sábado. 18.05.2024

La trágica y fatídica muerte de TakeOff sigue pesando como una sombra sobre los corazones de sus amigos más cercanos y colaboradores, como es el caso de Offset y Travis Scott.

El dúo de raperos se juntaron en una nueva canción titulada "Say My Grace", parte del segundo álbum en solitario de Offset, "Set It Off", que fue lanzado el pasado viernes 13 de octubre. El beat, que corre a cargo de Vinylz, FNZ, Maneesh y Tom Levesque, crea un telón dramático donde el exintegrante de Migos mira al cielo y cuestiona a Dios: "¿Por qué no obtuve una respuesta? ¿Por qué perdí a mi hermano por balas? ¿Por qué perdí a mi abuela por cáncer? ¿Por qué yo, Dios? Necesito respuestas".

En su verso como invitado, Travis Scott también aborda su dolor por el asesinato de TakeOff, con la siguiente rima: "Estoy en un estado de meditación / Desde que perdimos al hermano, no hay mucho más que pueda soportar".

El video que acompaña a la canción, que fue filmado en Tailandia y dirigido por Maya Table, añade una capa visual muy interesante a la emotiva pieza musical.

Una muerte sin tener nada que ver

El mundo del rap se estremecía en noviembre de 2022, cuando saltó la trágica noticia de que TakeOff fuese asesinado, con tan solo 28 años de edad, en una bolera de la ciudad de Houston. Todo esto, semanas después del lanzamiento de su álbum colaborativo con Quavo, "Only Built For Infinity Links".

Las autoridades informaron que TakeOff fue una "víctima totalmente inocente" en medio de un juego de dados que involucraba a Quavo y otros hombres, el cual escaló en una discusión y, trágicamente, en un tiroteo. La autopsia reveló que TakeOff sufrió heridas fatales en la cabeza y el torso.

En el mes siguiente, la Policía de Houston arrestó a un hombre de 33 años llamado Patrick Xavier Clark, conocido localmente como DJ Pat, acusándolo del asesinato del rapero. Clark, quien ha mantenido su inocencia, fue liberado bajo fianza de un millón de dólares en enero del año 2023.

Offset lo mantiene en sus recuerdos

Offset, buen amigo de TakeOff y compañero en el grupo Migos, se abrió sobre el impacto emocional que le generó la muerte de TakeOff. En una entrevista con Angela Yee en julio de este mismo año, confesó que no hay un día en que no se piense en su pérdida.

"No estoy curado, no estoy bien", admitió el artista. "Somos estrellas, así que la gente piensa que está bien, pero soy un hombre real. Lloro todos los días por esta mierda. Su perdida me jode todos los días".

Añadió que, aunque pueda aparentar normalidad en eventos públicos, desfiles de moda o conciertos, detrás de bambalinas necesita el apoyo de su esposa, Cardi B, para sobrellevar esta situación que está atravesando.

Un vacío irremplazable

La muerte de TakeOff no solo dejó un gran vacío en la música, sino también en la cultura del rap en su totalidad. Su partida dejó un impacto tangible en la comunidad de fans del artista y en sus compañeros de profesión, quienes ahora enfrentan la realidad del duelo de manera pública.

El rap, qué menudo un escaparate de bravuconería y autoafirmación, se ve confrontado por la vulnerabilidad de Offset al compartir su dolor de manera tan abierta. Este episodio no solo es un recordatorio de la fragilidad de la vida, sino también de la capacidad de la música para ser un reflejo honesto de las experiencias humanas más difíciles.

Offset y Travis Scott le dedican la canción "Say my grace" a Takeoff
Comentarios