lunes. 05.12.2022

El grupo madrileño Tremenda Jauría vuelve al ruedo con su nuevo álbum "Todxs Igual" que se presentará el día 12 de marzo en La Riviera. Hemos tenido la suerte de poder charlar con ellas sobre el álbum y sobre su música, que no para de evolucionar. Con este disco ponen una nueva propuesta encima de la mesa y un sonido que seguro que no dejará indiferente a nadie. 

Caracterizadas por la fusión de géneros, por propuestas muy innovadoras y por evitar totalmente la autocensura en su producción artística, reivindican la música con cada trabajo. 

Hablamos con Machete, Chucho y Larrata de Tremenda Jauría sobre el cambio, el clasismo musical, y por supuesto sobre su nuevo disco "Todxs Igual".

P – En general creo que sois una propuesta musical muy interesante. Incorporáis muchas innovaciones, y sobre todo os basáis mucho en la fusión de varios géneros que a priori no suelen combinarse, no están común. Pero vosotros conseguís que funcione, y a mi me gustaría profundizar un poco en este aspecto.

Por empezar por lo más genérico, estáis incluidas en esta denominación que se ha vuelto tan popular últimamente, y que hace las veces de cajón de sastre musical, donde han ido cayendo precisamente todas esas propuestas difíciles de clasificar por basarse en la fusión musical. La música urbana.

Esta denominación genera bastante polémica, y dado el carácter de vuestra música, no sé si vosotras estáis cómodas con esta designación, o si os gustaría que se os clasificase de otra manera.

Larrata – Ya es que eso de los géneros es tan complejo ¿no?

P – Muy clasificatorio

Larrata – Si, como clasificarse. Hombre, en realidad el término de la música urbana es lo suficientemente amplio como para que te puedas sentir incluida, pero es verdad que hay polémica. Entonces no sé ...

Nosotras podemos decir que venimos de dos tradiciones, por un lado, el hip-hop y por el otro el punk, a la que le hemos incluido un montón de músicas con las que en los últimos años hemos convivido como puede ser el reggaetón o la música electrónica. Entonces, ¿eso es música urbana? Entiendo que sí porque la hacemos en un contexto urbano, pero tampoco tenemos mucha intención de entrar en polémica con eso.

Chucho – En realidad al final las etiquetas no son tanto para los grupos como para la gente. Al final la gente te va a clasificar de una manera que no vas a controlar. O haces rap de los 90 en un sentido de: Solo hago rap y no me muevo de ahí. Pero ya nadie hace solo una cosa.

Larrata – Si que hubo algo al principio con lo que nos quisimos distanciar porque era un poco el clickbait con el que se nos etiquetó al principio que era lo de reggaetón feminista. Al principio siempre se nos puso esa etiqueta: Tremenda Jauría, reggaetón feminista. Y en ese sentido sí que nos parecía un poco simplista, porque en Tremenda Jauría no se hace solo reggaetón.

Está como una pata más, pero no es que sea ni siquiera lo más vertebral, no somos solo un grupo de reggaetón ¿no?

Machete – Total.

Larrata – Y luego aparte porque daba la impresión de que decíamos algo así como: No es que esto es reggaetón feminista y el resto no. El nuestro es el bueno. Entonces en aquel momento sí que funcionó con la prensa, pero no nos sentíamos muy representadas en eso.

Machete – Si, yo creo que las etiquetas sirven para entender, pero siempre se suelen quedar un poco pequeñas. Entonces cuando te vas intentando ubicar es un proceso buscar la forma en que te sientes “bien nombrada”.

Yo creo que seguimos buscando cual es, o cuales son, nuestras etiquetas. Pero música urbana podría ser una de ellas, que somos una banda feminista también. O que tratamos de serlo mejor. Y en términos musicales, pues eso, es difícil encontrar ahí una manera.

P – Luego me gustaría volver sobre varios temas que habéis ido tocando, profundizar más en ellos. Pero totalmente de acuerdo, es como que la gente va mucho a la clasificación puntual, que se va al detalle mucho. Cosa que a mí me rechina un poco también.

Esta duda me surgía un poco porque al final encontramos artistas muy influyentes como Kase O que en su momento criticó esta denominación. Y luego hace poco vi una entrevista a Cruz Cafuné sobre este tema, y me encantó su opinión porque decía que, sobre todo, es útil.

Porque cualquiera que no tenga noción sobre este tipo de música puede acercarse a ella rápidamente a través de una designación que no es exacta, pero ... pero es rápida.

También me parece muy interesante lo que habéis dicho de que no solo sois reggaetón, porque sí que siempre se os está destacando con esto, y por ejemplo en este nuevo disco creo que os habéis alejado un poco más de él. Sigue presente, pero os habéis alejado un poco más.

Igual después de lo que me habéis dicho no os hace mucha gracia la pregunta (Risas), pero a mi sí que me parecía interesante hablar del papel del reggaetón, o de los aspectos musicales del mismo que incluís en vuestra música, porque al final es una parte de la propuesta, que es llamativa. Y que al final (que a mí eso me parece más importante aún) hacéis una reinvención del género al combinarlo con sonidos electrónicos, que yo creo que serían (todo esto desde mi opinión) lo que realmente vertebra esa propuesta.

