viernes. 12.04.2024

Después del éxito que ha tenido el show de la Super Bowl nos gustaría rescatar esta historia de como Dr. Dre y Eminem se conocieron. Está claro que Dre ha sido una pieza clave en la carrera del rapero del Detroit, pero la verdad es que ha sido una relación bastante simbiótica pues Eminem llego a la vida del productor en un momento clave para rescatar su carrera.

Pero, no nos adelantemos, vayamos al principio de esta historia. El productor había comenzado su carrera de manera muy fructífera siendo pieza clave en el grupo de N.W.A. y reventando los escenarios durante los 80. Pero comenzaron los 90 y si bien fue la época dorada del rap también fue la época más convulsa en cuanto a los conflictos entre bandas. Dre se posicionó en ese momento con los raperos de la West Coast y ficho en Death Row Records, alma mater de la mayoría de las leyendas de la West Coast.

Después de una absurda guerra musical entre la West Coast y la East Coast todo "terminó" con los asesinatos de Tupac y Biggie, las cabezas más visibles del movimiento entre ambas facciones.  

El principio del cambio de Dre

La verdad es que mucho antes de que la parte más cruda del conflicto estallase nuestro famoso productor ya estaba un poco harto de todo esto. Sobre todo de la actitud de Suge Knight que en ese entonces era el dueño de Death Row Records y había convertido la discográfica en poco menos que una institución mafiosa.

Con todo esto Dre busca cambiar de aires y reinicia su carrera con su antiguo amigo Jimmy Lovine de Interescope Records. Un sello que años atrás había absorbido Death Row Records, allí fundo su propia discográfica: Aftermath Entertainment. 

Hasta entonces todo habían sido éxitos para el productor de Compton, así que tuvo mucha libertad creativa, solo necesitaba capturar nuevos talentos y hacer que bajo su producción consiguiese los éxitos que su nueva discográfica necesitaba.

Inicios duros con Aftermath Entertainment

El inicio de Aftermath fue todo menos fácil. En 1996 todo estaba listo para comenzar esta nueva etapa y allí nació el primer disco, Dr. Dre Presents: The Aftermath. Fue un rotundo fracaso, los críticos fueron realmente duro con él y además las ventas no acompañaron en absolutamente nada. Aquí empezaba una de las etapas más duras musicalmente para el famoso productor de Compton.

Este fracaso fue arrastrado hasta acabar la década de los 90, allí fue donde estuvo la étapa más baja de Dre. Pero, todo iba a cambiar, si queréis profundizar en esta étapa tenéis el documental de Netflix, The Defiant Ones que profundiza bastante en este período.

El gran descubrimiento

Dre seguía con la idea de "capturar" a la nueva promesa del rap y se reunía de vez en cuando con Lovine para escuchar música de nuevos artistas que mandaban sus trabajos al dueño del sello discográfico. Ahí es donde llega la historia de un becario que trabajaba en Interescope.

Este becario era  Dean Geistlinger, que recientemente había acudido a un evento de batallas de rap y se había encontrado con un joven rapero prometedor. Si exactamente, este artista era Eminem. Realmente en esta competición había quedado segundo, pero capturó el interés de Dean. El becario habló con Eminem y se hizo con una mixtape que entregó a Lovine.

En uno de los encuentros entre Dre y Lovine, este último puso la mixtape que había recibido del becario y surgió la magia.

El resurgir de Dre

Después de escuchar esta cinta quedaron para un primer encuentro con Eminem. En este primer encuentro fueron al estudio y surgió la chispa que hizo estallar todo: “My Name Is”. Aquí es donde empezaría una de las relaciones más fructíferas de la historia musical.

La verdad es que Interescope ya no tenía la misma fe en Dre y creían que un rapero blanco no iba a tener cabida en el mercado musical de aquella época. Pero, no hicieron caso a este tipo de consejos y acabaron grabando en 1999 The Slim Shady LP. Que reventó absolutamente el mercado y se convirtió en uno de los CD's más vendidos en la primera semana de lanzamiento. Casi nada.

El resto como se dice es historia, Eminem se convirtió en todo una estrella y Aftermath Entertainment en la siguiente década ficharía artistas como 50 Cent o Mary J Blige, convirtiéndose sin duda en uno de los sellos que moldeó toda la década de los 2000. Estamos seguros de que si ese becario no hubiese entregado la cinta a Lovine nos habríamos perdidos grandes obras de la pasada década. 

Fuente: sopitas.com

¿Cómo descubrió Dr. Dre a Eminem? La historia de un becario que cambió el rap
Comentarios