lunes 23/5/22

Ferrari prohíbe a Justin Bieber comprar y conducir sus coches

Justin Bieber tiene que estar triste, después de que una de las marcas más importantes de coches, le prohíba que conduzca sus coches.
Justin Bieber ya no puedo conducir Ferraris
Justin Bieber ya no puedo conducir un Ferrari

Si nos atenemos a un informe publicado por el periódico italiano Il Giornale, la sensación del pop Justin Bieber ha sido incluido en una lista de prohibición por parte de Ferrari para comprar o conducir sus vehículos. Supuestamente, la icónica marca italiana estaba harta del mal comportamiento de Bieber con sus coches, que infringía las normas de propiedad de Ferrari, lo que provocó la prohibición del cantante canadiense.

El fabricante italiano de coches de lujo espera que sus compradores sigan ciertas normas y, si no lo hacen, se prohibirá a los propietarios de los coches realizar futuras compras. En caso de que estés tratando de imaginar qué parte de la larga lista de desastres de relaciones públicas, de Bieber molestó tanto a Ferrari como para tomar una medida tan drástica, lo que hizo fue perder temporalmente su Ferrari 458 Italia durante unas semanas.

El incidente le ocurrió a

en 2015, cuando había olvidado por completo dónde había aparcado su Ferrari azul neón tras una noche de fiesta en Beverly Hills. Según los informes, la estrella del pop no recogió su Ferrari personalizado durante varias semanas, lo que nos lleva a otra razón por la que Ferrari se molestó con Bieber. La marca italiana cree firmemente que los superdeportivos que salen de sus fábricas son obras de arte que no deben ser alteradas de ninguna manera.

 

Fuente video: TMZ

La forma más fácil de cabrear a Ferrari es modificar o personalizar sus coches sin consentimiento. Bieber no prestó atención a eso y consiguió que su Ferrari 458 Italia F1 Edition de 2011 fuera personalizado por nada menos que West Coast Customs, lo que incluía alas ensanchadas, una envoltura azul neón, llantas de posventa y mucho más. Esto es una bandera roja inmediata para Ferrari, ya que la marca trata esto como un sacrilegio.

Para empeorar las cosas, Bieber rompió otra regla muy importante de la propiedad de Ferrari al subastar su 458, de nuevo sin el consentimiento del fabricante de automóviles, lo que resultó ser el último clavo en el ataúd. Si te estás preguntando cómo todas estas cosas pueden ser consideradas faltas graves para ser puestas en la lista de prohibiciones, verás que Ferrari se toma muy en serio su imagen pública y el valor de su marca; probablemente más en serio que cualquier otra empresa del mundo.

De hecho, la marca hace que sus propietarios firmen contratos antes de vender los coches, que incluyen el cumplimiento de las normas y directrices de propiedad de Ferrari. Por ejemplo, hay una cláusula en el contrato que impide a los propietarios revender su coche durante el primer año. Además, Ferrari también ha hecho que sus compradores en Estados Unidos firmen un acuerdo en el que se establece que el fabricante de automóviles tiene derecho a recomprar el vehículo.

Justin Bieber no es la primera celebridad que es castigada por Ferrari por infringir sus normas. El también artista musical canadiense Joel Thomas Zimmerman, conocido profesionalmente como Deadmau5, se hizo famoso por meterse en una fea pelea con Ferrari en 2014 tras cubrir su Ferrari 458 con un envoltorio inspirado en Nyan cat y bautizarlo como Purrari.

Ferrari prohíbe a Justin Bieber comprar y conducir sus coches
Comentarios