho.

No solo en Tequila y Limón, sino también la canción de Sed de Fuego con Karen Mendez. Yo la conocí en Canarias, pero ella tiene ascendencia argentina también. Si que hay mucha presencia latinoamericana y ha sido totalmente voluntaria porque en este disco he decidido, pues eso, devolverles algo del amor que yo vengo sintiendo desde Latinoamérica desde hace diez años, la verdad.

Nunca había colaborado con artistas de allí de una forma tan presente ¿Sabes? Y me parecía que este disco era la oportunidad. También por la pandemia todo se presentó de esta manera, nos permitió estar en casa escribiendo entonces... Los videoclips se grababan de forma diferida y era la excusa perfecta. Ellos grababan allí, yo aquí, y era la excusa perfecta para estar en contacto y hacer música hermano.

Sharif - De inmensidades

 

P – Esta colaboración no solo implica la presencia de los artistas en sí, yo creo que se ha notado un poco también a nivel musical. ¿En esto influye o ha influido también Gordo del Funk? ¿Ha buscado el también un poco esto?.

Sharif – Bueno, al final buscamos las músicas un poco como te vibra en el momento.

En la música no me atrevería a decir que hay tanta presencia latinoamericana... Si que tenemos la canción con La Señora Tomasa, que suena más latina, o tenemos la canción de Tequila y Limón, pero porque se buscó en esas dos canciones en concreto.

Luego en la canción de Lluevo no hay nada latino, o en la de Talismán. Intentamos trabajar canción por canción, no tanto darle un sonido genérico al disco. Que cada canción sea buena en sí misma. Y cuando tienes un buen puñado de canciones buenas pues le pones un título al disco y las sacas (Risas).

P – Eso me enlaza muy bien con la siguiente pregunta. He visto que declaraste que este es tu primer disco por singles. Un formato que ahora se está volviendo muy común, pero que en tu generación no era algo tan corriente. ¿Por qué has cambiado esta dinámica? ¿Es una adaptación forzosa o a has buscado tu?

Sharif – No hermano es una adaptación natural, no forzosa.

Tú sabes, creo que la frase es de Ortega y Gasset, que dice “Yo soy yo y mis circunstancias”. Algo así, creo que la frase es más extensa, pero se puede sintetizar en eso. Tú no puedes evitar abstraerte del momento en el que vives, del entorno en el que vives.

Yo me dedico a la música de la manera más profesional y artística que puedo. Por tanto, la manera en que la industria consume música también define un poco la manera en que yo tengo que trabajar.

Aunque seamos artistas independientes y trabajemos con nuestra gente y en nuestros estudios, ha habido un cambio generacional. Yo mismo lo noto, un cambio en cómo se consume la música … Porque yo mismo la consumo también de otra manera, perteneciendo a otra generación.

Entonces, a veces es antinatural intentar rebelarte contra la manera que tiene el mundo de entender el consumo de la música. Quiero decir, si la gente consume ahora en singles, a mí no me cuesta mucho sacar singles. Cuando hago un disco, lo que hago es reunir canciones y tenerlas almacenadas como si fuera una ardilla que almacena bellotas en su guarida ¿Sabes lo que te digo? (Risas).

Y en vez de hacer eso lo único que haces es cuando terminas la canción la sacas y empiezas con la siguiente. El proceso es muy similar a hacer un disco, solo que vas mostrando cosas de manera anticipada. Pero el proceso de creación es similar. Yo cuando hacía un disco y salía cada dos años, la primera canción de ese disco estaba escrita desde hace tiempo. De la primera canción a la última igual pasaba año y medio... Y lo único que ocurría es que no enseñaba nada. Y ahora lo único que ocurre es que voy enseñando canciones en el proceso.

No ha sido un cambio muy drástico.

P – Bueno, pero sí que me parece interesante e importante porque muchas veces, sobre todo en el género musical en el que nos movemos, pecamos mucho de ser demasiado puretas y cerrados al cambio. Y hay mucha gente que no habría pasado por ese pequeño cambio, porque no es la forma correcta para ellos.