A mí me gustaría saber que parte de ese género es la que hace que apostéis por él, e introducirlo, sabiendo que al final es un género polémico. Qué os motiva a incluirlo pese a esto.

Machete – Yo soy super reggaetonera. Entonces fue un camino muy sencillo. Hago una música que tiene que ver con lo que yo escucho. Las fiestas a las que voy escucho reggaetón, si puedo pinchar, lo pincho. Cuando voy con la bici escucho reggaetón. Escucho muchas más músicas, pero sí que en los últimos años ha ganado peso.

Cuando empezó la banda, lo que escuchábamos en nuestras fiestas era esto en su gran mayoría. Entonces fue la forma de hacer más propio un género musical que ya lo era. Y tratar de enchufarle a nivel lírico lo que siempre decimos: Nuestro día a día o lo que nos mueve en este mundo a través de lo que escuchamos.

No fue muy impostado. No pensamos, como se lleva el reggaetón es lo que vamos a hacer. No. En realidad, fue algo muy honesto.

P – Es que, de hecho, he visto que en entrevistas anteriores habéis hecho una declaración que me ha gustado mucho, en la que decíais que el reggaetón a nivel social está discriminado. Se le encaja en una clase social y con unas características que hacen que buena parte de la sociedad lo mire desde una perspectiva clasista.

Y es algo que me parece totalmente cierto, por un lado, porque es un género que te ofrece muchísimo si te paras a profundizar en él. Como todos los géneros musicales vaya. Pero sí que me gustaría profundizar un poco más en esta opinión. ¿Por qué creéis que se ha llegado a este punto en el que se le denosta tanto y se le encasilla como una música tan mala, tan horrenda?

Chucho – Tiene un poso racista principalmente. Es como mirar la paja en el ojo ajeno y decir: No es que estas letras son super machistas ... Pero si todos los grupos que llevas escuchando aquí en España toda la vida las letras son exactamente iguales.

Luego a lo mejor también hay una posición más puritanilla. Al principio cuando entro el reggaetón en los 2000, que tenía una lírica más sexual, hablando de los cuerpos, no sé qué .... Y aquí siempre hemos sido un poco más curillas en ese sentido (Risas).

Como que se mezclaban cosas que venían de ahí para tacharlo de que es muy simple. Porque como lo otro no tenía sentido, pues es que es muy simple. Bueno, pues es que el punk, precisamente su virtud es que es simple. Que algo sea simple no significa que sea fácil de hacer. Se le intenta denostar por muchos sitios, pero luego no hay por donde cogerlo.

Entonces, las críticas que recibe el reggaetón desde que empieza a sonar La Gasolina, Daddy Yankee, etc. y empieza a coger algo más de peso, hoy en día se mantienen. Te ponen un compás de Beethoven y un compás de reggaetón. Como diciendo: ¡Mirad! ¡Qué diferencias! ... Y bueno, aquí tampoco estáis todos locos con Beethoven (Risas).

Larrata – O como mucha gente que dice eso, pues pon un compás de Extremoduro y compáralo con el de Beethoven ... Con todos mis respetos a Extremoduro o a un montón de grupos. La música no es eso.

Chucho – Es que precisamente ofreció algo que no había, que era música útil, volviendo a lo que hablábamos de la música urbana. El reggaetón es una música útil. Tu estas de fiesta y te mete un sub grave, un boombaco, y te hace bailar. Porque es para eso, para bailar.

A ti igual no te apetece, pero hay mucha gente que incluso para estar en su casa, haciendo sus movidas le apetece tener algo así. No sé es una música más.

Larrata – Y luego aparte de racismo, también hay mucho clasismo. Hay una cuestión de clase superfuerte con el tema del reggaetón, porque siempre se asocia aquí en España a términos super despectivos y super clasistas. Ósea que tiene sobre todo una connotación de clase de la hostia ¿no? Ahí hay también mucho riesgo.

Y es el que luego se enmascara en el rollo ese de buscarte unas artimañas para presentarlo como una música simple, de llevártelo a lo musical. Estas citando a Beethoven para criticar el reggaetón, pero no te veo citarlo para hablarme de toda esa música que te gusta y que básicamente es lo mismo.

La gente que escucha pop, rock, que escucha punk, me da igual, todo eso es música que si la comparas con Beethoven obviamente es mucho más sencilla. A nivel de contrapunto, de armonía ... ¿Sabes? Y precisamente creo que el reggaetón y las músicas urbanas tienen un lenguaje propio y están experimentando con un montón de cosas que yo nunca diría que son simples a nivel musical. A nivel técnico y musical tienen su complejidad.

Machete – De hecho, también es un rollo reaccionario. El reggaetón entró de repente muy fuerte y tu algo que se está volviendo super mainstream, que está llegando a todos lados te guste o no te guste, con esa actitud te estás perdiendo la parte de porqué eso está funcionando.

La música también nos ayuda a entender lo que está pasando a nivel de contexto sociopolítico, con lo cual, si solo la criticas por lo simple que es, te estas perdiendo por qué funciona y realmente son claves de cómo está funcionando el mundo hoy en día. Te está dando claves culturales de lo que le gusta a la gente y lo que no.

Y yo qué sé también mola ¿No? Usar la cultura como termómetro de lo que está pasando.

