miércoles 26/1/22

El diario La Rioja ataca a Toteking y Jaime Lorente tras su concierto en Actual

Esta semana se ha celebrado el festival Actual, y la crónica realizada por el diario La Rioja ataca a varios de los artistas participantes
Toteking y Jaime Lorente actúan en Actual
Toteking y Jaime Lorente actúan en Actual

El festival logroñés Actual, con una larga trayectoria, apostaba este año por un extenso cartel dominado por artistas que representan los géneros en alza actualmente. Rap, trap, reggaetón, electrónica y muchos otros géneros se daban cita a lo largo de toda esta semana en diferentes espacios de la ciudad riojana, en lo que ha sido una clara apuesta por el público joven. Una iniciativa desde luego encomiable del prestigioso festival. 

Nombres como Arkano, Sen Senra, Nathy Peluso, Toteking o Rigoberta Bandini aparecen entre una larga lista de artistas que traían su música a La Rioja. Poca broma, no se puede decir que el festival se haya parado en barras a la hora de escoger su cartel, ya que cuenta con algunas de las figuras más populares del panorama español. 

Sin embargo, parece que no a todo el mundo le ha gustado esta iniciativa. 

Cartel del festival Actual

Comentarios ciertamente desafortunados

Desde el diario de La Rioja, han cubierto todas las jornadas del festival, haciendo una pequeña crónica de cada día (aunque varias tienen más tintes de artículo de opinión del autor). El primer titular que nos ha llegado, ya apunta maneras: El rap se queda sin "flow" en el Actual

Cuando revisamos la noticia, descubrimos que corresponde al día de las actuaciones de Jaime Lorente y Toteking. Sin haber profundizado más en la noticia, la verdad, dudo tantísimo que alguien como Toteking se quede sin flow ... Pero bueno, vamos a ver que nos comentan. 

Al parecer el autor, Diego Marín, confunde el que un artista no tenga carisma con el número de público que se ha reunido para verle, obviando deliberadamente los factores que influyen en este hecho en pos de la polémica apoyada por sus prejuicios. El festival este año al parecer lleva una trayectoria desastrosa debido aparentemente a los artistas participantes, que no tienen poder de convocatoria.  

No influye nada más en esta situación: Ni la peor oleada de COVID que hemos visto en toda la pandemia, con números de contagios disparados, ni las fechas, en plenas navidades, ni que el festival se sitúe en el espacio-tiempo coincidiendo a la mitad con la noche de Reyes. La culpa es de los artistas, que no le ponen garra. Por supuesto. 

Obviamente, la falta de público es un handicap, pero eso no importa. Porque haciendo gala de un argumento que podría ser slogan de Mr. Wonderful, si quieres puedes. Los artistas deberían ser capaces de sortear este temporal, este panorama de sala medio vacía, y levantar esto como si fuese una rave del Viñarock. Como no han podido, ya no son merecedores del título de artista. 

El tono irónico de Marín es simplemente, insultante. Si bien con Toteking es algo indulgente, su actitud cara Jaime Lorente es denigrante. 

Sin embargo, en el primer párrafo, ya entrevemos cuál es el problema: Los prejuicios. El rap no es lo suficientemente digno para aparecer en el Riojaforum, un espacio sacro, donde solo una raza superior de música puede invadir el aire, interpretada por la Sociedad Coral de Bilbao o la Orquesta de Helsinki. ¿Dónde irán estos raperos desarrapados e incultos? Deleznable. 

Con este comentario, Marín ya deja entrever el elitismo que dominará el resto de su artículo, así como la falta de aprecio por las nuevas formas de expresión musical. Pero no ha acabado aquí. Los artistas son su saco de boxeo, y primero va Jaime Lorente

Round 1: La sinvergüenza de un artista multidisciplinar

Al parecer, un actor no puede diversificar su carrera artística en otras ramas a no ser que le pida permiso primero. El que la principal fuente de actividad laboral de Lorente sea su trabajo de actor, lo convierte inmediatamente en un buscavidas que se vende al primer postor con su incursión en la música. Todo por la pela. 

Podríamos poner mil ejemplos de artistas que diversifican en sus carreras entre varias disciplinas, pero es que es tan obvio, que no merece ni la pena ... Simplemente, argumentaremos que un actor como Lorente, que ahora mismo está en la cresta de la ola del panorama actoral español tras participar en una de las series más exitosas de la historia de este país a nivel internacional, tiene poca necesidad de diversificarse por algún motivo que no sea el de su propia motivación y disfrute. 

La dura crítica de su actuación, parece pasar por alto la calidad del sonido del murciano para la corta carrera que lleva en la música. Pero eso no importa, porque si hubiese sido responsabilidad de Diego Marín, habría reventado el lugar, pese a la "desoladora" situación que enfrentaba Lorente

La siguiente parte de la crítica se centra en el relevo en el escenario entre Lorente y Toteking, y es de nuestras favoritas. Para empezar, la dualidad artística en el escenario Lorente-Toteking se debe al productor Pablo Gareta, que ejerce de nexo entre ambos y es su productor ... ¿WTF? Hace falta actualizarse Diego

Para comenzar, Pablo Gareta no es productor de Tote. En The Kingtape, el último disco del sevillano, no produce un solo tema, siendo Stash House el principal productor. Con lo cual, este comentario tiene muy poco sentido.

