sábado. 18.05.2024

Desde inicios de año, Foyone venía avisando que se aproximaba música nueva, y con nueva nos referimos a algo totalmente diferente a lo que había hecho el malagueño hasta la fecha. En febrero, ponía fin a un silencio musical de un año, para lanzar el primer adelanto de Demoni, Banana Split. Un adelanto que generó reacciones diversas entre su púbico, que se mostró sorprendido ante el cambio de sonido que acompañaba al Presidente. 

Este cambio se reiteró con 3 segundos, el segundo adelanto de Demoni, con el que confirmamos que este trabajo sería una nueva versión de Foyone, y nos dejaba con muchísimas ganas de más. 

Hace diez días salía Demoni, y hemos tardado un poco en procesar todo lo que aglomera este increíble disco, que para muchos ha supuesto una decepción debido al volantazo que ha dado Pedro, pero que a nosotros nos ha parecido algo nuevo y refrescante en la escena española por diversos motivos. Vamos a hablar de Demoni.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by FOYONE (@foyone)

El as bajo la manga: Un elenco musical tremendo

Una de las grandes bazas de Demoni es su musicalidad. Aunque Sceno, como no podía ser de otra manera, ha jugado un papel principal en la producción musical del disco, veíamos en los adelantos la mano de gente como Ciclo, Escandaloso Expósito, Amber Window, Juan Arance, Carlos Martín, Ale Acosta, Manu Flores, Moneo, Gabriel Fernández y Hoss$ Benitez. 

Una auténtica bestialidad, que solamente en cantidad de nombres, demuestra la complejidad que encierra Demoni. La labor de coordinar tanto talento, de ponerlo a desfilar en orden, y generar un proyecto con un hilo conductor y una narrativa, que cabalga sobre una variedad musical increíble. 

Solamente por esto, Demoni merece ser considerado un disco pilar del rap español, ya que a nuestra forma de ver, supone un proyecto como pocos se han abordado en la historia del género en nuestro país. Y el resultado es brutalmente duro, cambiante, lleno de matices y detalles que permiten reescucharlo una y otra vez. 

Sin miedo al arte

El otro gran elemento de Demoni que ha hecho que reforcemos nuestro respeto por Foyone, es la apuesta que ha realizado con este disco. El cambio tan radical que ha realizado, le valió con los adelantos tantos apoyos como críticas de parte del público que quería volver a ver al Foyone de siempre. No vamos a negar que a nosotros nos sorprendió también el cambio de dirección del malagueño, hasta que interiorizamos el cambio. 

No obstante, el producto final es una apuesta arriesgada pero que funciona. Un giro musical que se aprecia, porque no es una renovación vacía, sino que nos abre a una nueva versión de Foyone. Una frescura con cimientos fuertes, que se agradece que llegue para abrir 2024. 

Hay que destacar, que los cambios en Demoni no vienen solo del apartado musical. Escuchamos a Foyone en registros tanto clásicos, como totalmente nuevos, experimentando con su propia voz, métricas y estructuras. Incluso detalles como verle hacer el equivalente a una "rotura de la cuarta pared" en la música, solo nos lleva a admirar este trabajo 

Por supuesto, nada de esto ha hecho que se descuide la narrativa del proyecto, la cual se nos presenta de forma totalmente conceptual, desarrollando un tono reflexivo, en el que "Foyone" realiza un viaje centrado en la progresión social, desde el inicio lleno de esperanzas, una fase de decepción, cargada de dudas, y finalmente la madurez y la calma. Una lucha con los demonios internos, que pone nombre al trabajo. 

Una apuesta artística transdisciplinar

Para cerrar este proyecto tan redondo, también hemos visto a Foyone embarcarse por primera vez en un proyecto audiovisual ambicioso. Los clips del malagueño siempre han sido de calidad, pero en este caso, el audiovisual apoya ese lado conceptual y esa narrativa que hemos comentado anteriormente. 

Para ello, el despliegue de medios es muy superior a todo lo que habíamos visto hasta el momento, no solo en el trabajo de Foyone, sino en el rap español en general. 

Un combo de rasgos, innovaciones y trabajo duro de equipo, que a nosotros al menos nos ha hecho disfrutar de Demoni, y considerarlo como un candidato claro a ser uno de los mejores proyectos de este 2024, y posiblemente de la historia del rap español. Hasta la portada, es todo un alarde colaborativo, de la mano de Aryz, uno de los artistas más bestias del país. 

 

Demoni: Analizamos el disco que supone un antes y un después en la carrera de Foyone
Comentarios