miércoles. 19.06.2024

Fuego, explosiones, puñetazos, patadas, chirrido de neumáticos que arden por la velocidad... Probablemente esto es lo que se te pasa por la cabeza al escuchar Vin Diesel, y no andas mal encaminado, ya que es la imagen que se ha labrado durante todos estos años como protagonista de películas de acción y sobretodo de la saga A Todo Gas. ¿Pero que pensarías si te dijese que este madurito petado tuvo un pasado dentro del Hip Hop?

Para descubriros este pasaje de la vida de Mark Sinclair Vincent (auténtico nombre) debemos hacer un viaje al pasado, antes incluso de que fuese portero de discoteca en uno de los clubs más alternativos de New York, antes de que perdiese el pelo y se pusiese fuerte como Broly, concretamente debemos remontarnos a la Gran Manzana de mediados de los 80, donde el rap, djing, breakdance y graffiti estaban en plena efervescencia, haciendo de la cultura Hip Hop una novedosa y llamativa sensación entre los jóvenes. En estos años nuestro protagonista, como muchos de los jovenes de la ciudad, se introduce en esta cultura para distraerse y evitar los continuos problemas en los que se metía cuando no bailaba, de hecho en una entrevista de hace un par de años el actor agradecía al breakdance la distracción que le brindó para no meterse en líos.

Solía bailar en discotecas, parques y demás, al punto de que se convirtió en un respetado b boy, llegando a aparecer en una cinta VHS dirigida a aquellos que se querían adentrar en el mundo del baile urbano. Vemos como da indicaciones y enseña sus skills a los espectadores:

Pero hay incluso más jugo que exprimir en el pasado de Vin Diesel, ya que incluso intentó debutar en el rap utilizando su verdadero nombre, Mark Sinclair. Llegó a captar la atención de un ejecutivo de la discográfica CBS Records, Gary Lucas, que tras verlo rapear en la heladería donde trabajaba, decidió llevárselo a un concierto de los Run DMC  para conocerse y proponerle la creación de un disco de rap underground con el violinista Arthur Russell, a lo que el joven muchacho aceptó de inmediato.

Parecía que todo estaba hecho, sin ni siquiera una maqueta había conseguido la oportunidad de debutar en la industria musical, pero no es oro todo lo que reluce. Tras organizar la primera sesión de grabación conjunta, Gary Lucas se dio cuenta de las carencias de un Vin Diesel incapaz de rapear con la instrumental de fondo, no podía adaptarse al ritmo, mientras hacía bromas como "Es mi parte blanca la que no me deja sacar el flow con esta música".

Tras un primer intento el cazatalentos no podía rendirse y decidió darle otra oportunidad, esta vez con otra discográfica, pero las cosas fueron incluso peor ya que algunos músicos acabaron negándose a grbar con Vin tras una discusión.

Quien sabe que hubiese sido de Mark Sinclair si le hubiesen ido bien las cosas en el rap, quizás hoy no estaríamos hablando de él como un actor de acción sino como una vieja gloria del rap de los 80... O ambas cosas (Ice T, LL Cool J...)

El bueno de Vinny en un anuncio de juguetes antes de ser famoso

Historias Trambolica$h: El pasado como b boy y rapper de Vin Diesel
Comentarios