Sharif – No sé, yo es que hace mucho tiempo que entendí que en la música (bueno en la vida en general, pero en la música en particular) no hay un camino establecido. Y que pensar que tienes todo el rato la razón y que tienes la formula cerrada para hacer tus discos es erróneo hermano.

Creo que la vida es movimiento, lo he dicho en alguna canción inclusive, y lo digo porque lo pienso bro. Yo no soy la misma persona que era hace quince años cuando tenía veinticinco. Y si no soy la misma persona que era pues la manera de trabajar también cambia, la manera de entender la música...

Es que vivir es cambiar hermano y no sé... contradecirte a ti mismo muchas veces también es crecer y sobre todo tener la humildad de aprender de tus propios errores y de los aciertos ajenos.

En Carne Viva es uno de los temas más potentes del disco, con un sonido enérgico y vibrante.

P – Totalmente de acuerdo. Me ha llamado también la atención, que, en temas sueltos no en el conjunto del disco, por ejemplo En Carne Viva hay un sonido que me ha recordado un poco a tus discos más antiguos. Los que yo escuchaba más de joven. Un sonido un poco más duro, más agresivo.

Y en general el disco me tiene un sonido más vibrante, más feliz, que por ejemplo Pyramo o Bajo el Rayo que no Cesa, que tenía un sonido más melancólico. ¿Puede que en este disco hayas recuperado un sonido anterior?

Sharif – No lo sé hermano, si lo he recuperado ha sido de forma accidental no premeditada. Lo que me ocurre con canciones como En Carne Viva por ejemplo es que ... Yo voy como por impulsos.

Hace años me vi una película de manga que se llama Ghost in the Sell. Hace poco se hizo una versión con actores que protagonizaba Scarlett Johansson, pero había un manga en el 95 o 96 creo que salió, no sé. Influyó en Matrix, etc. Bueno no me quiero extender (Risas). En esta película, hace veinte años, había algo en la BSO, unas voces, que la escuchaba y me volvía loco hermano. Unas voces que hacían, como una especie de canto... No sabría definirlo muy bien.

Siempre pensé que ahí había un sample, desde hace veinte años hermano. Hasta que, en esta cuarentena, estaba en casa escuchando música escarbando por Youtube. Y a mí me gusta mucho el flamenco, estaba escuchando un concierto de Enrique Morente. Un cantaor granaino que derribó muchas fronteras porque hizo muchas fusiones insólitas y que le funcionaron muy bien. Porque cuando eres un genio casi todo lo que haces está bien. Y entre otras muchas cosas en un concierto cantó con un coro folclórico búlgaro bro ¿Vale?

P – Hostias (Risas).

Sharif – Fíjate, esto es café para los muy cafeteros (Risas). Y de repente yo estoy viendo esto, y me doy cuenta de que las voces del coro búlgaro son las voces que a mí me fliparon hace veinte años en la BSO de Ghost in the Sell.

Busco ese coro, extraigo una pieza de cuarenta minutos, se la mando al Gordo del Funk y le digo “Haz tu magia maño”. Y me pasó una instrumental increíble en media hora el cabrón. Y de ahí sale En Carne Viva.

No sé si hay reminiscencias a A Ras de Sueño o a Sobre los Márgenes... Lo que pasa hermano es que a veces las canciones pues salen así y... No sé a mí me flipa, la instrumental es lo mejor de la canción, y estas cosas salen así, con estas conexiones tan raras y antiguas, mezclando presente y pasado.

Fíjate que conexión escuchando a Enrique Morente, así salen a veces las mejores canciones. A mí me gusta mucho sentir que las casualidades no existen, pero a la vez te van guiando un poco, y tú las vas provocando.

P – Me ha parecido la hostia (Risas).

Un poco al hilo de esto, yo sí que creo que tienes una cierta tendencia hacia un estilo... No sé si estarías de acuerdo en definirlo como más poético. Que roza en algunos casos el del cantautor. Creo que hay una cierta escuela en España que sí que hace esta aproximación y a la que tú has marcado bastante. Estoy hablando de artistas como Vito, Morgan ...

Sharif – Si hermano, no me ofende y vamos, defendemos un poco esa postura. Y no solo es responsabilidad mía, hay mucha más gente. Rapsusklei lleva haciendo su trabajo desde hace muchos años. Fuera de mi crew o de mi círculo Nach ha sido también un ferviente defensor de las letras bien escritas. Rafael Lechowsky, es el máximo exponente de esto.