Larrata – Nosotras es que siempre hemos entendido que la cultura es un espacio donde negociar. No es un espacio donde cerrarte en banda, levantar muros y decir “No es que yo voy a seguir haciendo mi movida que hacía ya en los noventa y voy a ser lo más auténtico, y mi música es la única real”. Aunque a mi concierto vengan 20 personas.

Para nosotras el contexto cultural en el que vivimos es un espacio en el que hay que pelear y hay que negociar. Es espacio, a nivel de discurso.

Si tú quieres tener un discurso y generar un contenido cultural debes tener en cuenta lo que está pasando alrededor y convivir con ello, compartir y negociar en ese espacio. Si te cierras en banda a todo lo que pasa a tu alrededor, es muy difícil que conectes con el contexto.

Y para nosotras eso es muy importante a nivel social, político y también musical, que es un reflejo de toda esa parte que está muy presente en el grupo también.

P – Estoy muy de acuerdo. Además, esto me interesa mucho porque esta misma reacción que vosotras habéis comentado, yo cuando escribo artículos hay público muy puritano. Y en cuanto te metes un poco en trap y en estos subgéneros que se basan en esos conceptos de fusión y de rotura de conceptos, la peña se vuelve loca.

Y si tu artista favorito, está experimentando con ese sonido, a ti que más te da. Es como que a nivel social hay un cierto sectorialismo que no entiendo y me parece importante saber la opinión de los propios artistas, porque muchas veces parece que esta se deja aparte. Como que el artista tiene que hacer lo que el público quiera.

Machete – También cuando el tablero está super encajado, y aparece algo que te lo viene a remover ... ha pasado con las pibas en la música, ha pasado con las cómicas en el mundo de la comedia. Pasa siempre cuando está todo colocado y cada uno tiene su lugar, pero de repente aparece alguien que te viene a decir “yo también quiero jugar”, como puede ser el reggaetón en su momento.

Pues eso, yo estoy aquí sentado super a gusto, no se hacer reggaetón, no se usar el Autotune, se tocar la guitarra y la batería. Vale, pero es que el mundo ya no funciona así. Ponte una base de trap y conecta con la peña, porque no sabes. Y de repente ahí salen las garras de “no estoy ubicado, a ver como hago para dar codazos y seguir quedándome con este terreno”.

Pues no tío. Ya está.

TREMENDA JAURÍA
TREMENDA JAURÍA

P – ¿Y vosotras creéis que esta escena, está cambiando un poco? Me refiero, ahora mismo en este conjunto que mencionamos de la música urbana, está creciendo mucho, se ha vuelto muy popular, hay muchos más artistas porque los medios se han vuelto mucho más accesibles y eso genera toda esta variabilidad en la que entráis vosotras también. ¿Creéis que esto implica también un cambio de opinión en cuanto a este clasismo con ciertos géneros o no?

Larrata – No, ha cambiado muchísimo desde que empezamos hace 5 o 6 años.

Machete – Si, en corto plazo lo hemos podido ver.

Chucho – Los festivales, por ejemplo. Todas las críticas que ha hecho el feminismo de coger por ejemplo el cartel del Viña y buscar grupos con pibas. Y de cien nombres te quedaba uno y otro que tenía una corista.

Pongo el Viña de ejemplo porque dentro del circuito más underground es lo más mainstream, es el festival que conoce todo el mundo. No porque sea referente precisamente por eso. Pero que, si hasta este festival cambia eso y conecta con eso, es porque nota que están pasando cosas y que si las obvia no le va a ir bien monetariamente. No sé cómo decirte.

P – Que es una representación del cambio que se está dando.

Chucho – Eso es, es un reflejo de lo que pasa.

Machete – Y en términos de propuesta musical también pasa. Es como que la gente está cada vez más cansada de hacer todo el rato lo mismo. Y yo creo que las propias bandas van experimentando y se dan cuenta de que el marco es mucho más amplio. Yo creo que la cultura y la música tienen que valer para eso, para romper marcos porque si no ...

En seis años que llevamos tocando sí que lo hemos visto, proyectos musicales que no son lo mismo de siempre. Y decir, joder pues que guay. Como que no hemos sido solas, si no que ha habido un caminito que hemos cogido unas cuantas.

P – Que podría llegar a decirse que es un fenómeno.

Machete – Si.

Larrata – De hecho, ahora lo que yo creo que está pasando es que se está viendo un poco de declive ya. De lo que fue la música urbana, el boom del trap y todo eso.

Ahora mismo cuando ves proyectos nuevos en esa onda ya te suenan a algo que ya has visto. En el fondo los Pxxr Gvng, cuando empezaron a hacer este rollo, fue hace siete años ya. La música urbana tuvo un momento en el que entró muy fuerte generando mucha polémica, y estamos en el punto en que ya se ha generalizado, se ha normalizado, ha marcado una generación, y ya están empezando a surgir nuevas propuestas creo.

El mundo postpandemia nos va a traer nuevos ritmos, nuevas corrientes musicales y un montón de cosas nuevas que van a empezar a desvincularse de todo eso. Porque es verdad que empieza a sonar ya a ...

Machete – A boomer (Risas).

Larrata – Si a copia de copia ¿no?

P – Si claro, nosotros ahora tenemos el debate trasladado al drill, que es lo que está entrando ahora. Y el debate es el mismo que tuvimos en 2013 con el trap. Y ahora es ¿El drill? Pues eso es una mierda. Es que, 2013, tampoco hace tanto tiempo y se están repitiendo los mismos argumentos que hace 7 o 8 años.

