miércoles 26/1/22

El fenómeno cani vivió su máximo apogeo a mediados de los 2000, naciendo como un germen en Sevilla y propagándose con una rapidez bestial por el resto de la península. Fue un virus que afectó a muchísimos jóvenes, que padecían una serie de síntomas como: exceso de macarrismo, la necesidad de llevar chándal aunque no hubiesen hecho deporte en su vida (de ahí la combinación con joyería de oro), bailar como ranas epilépticas al ritmo del breakbeat, hardcore etc.


Nadie escapaba, ni los futbolistas. Aunque hoy en día son los más canis (CR7, Pogba, El Shaarawy...)

Sin lugar a dudas Andalucia fue uno de los bastiones donde más fuerte pegó esta tendencia llegando incluso a mezclarse con el rap, quizás por el hecho de que ambas tribus urbanas siempre andaban callejeando. Dentro de esta peligrosa combinación nos encontramos a Haze, un rapero que se convirtió en la imagen visible del fenómeno cani. Muchos raperos renegaron absolutamente de él (Fue junto con Porta el más odiado), pero sin embargo ayudó a que muchos chonis acabasen escuchando a otros rapers, iniciando la globalización, por así decirlo, de este género musical, que en su día contaba con un público bastante cerrado/limitado.

Esas camisetas Nike sin mangas, esos cordones de oro, esos pelicos ...

Que Haze venía en serio y con el objetivo de hacerse un hueco en la escena del rap nacional se discutió mucho por aquel entonces, ya que muchos lo veían como uno que estaba por moda o que no era lo suficiente real para estar dentro del rap. Sin embargo, todo ese purismo murió, ya que hoy en día el rap goza de una mayor libertad creativa, y ...¿Sabéis quién sobrevivió a todas esas críticas? Efectivamente, el mc sevillano, quien no ha parado de hacer música hasta la fecha, aunque con menos éxito que antaño, quien sabe si por eso de que lo de ser cani ya no se lleva...

Precisamente Ser Cani Ya No Se Lleva es el último tema donde aparece Haze, aunque esta vez no es un tema en serio, sino una parodia, ideada por el youtuber Josepiebol, de su éxito Gasolina, Sangre y Fuego, el himno por excelencia de los canis. Llama mucho la atención y dice mucho del buen humor de este artista, ya que se ha prestado tanto a versionar su tema como a rapear en él, donde recuerda el canismo y también critica, de paso, el postureo que se mueve hoy entre la juventud. Aquí tenéis el vídeo en cuestión:

Haze se ríe de sí mismo en la parodia de uno de sus temas más famosos
Comentarios