Nunca he estado solo en esta lucha, pero sí que noto que representamos un poco esa vertiente más lírica, en la que cuidamos un poco más las letras. O que se premia la letra por encima del flow o la técnica.

Pero también creo que es algo inherente al rap, no creo que seamos los únicos, creo que hay muchos artistas que intentan hacer eso.

P – ¿Qué es lo que os atrae a este estilo?

Sharif – Eso es difícil de responder hermano, es como preguntarte porqué te gusta tu novia, o comer paella y no lasaña.

No sé bro, uno encuentra afinidad en cosas que no sabe definir o explicar. Encuentra que algo le hace sentir más o le emociona más. Supongo que tiene que ver con la emoción. Pero eso ya es algo como ... intrínseco al carácter de cada uno.

Hay gente que siente más con los dedos, gente que siente más con la piel o con el corazón. A algunos les gusta más el futbol y a otros el basket. Entiendo que es una afinidad, que es algo que está dentro de nosotros y que no sabemos explicar o entender correctamente pero cuando oyes un verso bueno que te estremece, que te eriza la piel, pues te emociona más que cuando oyes un verso de super egotrip diciendo la polla que es un artista.

Creo que tiene que ver un poco con eso, con la afinidad del alma de cada uno hermano.

P – Siempre supuse que tu asimilarías, precisamente por tu evolución estilística, rap y poesía. Pero, sin embargo, vi que en una charla que diste en Zaragoza, dijiste que para ti eran cosas diferentes, relacionadas solo por el uso de la palabra.

Este sería el único parecido, pero entonces ¿Cuáles son las diferencias para ti?

Sharif – Para empezar la durabilidad. El envoltorio de la música es hijo de su tiempo, un producto moderno que nos ha permitido hacer canciones y demás ... Pero hermano, creo que la palabra escrita sin ningún tipo de envoltorio ... Como explicaría esto... Es una pregunta interesante que merecería una respuesta interesante que no sé si seré capaz de darte.

Pienso que todo el mundo es un poeta bro. Cualquier hombre y cualquier mujer, en un determinado momento de su vida, todos hemos sido poetas hermano. La poesía está dentro de nosotros porque dentro de nosotros está todo. Está el bien, está el mal, está la esperanza, el fracaso, la desolación, el desencanto, la alegría, la euforia.

Todo ser humano es un poeta bro. En potencia. No todo ser humano es un rapero en potencia. Esa sería mi respuesta (Risas).

P – Me parece cojonudo en verdad, podemos cerrar aquí ya (Risas).

Sharif – Es que no se explicarlo mejor, porque en el fondo exigiría enredarme mucho en cosas en las que no me quiero enredar, pero que para mí es como … El rap no deja de ser un género musical como el rock, como el folk, el pop, el punk, como todo. Y la poesía es algo que lo supera, lo engloba.

Está por encima, y lo otro es como ramas de un árbol. Entonces claro están relacionados, desde este punto de vista la poesía está relacionada con todo, hasta con la copla. Yo he escuchado canciones de Rocío Jurado, que están increíblemente bien escritas. La palabra escrita siempre va a tener que ver con todo lo que utiliza la palabra.

Pero luego la poesía es como la representación más pura bro. Sin cortar, sin disfraces, sin intermediarios que disfracen y maquillen ¿Sabes? Entonces eso merece un capítulo aparte, el rap utiliza herramientas de la poesía, pero la poesía es algo que está por encima y que engloba todo hermano.

Y luego encima es que representa algo como muy humano, algo que está dentro de todos nosotros. Es como algo muy existencial, no sé, muy útil para nuestra alma bro. Y esa es una de las razones por las que la poesía lleva vigente desde hace ... no sé, 600 o 700 años. Incluso 2.000 años, desde los griegos.

