lunes. 05.12.2022

Freestyle: Sanción a Sweet Pain y odio desmedido en redes

Las últimas semanas han sido una vorágine en el freestyle nacional, pero parece que poco a poco la efectividad de FMS y UR va cerrando heridas. 
Sweet Pain por Carlos Vela
Sweet Pain por Carlos Vela

Hace un par de semanas se celebró la tercera jornada de la última temporada de FMS España, una de las ligas más competitivas del freestyle en habla hispana, y de las más seguidas del mundo. Dentro del marco de esta competición, se dio una situación de lo más incómoda cuando uno de los competidores se retiró sin mayor explicación. 

Sweet Pain se marchaba del escenario ante la decisión de enviarle a réplica con Sara Socas de los jueces, con evidente enfado.

El revuelo en redes no tardó en aparecer, enturbiando el panorama nacional y haciendo que muchos de los protagonistas del mundillo se pronunciasen al respecto con evidente y justificada indignación contra la que ha sido una de las peores respuestas del público del free en España. Desde los propios jueces, que recibían amenazas por sus decisiones, hasta otros competidores que alucinaban con lo que estaba pasando. 

Lo cierto es que independientemente de los motivos de la decisión tomada, los actos de Sweet Pain no se correspondían con los de un profesional y afectaban a la dinámica de la jornada sobremanera.

Tras un primer momento de confusión y de decisiones precipitadas, la organización de la liga comunicaba que habría una reunión interna para decidir tanto la repartición final de puntos entre Socas y Sweet Pain, como las posibles sanciones a este por su comportamiento. Por su parte, el competidor sevillano se disculpaba en sus redes por su actitud, y agradecía a la organización por el apoyo recibido. 

Tenemos veredicto

La liga finalmente publicaba un comunicado oficial en el que dejaba claro que todas las decisiones tomadas iban encaminadas principalmente a intentar evitar que (fuese por la causa que fuese) esta situación se repitiese nuevamente, con la consiguiente repercusión para organización, competidores y público.

A este fin, se han propuesto dos tipos de sanción. La primera es de carácter económico, quizá la más esperable y que tiene más paralelismos con otras disciplinas. Básicamente, el competidor tendrá una multa correspondiente a su caché de tres jornadas de la liga de FMS.

No sabemos los criterios que ha tomado FMS para definir el número de jornadas que implicaría la multa, pero aparentemente, esta medida ha sido acatada sin mayor problema. La segunda, implica ya la dinámica interna de la competición. Como consecuencia del abandono de Sweet Pain, este no recibirá ningún punto por el encuentro, siendo, por tanto, los dos puntos para su rival, Sara Socas.

Esta medida, que en un inicio osciló de una decisión a otra llevada por la tensión del momento, nos parece que finalmente ha aterrizado en una decisión lógica. Recordemos que al fin y al cabo, Sweet Pain abandonó el encuentro tras ir a réplica, perdiendo su posibilidad de defenderse, y nos parece lógico que, por tanto, la puntuación pase directamente a Socas aunque sea por incomparecencia. 

La implicación más importante para el sevillano tras esta decisión es que por posición en el ranking se quedará fuera del primer corte para la FMS Internacional, que arranca el próximo mes en Valencia. 

La organización ha finalizado el comunicado con un mensaje claro de apoyo a Sweet, recalcando las disculpas de este ante su actuación, y mostrándole todo su apoyo, como a uno más de los integrantes de la familia de Urban Roosters

Una resolución justa, un público injusto

A nuestros ojos, una actuación más que justa y meritoria por parte de UR y FMS, que tras un momento inicial (y comprensible) de confusión y sorpresa ante la situación, han tomado cartas en el asunto de una manera más que justa. 

No todo el mundo lo ha visto así, por supuesto. 

Twitter concretamente ha seguido con la dinámica de hate y escándalo que se arrastraba desde hace unos meses, y que encontró en la situación con Sweet Pain un elemento más sobre el que desarrollarse. Esto ha llevado a que figuras como Kapo, Piezas, Tirpa, Blon o el propio Sweet Pain se pronuncien, criticando al conjunto del público que desarrolla toda esta dinámica de odio. 

La repercusión de esta situación, ha hecho promover a Urban Roosters un sistema de control en cuanto al rendimiento de los jurados en la competición, para intentar despejar cualquier atisbo de duda en cuanto a que los enfrentamientos estén amañados.

Lo cierto es que independientemente de un episodio que puede ser más o menos acertado, la actitud de muchos usuarios en redes ha superado cualquier situación en el escenario en cuanto a hostilidad, y ha dejado claro que hay un problema en el público del free. 

Mientras tanto, la nueva fecha en Salamanca se va aproximando, y tenemos a la vuelta de la esquina la FMS Internacional. Veremos que nos depara el futuro de la competición. 

Freestyle: Sanción a Sweet Pain y odio desmedido en redes
Comentarios