martes 30/11/21

Vuelve la dupla del este: Erick Hervé y Yeke Boy sueltan huellas

El dúo valenciano ha vuelto con su cita mensual para traernos un nuevo tema. Como ya sabréis nos encantan las barras de Hervé, y las bases de Yeke hacen que nos explote la cabeza. Por eso, no podíamos faltar a esta cita y traeros este pequeño artículo en el que vamos a comentar Huellas de Erick Hervé y Yeke Boy.

Erick Hervé (@mom_vlc) y Yeke Boy (@yeke_boy) son habituales, y normalmente el resultado de que se junten es tranquilamente explosivo. Decimos tranquilamente porque como dice Erick, hacen hardcore pero suave. El tema, en la línea de los valencianos viene con ese sabor agridulce y duro que acompaña todo su trabajo. Las barras de Hervé una vez más vuelven a ser totalmente viscerales y la base de Yeke acompaña perfectamente con un toque melancólico. El tema, ha salido de momento únicamente en Youtube. Esta es la política habitual de Hervé, que se desliga todo lo posible de la promo en redes y las imposiciones del mercado musical actual. Sus anteriores temas son buena muestra de ello. Salen primero en Youtube y en Spotify...pues ya llegarán. En un mercado donde todo el mundo entra al juego, Hervé y Yeke Boy son una nota discordante a la que se puede agarrar todo aquel que está harto de tapar la basura. Huellas es el claro ejemplo de que Erick Hervé y Yeke Boy siguen más fuertes que nunca.

Yeke se vuelve a superar en la base

Las anteriores bases de Yeke en sus trabajos con Hervé eran realmente impresionantes. El efecto de la de Roto, en un constante crescendo y rompiendo a mitad de tema era simplemente brutal. Es de esas creaciones en las que normalmente cuando las escuchas la primera vez piensas “puf, esto a ver como lo mejora en la siguiente”. Sin embargo, la base de Huellas tiene muchísima chicha.

En la base encontramos varios elementos. Por un lado, hay un bombo caja, con un tempo bastante rápido para lo que es habitual en los temas de la dupla. Sin embargo, se ve contrarrestado por unos punteos más lentos de guitarra y bajo. Esto genera un efecto en el que, aunque la base se acelere un poco, el tema sigue manteniendo ese tempo lento tan característico de estos dos.

Pero el punto que nos parece genial es que con solo estos tres elementos Yeke se monta un juego alternando, quitando y poniendo. El resultado es una base muy dinámica, que en su simpleza genera muchos momentos diferentes a lo largo del tema.

Las barras del panadero number one

Las barras de Hervé no se quedan atrás. En su línea, con sus temáticas habituales, pero sin aburrir. Las rimas de Erick siempre son potentes y caen sin mirar sobre quién, con una sinceridad brutal. El mismo se desnuda sacando lo mejor y peor en sus letras (“Podría decir que me sale solo, pero lo hago aposta”). Poco podemos decir sobre el que no hayamos dicho antes, así que solo diremos que frases así erizan los pelos de la nuca:

“Si el caballo es regalao desconfía, mira Troya”

“También se puede hacer historia haciendo el gilipollas”

“Un negro firmándote un cheque en blanco”

“Ya no pido justicia porque ni yo soy justo”

Un punto de las letras de Hervé que nos flipa es como plantea la relatividad de nuestra realidad. A diferencia de otros escritores, se ha sumado a una pequeña escuela en la que no se habla de planteamientos inamovibles, si no de puntos de vista. Lo que él nos cuenta no se plantea como la única opción, si no como su opción. Y esto, en un panorama en el que muchas veces se vende humo, o más bien se vende imagen, nos parece muy interesante.

Con ansia de la siguiente

Os dejamos aquí debajo Huellas para que la disfrutéis. Os recomendamos ponérosla en bucle un par de veces. Ahora, queda ver si habrá cita con Hervé y Yeke el mes que viene. Nosotros esperamos que sí, a ver que nos cuentan.

Vuelve la dupla del este: Erick Hervé y Yeke Boy sueltan huellas
Comentarios