Y sin embargo el resto de las cosas cambian y se actualizan. Las modas. Por ejemplo, la ópera era muy famosa, ahora ya no. No dejan de surgir géneros musicales que luego igual desaparecen. Pero la poesía que es la palabra desnuda, negro sobre blanco, eso nunca caduca hermano nunca pasa de moda. Y eso entonces debe tener una explicación que no se dar yo ahora mismo pero que hace que sea distinta la poesía del rap.

P – También me ha llamado mucho la atención otra reflexión que hiciste hablando con El Chojín, en la que mencionabas que la conexión con tu público era porque tu presentabas una persona en tu música, un carácter, unos sentimientos ... Y esto hacía que el público se identificase con él.

La gran duda ¿Esta persona que presentas, es una representación tuya o una creación?

Sharif - ¿Un personaje que doto de determinadas características, no? No hermano. Hombre no dudo, y de hecho lo digo en En Carne Viva la canción de la que hablamos antes, de que salgo más guapo en mis canciones que en la vida real (Risas).

¿Eso que quiere decir? Pues que yo tengo una visión de mí mismo bastante buena ¿Sabes lo que te quiero decir? (Risas). Aun así, conozco mis fallos y creo que intento ser honesto con ellos. Pero sí que es verdad que la persona que yo enseño en mis canciones ... Soy yo en un 99% hermano. Igual hay un 1% de aliño o de aderezo, pero soy yo de la forma más cruda y bonita posible, eso es.

P – Es que esta es una cuestión que me parece muy interesante por la experiencia que tengo con artistas de entrevistas previas.

Porque sí que me parece bastante común el que los músicos se representan a ellos mismos en su música, pero sí que seleccionan que parte representan.

Y es un tema que me parece interesante, por cómo cambia esa visión o como escoge cada persona la representación que hacen en su música de ellos mismos.

Sharif – Pero yo también hago eso. Quiero decir, yo también elijo un poco lo que muestro. Todo lo que muestro soy yo, pero hay cosas de mí que no muestro ¿Sabes? Porque me gusta sentir que todavía hay parcelas de mi vida o de mi intimidad que reservo para mi familia, para mis amigos o para mi pareja.

Pero en el fondo los escritores, o los raperos en realidad, somos gente bastante ... Que utilizamos lo que vivimos para hacer nuestras canciones ¿Entiendes? Utilizamos lo que vivimos, lo que sentimos, lo que nos pasa para cantar y contar cosas hermano. Entonces ya te digo, igual hay cosas de mí que no muestro, pero todo lo que muestro, soy yo, todo el tiempo.

P – Además de esto, yo creo que eres inherentemente deportista, boxeador acérrimo. No sé si lo has hablado ya en alguna otra ocasión, pero yo no lo he encontrado. A mí me interesa también saber porque el deporte implica mucho en mi vida; ¿Como influye el boxeo en tu música? Si influye claro.

Sharif – A ver, yo ahora llevo un mes y medio sin boxear, porque me fui a México y desde que he vuelto estoy un poco ... escaqueándome bro (Risas). La conciencia me dice que tengo que volver al gimnasio y yo le estoy diciendo todo el rato: Bueno, el 1 de noviembre, el 1 de noviembre (Risas).

Hermano, no sé cómo afecta a mi música el boxeo, pero sé cómo afecta a mi vida. Y como luego mi música bebe de mi vida, pues entiendo que de una manera oculta o subterránea están relacionadas la música y el boxeo.

Lo que sé decirte hermano es que el boxeo ... Bueno yo tengo ya 40 años, entonces me he criado en Zaragoza en una época en la que saberte defender era algo necesario. En realidad, creo que siempre es algo interesante el saberte defender.

Y, por otro lado, el boxeo te da unos valores de competitividad en el que dos personas suben a un ring de forma voluntaria para ... hermano, ¡para pegarse! Y es curioso como una de las primeras cosas que aprendes en el boxeo es entender que los golpes dan mucho más miedo en tu cabeza que en el ring. ¿Sabes lo que te quiero decir? No sé si me estoy explicando bien.

P – Si, si, totalmente.

Sharif presentando De Inmensidades

 

Sharif – Tu imaginación es mucho peor enemiga que los puñetazos que luego te comes hermano.

Te lo juro, duelen muchísimo más cuando te los estás imaginando que cuando estás encima del ring y te comes una buena mano sea en el mentón, en el ojo o en el estómago. Es sorprendente como descubres que cuando estás encima del ring no duelen tanto.

