viernes. 12.04.2024

Desde la persecución masiva de YSL, incluyendo a Young Thug y Gunna, el uso de las letras de rap como prueba en los tribunales se ha convertido en un tema controvertido en el mundo del Hip-Hop.

La ciudad de Nueva York, por ejemplo, ha sacado adelante una legislación para limitar el poder de las letras de las canciones como prueba en los juicios penales. Sin embargo, en el caso de Young Thug y Gunna, la fiscalía argumenta que las letras de las canciones sirvieron como "actos abiertos" de los supuestos delitos que cometieron.

Entre las canciones nombradas en la acusación están el éxito de Young Thug "Anybody", así como varias canciones del álbum recopilatorio de YSL de 2020 "Slime Language 2", entre ellas "Take it to Trial", "Ski" y "Slatty". Explican que las letras sirven para "preservar, proteger y mejorar la reputación, el poder y el territorio de la empresa [YSL]".

"Maté al hombre delante de su madre, así como, a su hermana y a su primo", decían algunas de las letras citadas. "Disparo" y "Los mato, sin dejar rastro". Thug no está acusado de asesinato en el caso, sino de haber alquilado un coche que luego fue utilizado en el asesinato de un miembro de la banda.

Los críticos con la posibilidad de que el tribunal emplee las letras de los temas de rap como prueba argumentan que la música es un arte y, por tanto, no es una representación de la realidad de los artistas.

"Señor. Sergio Kitchens, conocido como Gunna, es inocente. La acusación presenta falsamente su música como parte de una conspiración criminal", dijeron los abogados del rapero, Steve Sadow y Don Samuel, a ABC News.

Durante una conferencia de prensa en la que se anunciaron las detenciones, el fiscal del condado de Fulton, Fani Willis, comentó: "La Primera Enmienda no protege a la gente de que los fiscales usen [las letras de las canciones] como prueba". A Gunna se le denegó la libertad bajo fianza y se le fijó como fecha de juicio el 9 de enero de 2023.

Las letras de rap a justicia

Los prejuicios en torno a la música rap son fuertes. Sus letras son regularmente acusadas de provocar todo tipo de problemas de comportamiento, desde la insolencia y el bajo rendimiento escolar hasta la violencia física. Los tribunales se toman todo esto muy en serio y pueden equiparar las letras de algunas canciones a confesiones.

"Nunca he matado a nadie. Pero tengo algo que hacer con ese cuerpo". Es seguro que Young Thug nunca pensó que la letra de su canción "Anybody" llevaría, algún día, a su detención. Pero eso es más o menos lo que ocurrió. El rapero de Atlanta, cuyo nombre real es Jeffery Williams, fue detenido el martes 10 de mayo junto con otros 27 artistas de su sello, YSL Records (Young Stoner Life Records). Se les acusa de violar la Ley Rico (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act) contra el crimen organizado.

En un documento de acusación de 88 páginas, los fiscales de Georgia acusan a Young Thug de ser uno de los fundadores de Young Slime Life, una banda que se originó en las calles de Atlanta en 2012 y que estaba afiliada a los Bloods.

Afirman que esta organización cometió o conspiró para cometer una larga lista de delitos que incluyen el asesinato, el robo a mano armada, el asalto agravado con un arma letal, el robo de coches, varias estafas y el tráfico de drogas.

Para apoyar su caso, los fiscales se basan en testigos y pruebas físicas... pero también en algunas de las canciones de Young Thug. "Slime Shit", "Original Slime Shit" y "Anybody" son citadas en el documento de acusación por sus letras violentas, que supuestamente podrían ser ejemplos de "actos manifiestos". Una interpretación que el abogado Manny Arora refuta totalmente.

"Al decir que 'estamos usando las letras que usa un rapero', eso básicamente pondría a todos los que rapean fuera del negocio o en la cárcel basándose en esas palabras. Bajo esa lógica, Johnny Cash ha matado a múltiples personas porque su música habla de matar a múltiples personas", dijo el abogado a CBS 46.

Las letras de rap se utilizarán como pruebas de delitos
Comentarios