martes 7/12/21

Las Ninyas Del Corro lanzan Onna Bugeisha, su primer álbum

Las Ninyas Del Corro es una dupla catalana que ha ido saltando de escalón en escalón en los últimos dos años. Ahora, lanzan su primer álbum, Onna Bugeisha. Una delicia con sabor a rap clásico. 
Onna Bugeisha de Las Ninyas del Corro
Onna Bugeisha de Las Ninyas del Corro

Felinna Vallejo (@felinna.vallejo) y Laüra Bonsai (@laura.bonsai) forman Las Ninyas Del Corro (@lasninyasdelcorro). Procedentes de los barrios de Barcelona, estas dos mc han demostrado que en España también se puede hacer un rap que suene al americano de los 90. Bastante nuevas en la escena, han sabido sacarle partido a todo lo aprendido en los corros de Barcelona para llegar rápidamente a un sonido maduro y muy muy potente. 

Esto ha hecho que se ganen el respeto de auténticos pilares del panorama, como quedó claro tras su participación en el apoteósico Rap Sin Corte L, uno de los eventos de este año en la música española. 

Nosotros las descubrimos en profundidad a raíz de su último EP, #SKIT2020, que nos gustó tanto que le dedicamos un Profundizando en la Música. Ahora, tras mucho trabajo y un largo camino, Las Ninyas del Corro lanzan su primer álbum, Onna Bugeisha

LNDC

Laura Bonsäi y Felinna Vallejo, integrantes de LNDC

Un disco puramente suyo

El disco es 100% LNDC. Con 14 tracks en los que apenas encontramos cuatro colabos, está claro que es fruto de un trabajo arduo y cuidado.

Entre estas colaboraciones destaca el nombre de Erick Hervé, por el peso que tiene el valenciano en el panorama español y por su postura ante las colaboraciones. Una señal inequívoca de la calidad de Las Ninyas. Otro artista que nos llama la atención es Moneo, por el aporte musical que hace, tan diferente del sonido del dúo catalán. La lista de colaboraciones la cierran con sendos temas Duku y Giada Longo. 

Musicalmente, la mayor parte de la producción corra de la mano de Esse Delgado, productor de confianza del grupo. Este le da la unanimidad musical al álbum, y tiene bastante protagonismo con la presencia de dos interludios musicales a falta de uno.

Sin embargo, la lista de productores es larga y nos quieren sonar algunos nombres. Productores como Sceno, Blasfem, Yeke Boy o Tensei One, ponen su granito de arena en un disco cargado de bases al más puro estilo boom bap. La lista de nombres la rematan Deps, Oka Miles y Sherry Fino

¿Han reencarnado Tupac y Old dirty?

En la reciente entrevista que les hicieron en La Resistencia, Laüra Bonsai bromeaba con que era la reencarnación de Tupac, ya que había nacido el día de la muerte de este. Las referencias a este y contemporáneos suyos no son escasas en las letras del dúo. 

Lo cierto es que no solo el sonido, si no la estética de la música de LNDC nos recuerda ciertamente a esta época del rap americano, aunque quizás tirando más hacia Wu-Tang. Las referencias a la cultura del cine asiático americano de los 90, que tanto marcaron a los miembros del Clan, con películas como 36 Chambers o la filmografía de Bruce Lee, se filtran también en la simbología de las Ninyas ya desde el título y portada del disco. 

Musicalmente, ya hemos comentado el sonido boom bap de las bases, acompañados por rapeos potentes, enérgicos. Un sonido tremendamente clásico. Esta impresión se ve muy reforzada por una constante inclusión de frases en inglés por parte de ambas, lo que deja más que claro de que pata cojean musicalmente ambas artistas. 

No es que en Onna Bugeisha no haya elementos que se salgan de esta línea. Como comentábamos, la colaboración de Moneo introduce variaciones en este sentido. No es el único elemento. Temas como Sassy o el curioso tema de Harakiri (Outro), suenan también más suaves, menos agresivos, aportando dinamismo al disco y dejando respirar un poco. 

Las samurais de Barcelona

Con este disco, Las Ninyas se han consolidado como artistas de pleno derecho en el panorama español. Las samuráis de Barcelona, destacando entre todo el panorama precisamente por este sonido duro y una compenetración de alto nivel. 

No hay freno para ambas. Las temáticas del disco son variadas y alternan en los propios temas. Sus rimas fluyen igual que las artes marciales a las que referencian con su estética: combativas y de carácter social, egotrip en el que las barcelonesas destacan, o autorreflexión. LNDC fluyen y mezclan temáticas dando lugar a temas dinámicos en contenido, con mucho detalle, que implican que necesariamente hay que poner atentamente la oreja. 

Especialmente es interesante la contraposición entre la seguridad de sus frases de egotrip y la inseguridad que reflejan las de autorreflexión, algo que consideramos muy representativo de una sociedad en la que la mayor parte de la juventud ha de mostrar la primera para intentar salir del paso, mientras la que impera es la segunda. ¿Una crítica social velada? ¿O tal vez inconsciente?. 

Independientemente, este disco es claramente un hito para este dúo de rookies, que prometen muchísimo para el futuro. Chekead Onna Bugeisha, una oda al Clan, una oda a un rap que ya no se hace. 

Las Ninyas Del Corro lanzan Onna Bugeisha, su primer álbum
Comentarios