Igualmente, el autor demuestra un total desconocimiento de como funciona la producción en el rap a día de hoy, y parece que en el caso de que Gareta hubiese producido para ambos, este es un nexo de hermandad sacro que los artistas han roto al ni siquiera mencionarse o chocarse la mano al salir. 

Parece molestarle sobremanera a Diego Marín la falta de unidad entre ambos, cuando es totalmente desconocedor de su situación. Además, de repente se ha olvidado del escenario que reinaba en el recinto, que seguramente pondría nerviosos a ambos artistas. Por otro lado: Esto es un festival, no una carrera de relevos. ¿Qué se pretende? ¿Una colabo que no existe en directo? Sinceramente, esta parte del artículo es totalmente aleatoria y desconcertante. 

Round 2: No tengo argumentos, pero igualmente tu actuación no me vale

La segunda parte del asalto al saco de boxeo es para el otro artista en liza, Toteking. Si bien se reconoce un cambio sustancial en el ambiente con la entrada del sevillano, no es suficiente. Según el autor, Tote salva la situación por lo justo, pero como no hay más chicha de la que tirar, vamos a tirar de clásicos: Los prejuicios con el rap. 

De una forma totalmente innecesaria, metida en el texto con calzador para rellenar espacio y alcanzar el mínimo de palabras en el texto, se hace referencia al bagaje universitario de Tote. Eso sí, remarcando que no ha finalizado la carrera. Que no nos olvidemos que es un rapero eh, no nos subamos a la parra. 

Se menciona de modo totalmente aleatorio a Kase, por el nexo que le une con Tote, el de no haber finalizado sus estudios universitarios. Se les denomina generación, pero solo se sabe dos nombres. Aparentemente, la incursión del rap español en las universidades se acabó aquí, en la generación de oro del rap español, las generaciones actuales no pisan las aulas. 

Simplificar de esta manera un panorama artístico tan variado y diverso, con tantos matices, es simplemente insultante. No le han llegado a Marín nombres como el de la difunta Gata Cattana, Bejo, Santa Salut y una gran lista de artistas jóvenes que han pasado por la universidad. Además, de que con esta frase su elitismo sale de lo cultural para introducirse en el de la academia, rozando el clasismo, ya que parece que si no tienes estudios superiores no estás capacitado para hacer música de calidad. 

Esto es precisamente lo que da a entender con Toteking, puesto que su carrera fallida es lo que le ha acercado al lenguaje, y permitido alcanzar un nivel de lírica aceptable. No se ha leído Búnker, el exitoso libro del sevillano, en el que critica duramente a la universidad, o atendido a sus temas, donde también podemos encontrar pequeñas dosis de opinión sobre su etapa de estudiante. 

Pero aunque Tote haya estado cerca de la salvación, no se libra. Siempre hay un pero. Porque claro, hay que señalar sus referencias a la NBA "típicas del rap del sur" (?) que no proliferan en el norte. ¿Pero qué... ?.

Una vez más Marín demuestra desconocer totalmente el trasfondo de los artistas a los que critica, sin saber que las referencias de la NBA (que tiene narices poner la atención aquí, obviando todas las referencias culturales del sevillano más allá del deporte) provienen de su relación con su padre y con este deporte, muy importante en su vida. 

Pero es que vaya, es ridículo el comentario, no hay ninguna barrera invisible que separe al panorama del rap español entre norte y sur por las referencias de la NBA. Zapatero, atiende a tus zapatos, y si no lo haces, al menos habla con fundamento. 

Finalizar la review del concierto diciendo que a un artista con el reconocimiento de Toteking estuvo carente de alma, chispa, calor y "flow" (si es que Marín sabe el significado de este término) es simplemente deleznable. 

Toteking y Lorente no han sido los únicos criticados

No se salvaron de esta lluvia de puñales los artistas del resto de jornadas de Actual.

Según el diario riojano Nathy Peluso cambió su concierto por una clase de GAP, porque aunque en este caso la argentina hizo un lleno, hay que remarcar que se movía "como una coctelera", en vez de comentar su talento como cantante. Sen Senra tampoco se libró, siendo acusado de actuar con desinterés a la vez que se criticaba el tono de "falsete" del gallego.

Todos artículos firmados por nuestro querido Diego Marín y unificados por un tono de desprecio del que el panorama del rap español y los géneros adyacentes parece que no se van a librar nunca. ¿Es el fantasma de Alberto Olmos lo que asoma en este artículo?

El diario La Rioja ataca a Toteking y Jaime Lorente tras su concierto en Actual
Comentarios