He dicho esto lo primero por qué enseguida se puede hacer una extrapolación de los golpes que te da la vida, con los golpes que te llevas en el boxeo hermano. Entonces muchas veces el boxeo me ha servido para eso, para entender eso, que nosotros muchas veces somos nuestro peor enemigo, que muchas veces le tenemos más miedo nosotros a la realidad de lo que la realidad te hace sentir.

Y que, si tienes un poco de valor y te enfrentas a las cosas, te puedes llevar alguna hostia, pero ni cuando te llevas esa hostia duele tanto hermano. Y como esta lección, muchas otras del boxeo. Es un deporte en el que hay muchísimas analogías de la vida. Yo no me dediqué al boxeo por eso, las analogías las encontré luego. Yo me dediqué al boxeo porque quería defenderme y que si alguien venía a pegarme bro poder partirle el hocico yo primero (Risas).

Pero sí que es verdad que estando en el boxeo, yo nunca he sido un tipo muy violento, no he rehuido una pelea, pero no hago apología de la violencia ni mucho menos. El boxeo de hecho una de las cosas a las que te enseña también es eso, a rehuir de la violencia. Es un método de defensa increíble, pero hace apología de la hermandad, de la camaradería, de la competencia sana, de dos boxeadores que se suben al ring y durante los asaltos que sean se parten el hocico, pero se acaba el combate y se dan un abrazo y se respetan el uno al otro.

Eso es lo que me encanta del boxeo. Y lo que te decía antes: No solo la analogía de los golpes de la vida y lo que duelen. Hay mil analogías más en el boxeo que son representativas de la vida. Estar contra las cuerdas, tirar la toalla, colgar los guantes ... Es que te lo juro hay unas cuantas expresiones pugilísticas que luego son totalmente aplicables a la vida. No digo que el boxeo sea una metáfora de la vida, pero sí que con el aprendes muchas cosas que luego son útiles en la vida.

P – Bueno y luego ahí está el encanto precisamente, del deporte.

Sharif – Exacto, yo hablo de boxeo porque es el que yo practico hermano, pero entiendo que en casi cualquier disciplina deportiva hay metáforas y analogías de la vida hermano, porque en el fondo todo lo que se hace dentro de la vida es una metáfora de la vida ¿Sabes?

P - Si totalmente, yo lo considero ejemplificante en este sentido y que te prepara y te ayuda a mentalmente entrenarte para lo que viene luego fuera. Siempre es un gran apoyo.

Tequila y Limón es otro de los grandes temas de De Inmensidades, quizá en el que más se ve la influencia que ha tenido Latinoamérica en el disco.

Para ti el rap es el género dentro de la música con una lírica más compleja. A mí esto sí que me sorprendió por que tú tienes unas referencias muy fuertes en el género de cantautor, por poner un ejemplo. ¿Tú consideras que las líricas son más complejas que en géneros como este que al final tienen un cuidado de las líricas muy bestia no?

Sharif - Si hermano. A ver, yo cuando digo esto para nada estoy desprestigiando o denostando otros géneros.

P – No, no, por supuesto.

Sharif – Porque además sí que es verdad que yo bebo mucho del género del cantautor. Me parece que es uno de los géneros en los que más.

Yo lo que quiero matizar o explicar con esto es, sigo pensando lo mismo hermano.  De momento, no sé cuántos años le quedan al rap, porque veo que el rap está cambiando la manera en que se hacen las canciones. Ahora se escriben párrafos de dieciséis barras. Pero ¿Por qué me refería a esto?

Yo entiendo que hay géneros como el del cantautor, ya sean latinoamericanos, ya sean españoles, en los que se cuida mucho la calidad de la letra. Pero en el rap, no solo se cuida la calidad. Que también es fundamental, autores como Lechowsky o lo que te decía, como Nach, como Morgan, el Vito, O como muchos otros, como el Natos o mucha otra gente. Si no que en el rap hay más cosas encima. Es lo que te digo, tú en cuanto empiezas a analizar canciones de otras personas, quitando cuatro cantautores contados con los dedos de las manos, el resto hacerse una canción es un buen estribillo y ocho barras, doce barras en el mejor de los casos.