Larrata – Y son los mismos que esgrimían tus viejos con el punk, es lo mismo, es una cuestión generacional.

Chucho – Y lo que les decían a ellos cuando surgieron Los Brincos (Risas). Al final es como ... “Los relámpagos esos son una mierda, la jota es lo bueno, la buena mierda, la jota pureta” (Risas).

P – Bueno lo podemos ver ahora también (y voy a tirar aquí de mainstream a saco y de raíces gallegas), con la propuesta de las Tanxugueiras, que a mí me flipa. Esta gente ha roto un esquema. Me flipa por eso, no por toda la movida del Benidorm fest.

A nadie se le había ocurrido mezclar una muiñeira con eso. Y mira, funciona y muy bien. Al final es echarle un poco de valor a la innovación.

Chucho – Y actualizar la música popular.

Machete – Eso es un buen currazo.

Chucho – Es como lo más guapo que puede haber. A ese poso generacional de todo el valor cultural que tiene esa música, en este caso la muiñeira, pasar esas sonoridades, esas métricas y pasarles el Autotune, darles un toque, jugar con la propuesta visual que tienen en los videoclips que es increíble también.

Es que mola, y sientes que pone en valor todo lo que se ha hecho antes. A mí me parece lo más bonito. Que en las músicas populares haya gente pedaleando hacia delante. En el flamenco, por ejemplo, que hay un rollo más heterodoxo u ortodoxo. Lo típico, que a Camarón en su momento le decían que era un chalao, que con ese disco a dónde vas. Mola mucho.

Larrata – Al final es como que de fondo hay una cuestión generacional que es tan simple como que a todos nos jode hacernos viejas o viejos, te gustaría ser joven toda la vida, tener 20 años y estar en la pomada (Risas). Que pasa, que empiezas a no estarlo, nosotras mismas ya ...

Machete – Somos viejas.

Larrata – Somos viejas. Es una cuestión de honestidad y asumir que lo que hacías tenía sentido en tu generación, pero no puedes pretender que lo siga estando para las de después.

Machete – Hay que dejar paso.

Larrata – Claro. Nosotras mismas nos estamos viendo que somos mayores y que nuestra música hoy en día igual no tiene mucho sentido para gente a la que le sacamos 15 años. Es normal que ese hueco lo ocupen otras bandas.

Hay que saber acomodarse a eso, en vez de sacarle las garras. Y decir “todo lo que viene es una mierda, el reggaetón es una mierda, el trap es una mierda, solo mola lo que hacía yo”. Pues tu tristemente estás viejo, y está bien que sigas haciendo música. Pero no te enfades, joder (Risas).

P – Totalmente, además falta lo que hablábamos: Aceptación del cambio. Y que además parece que no nos hacemos a una idea y es que, a día de hoy, hay público suficiente para todo.

Larrata – Eso es.

P – Justo en la última entrevista que hice, que era con la campeona de break de España bgirl Law, hablábamos de este debate de la convivencia entre corrientes viejas y nuevas. Y me dijo “joder al final la cosa es que haya hueco para todo, mientras tanto que más da” ¿Mientras haya público, porque no vas a aceptar ese cambio?

Larrata -  Claro, el ejemplo que has puesto antes con Kase O ¿no? Kase O es un tío que toda la gente que le seguimos desde hace años, le vamos a seguir siguiendo. Hace poco fuimos a un bolo suyo y lo sigues gozando y sigues recordando sus temas.

Entonces no hace falta que se ponga a polemizar sobre la música urbana ¿Sabes? No es necesario. Él tuvo sentido lo que hizo, es un pionero en España y todo lo que aportó es la hostia. Deja que también la chavalería experimente con todo lo que tenga que pasar. No hace falta que tengas que opinar de todo, que tengas que estar en el candelero por seguir haciendo música.

P – Bueno y porque el especialmente fue una figura muy innovadora y que introducía elementos muy raros dentro de lo que es el marco de la “generación de oro” española del rap. Porque Cantando cuando salió, medio panorama se quedó “hostia esto suena de puta madre ... pero es rarísimo”. Y aun veníamos de camino hacia aquí escuchando Zombis, y se desgañita, parece que es pseudo hardcore. Si, sí que es curioso la verdad.

Al final la cosa a la hora de innovar es provocar una reacción al principio. Y mucha gente da un paso atrás diciendo “esto es raro”. Pero si la gente sigue escuchándolo, y a final a la gente le acaban gustando porque son cosas diferentes. Es evolución.

Chucho – Si es que el mismo habla de eso en las canciones.

Machete – Y tu como artista, muchas veces es que no quieres seguir haciendo lo mismo.

P – Hay grupos que llevan muchos años haciendo lo mismo, y también llega un punto en el que la gente los puede seguir escuchando, pero se aburre un poco de eso.

Machete – Claro, total.

Chucho – Y también hay grupos que hacen toda la vida lo mismo y a mí me siguen encantando. Lo que pasa es que no van a sorprenderte.

Quiero decir, si a ti te gusta un cuarteto de jazz estándar, no estás buscando nada diferente ¿Sabes? La música en cada una de sus etapas se puede disfrutar por si misma. Una broma que tenemos en el grupo es que una música nueva no anula la anterior. Sigue estando en YouTube.

