sábado. 18.05.2024

Cartel de protesta vecinal de Lavapies, el barrio donde vivía Primer Dan.

Corría el año 2006, una época en la que el rap español estaba inmerso en numerosos cambios; el gangsta rap se estaba asentando en un mundo en el que todo lo que no fuese hardcore o underground era mal visto, todo giraba en torno a la estúpida cuestión de lo "real". Eran unos años en los que la inmigración cada vez se hacía más de notar, una inmigración que  había poblado los barrios más deprimidos de las grandes ciudades en las últimas décadas, asentándose, dándole multiculturalidad a las urbes y aportando cada vez más en el rap. Precisamente estas minorías latinas y africanas apostaban por un gangsta rap a la española, centrado en la vida de sus barrios, bandas, trapicheos, violencia y sexo. Algo a lo que los oyentes tradicionales no estaban acostumbrados y lo veían como una fantasmada. Quizás porque la mayoría provenía de barrios de clase media en la España del auge económico.

Surgieron muchísimos nombres ubicados en este subgénero: Invandra, Kunta K, Meko, Christian Crisis y un largo etcétera, en el que por supuesto estaban también raperos españoles como Xcese, Ivan Nieto, Costa y toda su crew (GP Boys) y el que nos interesa hoy: Primer Dan, un  afrogallego que decidió mudarse a Madrid en busca de nuevas oportunidades y que consiguió tocar el cielo por un breve período de tiempo.

El chico tenía talento, eso es indudable, hasta el punto de que consiguió llamar la atención de uno de los históricos del Hip Hop nacional, Jota Mayúscula (CPV) quien le dio la oportunidad de salir en uno de los temas de su disco Camaleón junto con Meko, el tema (Rial) probablemente fue el que más lo petó del álbum. Recuerdo que yo y mis colegas lo flipamos, había un tío con un flow de escándalo rompiendo el beat, una voz nueva que no habíamos escuchado y que no podíamos dejar de escuchar una y otra vez. No sabíamos quién era ni de donde había salido, buscamos música suya por todas partes y nada (era 2006, el internet era precario) Nos dimos cuenta de que no éramos los únicos que habíamos flipado con el tema, enseguida los medios de la época (HipFlow, Hip Hop Nation...) empezaron a hablar de él, también los foros. Estaba claro, ese chaval de la voz ronca iba a dar que hablar.

Y así fue, un año después salía Mal Clima, su mejor trabajo con diferencia. Un disco en el que todo su entorno había apostado mucho: Jota Mayúscula, Supernafamacho, Pacool... Habían puesto su sudor a disposición de que se convirtiese en el disco del año, algo muy difícil para un rapero prácticamente desconocido en la escena y que quería triunfar haciendo gangsta rap en unos momentos de hermetismo musical en el rap español.

El disco se alzó como un referente enseguida, no sin estar exento de polémica, ya que le tiraba a SFDK en uno de los temas (S.O.S.) Pero más allá del marujeo fue un disco impecable: Las producciones eran increíbles, casi perfectas, acompañadas de unas letras llenas de ego, chulería y porque no decirlo, una sensación oscura de soledad. El rap gagnsta se había asentado en España.

18 canciones en las que las colaboraciones no eran una cosa primordial, aunque contaba con Mucho Muchacho o Duddy Wallace, pero que sin duda no hacían ni mejor ni peor el disco, ya que Primer Dan había logrado un disco impecable, canción tras canción te envolvía y trasportaba a un mundo de marginalidad, problemas y tensión. Calle, sexo, drogas, soledad en la ciudad inmensa... Letras donde la violencia impregnaba las líricas, donde la tristeza, la lucha del día a día y la soledad siempre están presentes , y donde por supuesto también había tiempo para la crítica social, que sobre todo giraba en torno al racismo (Ódiame)

El disco fue muy importante ese año, Primer Dan estuvo girando por España con éxito, hasta el punto incluso de planearse una gira mundial que nunca llegó a realizarse. El caso es que logró tocar el cielo del rap nacional, teloneó a The Game  en Madrid y se hizo con gran parte del público español, pero como las estrellas fugaces su brillo no duró demasiado. Empezó a sacar un montón de mixtapes, llenas de temas en muy corto período de tiempo, estaba más activo que nunca, pero la calidad ya no era la misma, ya no resultaba tan hipnotizador y poco a poco dejó de ser uno de los referentes en la escena. No sin antes sacar 1Dan y copar portadas y artículos...

Quizás en su declive tuvo también algo que ver que la moda del gangsta rap decayese, mientras sus máximos representantes iban desapareciendo o decidieron probar nuevos subgéneros, como el caso de Costa, pionero del rap mezclado con dubstep.

Lo que sí que sabemos con certeza es que este álbum marcó un antes y un después en la escena y que su calidad es increíble, pero que os vamos a decir nosotros... lo mejor es que escuchéis el disco vosotros mismos y saquéis conclusiones:

 

Diez años de Mal Clima... ¿Uno de los mejores discos de rap español?
Comentarios