Me encanta Leiva bro, es un cabrón que hace canciones increíbles, me gusta mucho Leiva. Hermano ... Analiza una canción de Leiva y luego analizas mi canción de En Carne Viva. Y dime cuantas barras hay en mi canción y dime cuantas barras hay en la de Leiva. La última que sacó ... Bueno no me acuerdo como se llama.

Leiva escribe canciones ... Quiero decir me encanta eh, también es el arte de hacer mucho con poco, pero Leiva escribe canciones con doce barras, doce frases necesita buenas y con eso se hace una canción de tres de cuatro minutos y media. Un rapero para hacerse una canción de cuatro minutos bro, no necesita doce barras, igual necesitas ochenta barras buenas.

Y mantener la atención del oyente durante cuatro minutos, con ochenta barras, no es fácil bro, no es fácil tener algo que decir todo el rato, que te sorprenda, que te parezca ingenioso, que te emocione ... Es más fácil encontrar doce buenas barras que ochenta buenas barras, ¿Entiendes?

P – Si, no lo había pensado de esta manera la verdad.

Sharif – Yo me refería a eso, siempre a eso. Porque luego está claro que Leiva, es un cabrón que hace doce muy buenas barras ¿Sabes lo que te digo? (Risas). Hay cantautores que cogen veinte muy buenas barras. A veces son mejores veinte muy buenas barras que ochenta barras mediocres, eso también te lo digo.

Pero a eso me venía a referir, yo cuando me escucho una canción de Kase ... Por poner este ejemplo, Kase tiene unas cuantas, pero la canción de Mierda, o las dos canciones que tiene en solitario en Vivir Para Contarlo que no me acuerdo de los nombres, pero te las puedo rapear enteras. La de “tengo seis millones de maneras de vivir, solo una de morir”. Hermano Kase está seis minutos completos, sin parar de rapear, sin estribillo. ¿Hermano sabes lo difícil que es eso?

O cuando Lechowsky se escribe el episodio I de Quarcissus, y se pega rapeando doce minutos a un nivel lírico increíble. Es que no hay ningún otro género que haga eso. Con esa excelencia y con esa dificultad bro. Quiero decir, luego me oigo una canción increíble de Leiva de tres minutos, pero hermano es eso, hay doce barras, en la de Lechowsky hay ciento veinte.

P – Si, si, entiendo, ya te digo que no me lo había planteado de esta forma sinceramente.

Sharif – Claro es que dar, mucha cantidad de buena calidad es mucho más difícil que dar buena calidad en poca cantidad.

P – Si, si, totalmente de acuerdo.

Además, has defendido, que esto me ha sorprendido bastante porque tampoco creo que haya mucha más gente que haga esto, pero has defendido el rap como una herramienta didáctica, como un medio educativo para que la juventud aprenda de eso. Y a mí me parece cojonudo. Lo veo incluso lógico.

Sharif – Yo hablo de esto desde mi punto de vista vital, existencial. Hermano cuando yo estaba en la universidad, o en el instituto, mejor dicho, yo estaba muy lejos de la literatura, de la poesía, no me interesaba nada más que el rap, era un loco del rap.

Y sin embargo no me interesaba ningún poeta, ningún escritor. Y luego hermano cuando me fui haciendo mayor, y empecé a leer y a profundizar en el rap. Me di cuenta de que yo era un joven, un adolescente engreído e ignorante, y que sobre todo el sistema educativo no me supo despertar según qué cosas que yo luego me desperté a mí mismo y de casualidad.

Quiero decir, de repente descubrí que en la poesía existían cosas que los raperos utilizaban sin saber que las estaban utilizando. Que en la literatura había autores que tenían punchlines mejores que muchos raperos. Y yo decía, tío si a mí en el instituto me hubiesen intentado ... Ya ves tú que analogía más estúpida, pero a la vez más real y práctica: Cuando eres niño y tu madre te quiere dar verdura y te hace un puto avioncito con el tenedor hermano. Y tú eres un crío co, oyes el ruido de un avión y abres la boca para comerte esas judías verdes.