Machete – Si, que no se borra.

Chucho – Es que parece que si tu subes un vídeo nuevo ... Se cae una canción de Eskorbuto (Risas). No, conviven todas a la vez.

Larrata – Si parece un poco eso, que cuando llegó el trap, quemaron todos los cd que había del rap de los 90, 7 Notas 7 Colores, Violadores ... Pero los discos siguen estando en Spotify y todo (Risas). Es solo gente nueva contando cosas nuevas.

Machete – Y si la gente lo escucha, entiendo por qué ¿No? En vez de criticarlo. Porque te va a hacer entender el mundo.

Larrata - Y tú ya decides si quieres participar o decidir que no te interesa, y seguir haciendo tu música. Que eso es totalmente loable.

Chucho – Y que algo que no te guste tampoco tiene porqué ser malo. Puede no gustarte y reconocer que es bueno.

TREMENDA JAURÍA
TREMENDA JAURÍA

P – Buah, en eso 100% de acuerdo. Ya os digo que nosotros tenemos esta “relación” que aporta la web ... más las redes sociales de la web en realidad. Y hay cosas que se dices tu ... por favor, es que se me cae la mandíbula al suelo de leer esto aquí.

Se que igual soy un poco pesado, pero otra cosa que me gustaría hablar con vosotras, porque genera bastante polémica, pero tiene un doble rasero que me parece muy interesante, es vuestro uso del Autotune. Tiene en general un peso muy importante en vuestra música y también es algo que la gente suele rápidamente tachar de “esto no es música”.

¿Por qué apostar a este otro elemento que como pasaba con el reggaetón es también polémica asegurada?

Larrata – Pues un poco por lo mismo, porque nos encantaba.

Cuando yo escuché por primera vez el tema aquel de Pajaritos en el Aire, la primera vez, dije “que es esa movida tan guapa que lleva la voz”. Porque era supera berrado, con un Autotune mega aberrado, al puro estilo Cher. Y a mí me flipaba, me encanta esa mierda. Es como que de repente la voz está ahí como perfectamente afinada ...

Pues es que es una herramienta más. El Autotune y todo este tipo de efectos es como si hace unos años les dijesen a los grupos de rock: “No es que tocáis con guitarras eléctricas, deberíais tocar con guitarras acústicas que son más duras y hay que sacarles el sonido. Claro es que hacéis trampa porque le ponéis distorsión a la guitarra y es más sucio todo es mucho más sencillo, no necesitas tanta técnica”.

Es un poco lo mismo ¿No? Pues tú le dirías ... Bueno. Es que yo toco la guitarra eléctrica. ¿Te mola o no te mola? Pues si te mola vamos a hacer música. El Autotune es lo mismo.

Machete – Es que es un instrumento, porque la gente no se pregunta porqué llevas batería, o porque metes un pad, o cosas electrónicas en instrumentos más orgánicos. No sé.

Además, no decimos “cantamos así” y luego aparecemos con el Autotune. No. Lo avisamos desde un principio.

Chucho – Si, porque nos mola y también porque es verdad que nos viene bien, porque cantamos mal (Risas).

Mi primer grupo era de punk, porque éramos todos muy malos, y el punk nos permitía empezar a hacer cosas. Porque si somos todos muy malos y montamos un cuarteto de swing, pues nos va a ir muy mal. Pues con esto igual: nos ayuda a cantar, a afinar, y es que queremos que sea justo ese efecto.

Y hemos jugado con él, poniéndolo en algunos temas a todo lo que da, en otros usándolo muy poquito ... ¿Sabes? Vas jugando. Y no es fácil usarlo. Cantar con Autotune no es tampoco darle a un botón. A mí me encanta como lo usa Dellafuente, o me parece mazo original La Rosalía, que canta que flipas y nadie diría que necesita Autotune, pero al usarlo con su voz flipas.

Y ahora también está muy de moda Lo Vocoder o deformantes en la voz. Todo el mundo juega y a mí me parece que es una herramienta y un paso adelante muy guay.

P – Dellafuente que lo mencionáis en el disco nuevo.

Chucho – Es que nos encanta.

Machete – Si somos muy fans. Dellafuente si nos oyes ... (Risas)

P – Vais a haceros una a lo Ninyas del Corro en la Resistencia pidiéndole colabo a los de Estopa (Risas).

Machete – Ojalá, sería un sueño.

Chucho – Eso o darle un abrazo en realidad y decirle “joder macho, nos has salvado la vida bastantes veces” (Risas).

P – Bueno yo este tema quería sacarlo en concreto porque, yo por ejemplo he sido muy hater del Autotune. Lo reconozco. Pero luego un día escuchando a Tote, que es un artista al que admiro mucho la verdad, me flipó una frase que metió en un tema en la que decía algo así como “¿Cómo me voy a enfadar con el Autotune si ha democratizado la música?”.

Y es que es cierto, al final son herramientas que permiten a cualquier persona hacer música. Una democratización como dice él. Y al final el debate alrededor de todo esto a mí me ha acabado dando la impresión de que es un poco elitista ¿No? Si no tienes talento natural, no vales. Hostia, pues vaya mierda.

Al final porque vas a denostar a alguien que vale, igual no canta como Beyoncé, pero la propuesta que tiene es interesante por otros motivos.

