jueves. 09.02.2023

El polémico y excéntrico rapero, 6IX9INE, es el acusado en una demanda civil presentada por las víctimas de un robo en 2018 en el que el rapero estuvo presente. Sin embargo, Tekashi afirma que no puede desembolsar el dinero que piden los demandantes porque está en bancarrota.

Así es, uno de los raperos más polémicos y con más ventas de los últimos años, dice con toda claridad que no tiene dinero para asumir gastos.

En los documentos judiciales descubiertos por AllHipHop y confirmados por XXL este domingo 13 de marzo, Tekashi, nacido Daniel Hernández, dijo al juez del caso, John P. Cronan, que no está ganando dinero con su música.

Según 6ix9ine, su contrato con 10K Projects terminó en febrero y no ha pagado su anticipo. "Recibí grandes anticipos en virtud de los acuerdos de artista y merchandising antes de mi detención", escribe Tekashi en los documentos judiciales. "Sin embargo, tampoco recibo los derechos de estos acuerdos, ya que mis cuentas de derechos no se han recuperado. Tuve que intentar reiniciar mi carrera tras salir de la cárcel. Estuve fuera del negocio durante dos años, lo que me hizo perder todo el impulso que había logrado antes de ser detenido. Puede que nunca alcance los niveles de éxito que tenía antes de ser encarcelado".

Tekashi declaró ante el tribunal que apenas está generando ingresos debido a la pandemia de COVID-19, lo que dificulta su capacidad para ganar dinero con los conciertos. "En este momento, estoy luchando por sobrevivir", añadió 6ix9ine. "No sé si alguna vez devolveré el anticipo que recibí antes de mi detención y mi carrera se ha estancado".

Añade: "Si el Tribunal concede las indemnizaciones compensatorias y punitivas solicitadas por los demandantes en esta investigación, sin duda me llevará a la bancarrota de la que nunca me recuperaré en detrimento permanente de los miembros de la familia que dependen de mí." El contable del rapero, Justin Kobay, cifra el patrimonio neto del rapero de "Gummo" en "técnicamente menos de cero".

Tekashi también admite en los documentos judiciales que teme por su vida tras volverse contra su antigua banda, los Nine Trey Gangsta Bloods. "Nunca llevaré una vida normal desde que mi cooperación me convirtió en un objetivo de Nine Trey, así como de otras bandas", escribe Tekashi. "Vivo con ese miedo todos los días".

Seketha Wonzer y Kevin Dozier fueron robados a punta de pistola en abril de 2018 en Nueva York por miembros de Nine Trey, mientras 6ix9ine filmaba el incidente desde un todoterreno cercano. El rapero y su equipo creyeron erróneamente que los dos hombres eran miembros de Rap-A-Lot Records, con quienes Tekashi estaba peleado en ese momento.

6ix9ine admitió que grabó el robo, pero afirmó que fue idea de su mánager Shotti durante su caso federal de crimen organizado y armas de 2019, en el que colaboró con el gobierno para ayudar a acabar con sus antiguos miembros de la banda de Brooklyn.

En diciembre de 2020, Wonzer y Dozier demandaron a Tekashi. Piden al rapero más de 5 millones de dólares cada uno en concepto de daños punitivos y compensatorios, por un total de 11,8 millones de dólares. Aunque ha realizado algunos espectáculos, 6ix9ine se ha mantenido en silencio en los últimos meses.

Hace más de un año que no lanza música, siendo su último lanzamiento el single "ZaZa" en febrero de 2021. Su álbum TattleTales de 2020, que salió tras su salida de la cárcel, tuvo menos ventas, pero produjo el sencillo "Trollz" con Nicki Minaj, que llegó a la cima de Billboard

6ix9ine asume que está arruinado
Comentarios