viernes. 14.06.2024

A pesar de que en Estados Unidos Martin $ky ya tenía una considerable reputación, descubrí al de Chicago con su muy destacable If Anybody Ever Told You That They Know Me, They Lied tanto en el terreno de la producción como en el de las vocales. Sin embargo,  este Wave 1 nos ofrece exclusivamente un muestreo instrumental, dándole valor por sí mismo –algo que por otra parte va a ser a partir de ahora la norma de acuerdo con el productor, pues asegura que ya no va a rapear más. Parecería entonces que, sin quererlo, últimamente esta sección ha derivado en un recorrido por aquellas zonas dentro del hip hop a las que no se les presta la debida atención. Quizás simplemente se trate del buen momento que está experimentando esta cultura.

“Yuhh Yuhh” comienza con un loop minimalista acompañado por un ritmo que bien podría pasar por triphop o club, dejando claro que estamos ante un trabajo sostenido por arenas movedizas. No obstante, lo interesante del tema aparece al desfallecer y ser aupado por ese sonido de cuando los 8 bits se convierten en tinieblas. Para algo los recreativos siempre fueron lugares sórdidos, como una continuidad de los billares de Paul Newman, nada que ver con la estética gamer de ahora. Así, en sintonía con ese sonido electro que tan bien se mueve por Soundcloud, el álbum continúa mirando de reojo al pasado topándose con “Not So Much Anymore”, el cual  recoge esos conatos de dirty electronic europeo de hace una década; eso sí, moviéndose entre una oscuridad más cercana a nuestra época. Su pereza atmosférica lo convierte en un tema no exactamente para rapear por encima, aunque se pueda; no exactamente para bailar, aunque se pueda; manteniendo el 4x4 pero obligando a preguntarnos donde se encuentra el núcleo de su música, aquello que identificamos con lo importante.

“I Can’t Make This Up” quiere convertirse en noise industrial, revolverse, pero las capas cloud que se le añaden tiran hacia otro lado, a la música de ascensor etérea. Entremedio el cuatro por cuatro marciano y a la vez canónico, como si Martin $ky estuviera empeñado en no darnos una única interpretación de lo que hace, algo que resulta más difícil de transmitir cuando se está delante del micrófono. Aprovechando entonces esta ocasión para mostrarnos sus inquietudes de manera más detallada, con “Don’t Rush” nos ofrece un sonido más familiar, ese que se ha venido conociendo como los ‘dulces noventa’. En este caso de la mano de un sintetizador californiano y, a la vez, cierto toque nostálgico retro, muy delicado, que trata de desmarcarse de calificativos gangsta.

El de Chicago continúa desplegando sus tentáculos mientras disfrutamos de un sonido que entra tocándonos la espalda y girándose rápidamente, nos damos la vuelta, no vemos nada, pero al volver a mirar al frente este ya está delante de nuestro. Eso hace también en “You Don’t Even Smoke” y “Overthinking” con sus glitcheos que nos muestran una isla paradisiaca pero que, en cuanto nos acercamos, produce interferencias. O “Work Smarter” un hijo bastardo de Aphex Twin, la NES y Dilla, no sabiéndonos muy bien con qué quedarnos.

Pese a ser muchas cosas, estamos ante un álbum de hip hop. En sus siete temas no esperes los subidones diseñados para botar en un festival, las melodías coreables que lo conviertan en pop o los largos sampleos de temas clásicos. Trabajo que nos invita a ir descartando opciones y pelando la cebolla de manera que al llegar núcleo esperado no encontremos nada. Ese es el truco de este Waves 1.

https://open.spotify.com/album/0VKEyAmFVx6KyJJrLJwdVS

Trabajo de la semana: Martin $ky - Wave 1 (2017)
Comentarios