Larrata – Es que si te estás solo fijando en si alguien canta perfecto te estás dejando fuera muchas otras cosas de la música. Es como si a un batería le dices “Pero es que no cantas bien. La batería muy bien, pero cantar ... Pues ya no eres buen músico”. Lo importante es lo que te está transmitiendo con la batería.

Esto es lo mismo, soy un artista, te estoy ofreciendo esta movida. Vale, no canto bien, pero ¿Te genera cosas? ¿Conectas con el mensaje? ¿Conectas musicalmente con la historia, artísticamente te cuadra? Pues entonces ¿Por qué le das tantas vueltas?

Igual que nos encanta el rap, y los raperos no es que sean gente que afine bien, nos flipa su flow, y valoramos eso, pero no su forma de cantar. El rap es otra cosa, viene de vocales ¿No? Y así con todo.

P - Bueno y en su momento fue denostado por lo mismo, de que no hacían música solo hablaban rápido. Bueno pues hazlo tú.

Larrata – Claro, coge Autotune y haz algo que me flipe, con los medios que tú quieras, si es que da igual. Autotune solo es un elemento más. Eso es lo importante, ir enriqueciendo la música y que surjan un montón de proyectos nuevos y de mensajes. Y que las chavalas y los chavales se puedan expresar.

P – Si totalmente, que este tipo de cosas le den acceso a la música a esa gente que normalmente no llegaría a, por lo que sea, porque no se pueden pagar unas clases de guitarra o lo que sea, y que cogen este tipo de cosas y se ponen a jugar hasta encontrar algo interesante.

Otra cosa que comentasteis anteriormente, y que me ha gustado mucho, es que habíais dejado un poco de hacer álbumes (en su concepción más clásica) para pasar a formatos más tipo EP, porque la dinámica musical había cambiado y os queríais adaptar.

Estoy de acuerdo con que ahora el consumo musical es diferente, pero a mí me pasa una cosa, y es que me cuesta más interiorizar la música. Muchas canciones las escuchas y luego es como que se van. No es como antes que pillabas Vivir para Contarlo y lo tenías rodando en la cabeza sin parar.

Vosotras ¿Qué pensáis acerca de esto? ¿Creéis que hay una cierta saturación musical y eso puede afectar un poco a la calidad de la música? O que no tiene que ver ojo.

Machete – Yo lo que creo es que hay una saturación vital. Ósea yo lo siento así vamos. Que las vidas van a mil por hora. O al menos en occidente en contextos urbanos. Igual que necesitas consumir ropa de una forma loca, necesitas consumir cultura de una forma desaforada.

Yo me lo veo a mí misma. Antes me encantaba escucharme un disco entero, y ahora me cuesta más hacerlo. Todo lo haces haciendo otra cosa.

Y si, tienes ese miedo a que tu música pase y no se escuche, entonces se prima sacar más cantidad, aunque sea menos pensado. Yo creo que el mundo va a una velocidad tan loca que o te subes a ese tren o sientes que te quedas fuera. Y me parece un peligro pero si no ... ¿Cómo haces para adaptarte a eso?

Larrata – El paradigma un poco fue con YouTube, con los singles, y singles cada vez más cortos. Antes tenías 3 minutos para escuchar una canción. Ahora ya le das 2 y medio. Y es que ahora ya con Tik Tok son 30 segundos. Que la gente ya casi escucha las canciones así, esos 30 segundos que suenan en Tik Tok.

Estoy un poco caricaturizando y exagerando, pero es que es un poco así, que el modelo Tik Tok se está imponiendo un montón, y ves artistas que componen pensando en ello, porque es donde se pagan mejor los streams y donde hay más movimiento. La canción debe tener 30 segundos super pegones, del disco has pasado a reducir todo a eso.

Machete – El rollo redes también al final es la vía de consumo cultural y en la música creo que se nota mucho más: Tienes que estar en redes, para estar en redes debes tener contenido, para tener contenido debes tener bastante pasta para sacar un tema al mes.

Que muchas veces es como, oye peña ¿Cómo hacéis para tener un tema al mes con videoclip? Es imposible competir con eso. Antes la gente sacaba cada año y medio más o menos un disco, lo presentaba, lo estiraba ... Y ahora es que es imposible.

P - Además es justo lo que dices: Ha ganado mucho peso el contenido audiovisual. Es como un pack, si no hay vídeo, parece que el tema no pesa en redes y entonces ya estás muerto del todo.

Machete – Claro, y que son películas, ya no son clips. Debes tener unos recursos para hacer un vídeo ... Son como pelis mensuales de 3 minutos en escenarios cada vez más chiflados, de repente ves un extraterrestre en medio del océano, en un submarino ... mazo recursos ... Vale, te pasas tío.

P – Y luego lo que decías del planteamiento de los discos, que yo esto no lo valoraba hasta hace nada. Me lo puso en valor Panxo de ZOO, por el planteamiento que tenían ellos del disco.

El de Llepolies estaba tan pensado como un conjunto ... Con la canción de Sereno por ejemplo a la mitad, para romper la dinámica, porque es más pausada, etc ... hace respirar a la gente a la mitad del disco.

Esa concepción del disco tan desde el principio al fin, todo eso se pierde, porque obviamente a no ser que seas un grupo grande y consolidado que pueda desaparecer un par de meses de la escena no puedes hacer esto.