Pues esa analogía que es muy torpe, muy básica y muy infantil, creo que nos sirve para entender a lo que me venía a referir con usar el rap como vehículo de comunicación con los jóvenes hermano. Tu solo necesitas algo que despierte su curiosidad, y el sistema educativo debe ser lo suficientemente inteligente y flexible para saber leer cuales son las inquietudes de la generación de jóvenes que quiere motivar, que quiere inspirar, que quiere educar.

Entonces si te pones a hablarles de Garcilaso de la Vega, de hace quinientos años hermano, solo explicándoles que era un escritor previo al renacimiento, que escribía sonetos de yo que cojones sé ... Solo te pretendes enseñar adhiriéndote al canon, pues es posible que el canon este desfasado bro, cada generación necesita unos estímulos distintos para sentir curiosidad. Y creo que la sociedad te los da, te da las herramientas. Solo hay que saber leerla, saber cuáles son esos estímulos y adaptarte un poco.

Eso es un poco lo que yo venía a defender, para mis esas palabras siguen teniendo vigor, siguen teniendo validez, pero no van a ser eternas. Quiero decir, igual dentro de treinta años el rap ya no sirve de vehículo de comunicación con los jóvenes, igual es otra cosa. Pero hermano, el sistema educativo tiene que ser ágil y flexible papi, es un poco lo que siento que tiene que ocurrir.

P – Si, estoy muy de acuerdo, falta adaptación y es ciertamente incluso algo elitista, porque simplemente porque esto es de ahora, y lo hace gente joven parece que ya no puede ser cultura, y en realidad es la cultura de ahora y puede ayudar a entender la del pasado. Estoy totalmente de acuerdo.

Ya para ir cerrando, con el disco recién salido del horno, entiendo que habrá gira, o espero que la haya porque a mí me gustaría escucharlo en directo.

Sharif – Ojalá si, eso quisiéramos hacer, estamos intentando configurarla así.

P – He visto no obstante que en tus redes has ido soltando migas de pan durante tu estancia en Méjico. ¿Puede que en los próximos meses veamos alguna colaboración con más artistas latinoamericanos?

Sharif – Hermano, si, si, muchas. Vengo de México con diez canciones nuevas. Todas son colaboraciones, eso es lo que me ha permitido hacer diez, porque así tengo que escribir menos (Risas). Al escribir menos me ha dado tiempo a hacer mucho. Pero me ha dado tiempo a hacer diez muy buenas canciones que van a ir saliendo a lo largo de estos seis meses.

Este mismo mes ya saldrá una canción nueva con un par de artistas de allí, uno de México y uno de Colombia, que es una canción que me gusta mucho. Y ya desde esa canción, yo creo que hasta mayo del año que viene no voy a parar de sacar singles, por lo menos uno al mes. De canciones nuevas que he ido haciendo en este mes. Eso es el material que tengo ya nuevo para ir sacando después del disco.

Estoy en un modo muy focus ahora de trabajar, no sé cuánto me van a durar estas energías, este mood. Pero mi plan es no parar de trabajar en los próximos dos o tres años hermano, mira lo que te digo. No parar de hacer canciones. No sé cómo las voy a ir sacando, ni como las voy a administrar, pero hermano quiero trabajar mucho durante dos o tres años. Me quiero poner mucha pila.

P – Me alegra mucho oírlo la verdad, estaremos atentos entonces. Bueno, atento por mí, en un formato egoísta, para poder disfrutarlo y atento por parte de la web para poder darle el feedback que se merece.

Sharif – Muchísimas gracias.

P – Y con esto ya te libero, muchísimas gracias por el tiempo, he disfrutado mucho la entrevista y me ha parecido muy interesante.

Sharif – Nada, de verdad que agradecerte a ti el tiempo y la energía que nos dedicas. Me ha gustado mucho la entrevista también hermano.

P – Me alegro mucho, un abrazo enorme.

Sharif – Gracias amigo, un abrazo enorme para las tierras gallegas hermano.

Bebé es el último videoclip del disco lanzado por Sharif, tras el estreno del disco.

Entrevista a Sharif: "Todo ser humano es un poeta en potencia. No todo ser humano es un...
Comentarios