Larrata – ZOO mola mucho porque han conseguido surfear un poco ahí. Marcarse sus ritmos y aun así estar con muy buenos números y seguimiento. Y son un grupo muy tranquilo en redes, no se meten una caña loca, Panxo para eso es muy tranquilo.

Machete – Es un buen referente la verdad.

Larrata – Es lo que dices, han sacado un disco con su ritmo y si te mola bien. Y mola que funciona, que mucha gente conectamos con su música.

Chucho – Es que si es bueno funciona, al final la gente si saca tanto material es porque igual lo que va sacando no lo ha petado tanto y necesitas comprar otro boleto.

Machete – Bueno o igual es miedo, porque Rosalía o Bad Bunny claro que lo peta. Pero aun así siguen sacando a ese ritmo. Es como ansiedad a no estar. Porque podrías parar y hacer un disco, pero a la vez las redes te exigen tanto estar ahí, que es como miedo a perder ante toda la gente que está compitiendo por esos huecos.

Y pensar que si no estás ahí vas a caer en el más completo olvido.

Chucho – Nosotras en verdad el formato EP que empezamos a hacer era porque estábamos dando mogollón de bolos.

Entonces necesitábamos refrescar el setlist y teníamos poco tiempo. Entonces pues sacábamos entre 4 y 6 temas. Llevábamos un ritmo que yo ... acostumbrado a otros proyectos me parecía que íbamos a toda hostia. Sacábamos al año una movida nueva y de repente claro, con la Pandemia sí que dijimos: vamos a aprovechar el parón y replantear un poco la movida musical.

A lo mejor mola más explicarla en 12 temas que en 6. Porque a lo mejor le pedimos a la gente un poco eso. Si te escuchas 30 segundos de cada tema, igual te mola de la hostia, pero creo que hay que darles más oportunidades a algunas canciones.

Y lo digo en general, en la música. Porque hay temas que a mí de primeras fua ... No sé por ejemplo del Pedro Ladroga, lo escucho y digo ¿Y este marciano? Y ves los comentarios: El primero, no me mola nada, el tercero, buah me encanta ¿Sabes? Tienes que escucharle más de una vez y joder es que es el mejor.

P – Si, como que tienes que hacer el oído.

Chucho – ¡Claro! A mí con él me ha pasado, el chaval es un máquina. La música tiene sus propios ritmos, tienes que tener suerte de que la gente le dé esa oportunidad.

Larrata – También nos pasa mucho con el tema de las redes que claro ... somos muy malas en eso.

A nivel personal no tenemos mucha relación con ellas, nos da vergüenza. Nosotras nos hicimos redes personales hace poco. Y claro con el grupo estábamos obligadas, pero no lo manejábamos muy bien porque no nos movemos en esos mundos. En ese sentido también nos ha costado mucho.

P – Si esa necesidad de tirar de las redes, que al final es un complemento al trabajo y que muchas veces te hace sentirte un poco ridículo y fuera de lugar.

Chucho – Si a nosotros nos pasó que hicimos una promo de CBD, que se nos olvidaba, se lo mandamos a los cinco meses y claro ... yo creo que ni lo colgaron (Risas). Debían de decir estáis más fuera que la hostia.

TREMENDA JAURÍA
TREMENDA JAURÍA

P – Por meternos ya en el disco en sí, me ha llamado la atención que vuestra música normalmente tiene mucho contenido social, en general, pero en este nuevo trabajo tengo la percepción de que hay una temática más introspectiva. No digo que pierda en contenido social, pero sí que igual hay una convivencia entre ambos aspectos.

Machete – Total. También porque ya tenemos una trayectoria, y si tu piensas en este disco y en Tremenda Jauría, te vas a llevar una idea que no tiene que ver con la trayectoria completa pero que nos apetecía contar.

No somos solo gente que piensa o habla de cosas explícitamente políticas, y en este disco nos apetecía tirar un poco más por ahí. Es un poco como una cara b o c, otra parte nuestra que nos impone sacar, pero nos apetecía.

Tampoco ha sido algo forzado, nos ha salido así. Supongo que el momento que estamos viviendo también nos lo pone fácil para estar introspectivas. Nos hacemos mayores y hay una pandemia ... pues da pie ¿No? Un disco más así ... no sé si más oscuro, pero si más personal.

Larrata – Yo creo que sí que ha sido super clave lo de la pandemia. Porque los discos anteriores tampoco es que nos pusiésemos de acuerdo, simplemente hablábamos sobre lo que nos pasaba, y lo que nos pasaba tenía que ver con lo que pasaba en la calle y los espacios en los que participábamos de movimientos sociales. Y claro, de repente eso no lo teníamos.

Estábamos encerradas en casa, y te da por pensar en otras cosas. Te sale más hablar sobre cosas que te están pasando en tu casa sentado.

Chucho – Nos empezamos a abrir un poco en el anterior. Yo creo que hay un punto en el que lo personal es político, le estoy dando la turra a la gente todo el rato con las cosas que están mal ... pues apetece hablar de amor, entendiéndolo como amor a mis colegas, a un barrio ... para que tengamos ideas propias y generar temáticas nuevas.

Todo lo anterior ya lo hemos dicho y es como la broma de “no se va a borrar por subir algo nuevo”. Pues no es que opinemos ahora que los bancos no son malos, pero eso ya está en el primer disco, en el tercero, y no me apetece hacer referencia a algo que digo todo el rato. Y a eso se suma que lo que nos ha pasado ahora.

Pero también luego Julia tiene una frase que dice “Gloria a las chavalas fuego a las casas de apuestas”, y joder es que ... Claro yo reconozco que soy muy punki, me pones esa letra y digo, vamos allá (Risas) y conectas otra vez con un mensaje así. Quizás el siguiente disco sea más político, vete tú a saber.

Larrata – Tiene que ver con el contexto que tengamos.

P – Bueno y a mí me parece muy interesante el equilibrio entre ambas partes. A mi opinión el disco está muy guay porque tiene esa una de cal y otra de arena. Tiene ese lado más disfrutón y un lado más de pararse y pensar. Y ese equilibrio me parece muy original porque tampoco es muy común y creo que es un atractivo más para este nuevo trabajo.

Machete – También siempre decimos que Tremenda Jauría es un grupo de colegas haciendo música, y que no nos beneficia mucho, pero que en realidad somos una propuesta bastante honesta.

En el sentido de que no escondemos las cosas, no performanceamos mucho. Somos un poco desastre y bastante majas también. Somos gente que participa en eventos sociales de su ciudad, pero también somos gente bastante sensible, que nos pasan cosas y a veces estamos tristes.

Tengo la sensación de que este trabajo es una foto un poco más completa ¿No? Lo pensaba también en términos de madurez, de los 20 a los 30 te das cuenta de que la vida tiene más caras, y que es bonito hablar de eso. Siento que es un disco que acompaña una trayectoria que nos lleva a hacernos más maduros y representar la fiesta, pero también esos momentos de estar más para adentro.

P – Si un poco la de “somos sentimientos y tenemos seres humanos” ¿No? Al final eres un artista, pero sigues siendo una persona y hay una representación suya en la música, o al menos de una parte.

Machete – Total, y que es un rollo más humano. Tenemos un grupo de música, pero somos eso, personas.

P – Hay también un cambio de sonido en el nuevo disco. No sé si diría más oscuro, pero sí que la parte más latina, de cumbia, reggaetón, pierde algo de protagonismo y entra un sonido algo más punk, quizá por la incorporación de la batería. Incluso en Átomos me suena un poco a pop-electro.

No sé si esto es simplemente que os apetecía experimentar, pero me gustaría saber porque os habéis alejado tanto de ese sonido tan propio vuestro y explorar estas propuestas que se salen del cajón.

Chucho – Pues precisamente porque si sacábamos algo parecido a lo anterior nos iba a dar una pereza increíble.

Y porque se nos habían acabado las ideas todo sea dicho. Hemos tardado muchísimo en sacar este disco porque la pandemia ha sido una movida que no inspira para nada. Es un bloqueo total. Mucha gente nos decía que habíamos tenido mucho tiempo para escribir. No. En la pandemia nada más estaba jodido. Ni siquiera quiero hablar de esto en las letras.

Entonces tirar por este rollo más orgánico, con la batería de Saray, Julia y yo con la guitarra, Jimbo que siempre ha tocado el bajo ... Pues le da un toque más punk y meterle los elementos de síntesis que veníamos haciendo. Y eso creo que es lo que nos ha dado más alegría.

Hicimos Cayena jugando a eso y vimos que podíamos tirar hacia un montón de lados. No estaría haciendo reggaetones y más reggaetones sin tirar hacia ningún lado. Yo lo he visto un poco así.

Machete – Hemos tenido más tiempo para estar más en el estudio juntas, al no tener una gira tan loca. Tienes más tiempo para estar juntas y pensando en que queríamos hacer. Es como un guiso hecho con más tiempo.

Larrata – Si fue un poco como descorchar un champán y que salga un montón de espuma. Al principio estábamos más bloqueadas a nivel creativo y cuando empezamos a decir: Vamos a hacer lo que nos dé la gana. Pues todo cabe.

Y empezamos a meter temas que antes no habríamos metido nunca en un disco de Tremenda Jauría. Y al plantearlo como un disco de 12 temas, había hueco para todo. Nos dio libertad para quitarnos ese complejo, que antes igual sí que nos parábamos a medir más.

Machete – Si, pasar de hacer un poco lo que la gente espera que hagas a decir “Pues ojalá a la peña le mole”.

P – Bueno, al igual que con las temáticas, a mí me parece que la contraposición de sonidos genera un efecto curioso y muy guay. Está el tema de El Botín, por ahí en medio, mucho más cañero y luego claro, Átomos no es lofi, pero me genera los mismos sentimientos. Es como echar el freno y disfrutar. Esa contraposición de energías dentro de un mismo trabajo es curiosa y es uno de los atractivos del disco junto con las temáticas.

Así que espero que la gente se anime, le dé una oportunidad al álbum porque lo merece, y que la presentación en La Riviera del día 12 se convierta en una fiesta de tributo a el. 

Y bueno, por mi parte esto sería todo. Muchas gracias por compartir todas estas ideas y reflexiones con nosotros, de verdad.

Todos - ¡Gracias a vosotros!

Entrevista a Tremenda Jauría: "Siempre hemos entendido que la cultura es un espacio...