viernes. 12.08.2022

El rap siempre se ha caracterizado por ser un género en el que los artistas hablaban de lo que les salía del rabo alma, aunque últimamente estamos viendo como las letras están siendo perseguidas por las autoridades como si fueran algo peligroso, atentando directamente contra las libertades de expresión y creación artística. Recordemos el caso de Valtonyc, en el que una vez más nos hemos convertido en el hazmerreir de Europa condenando a prisión a un artista por su obra mientras que en Bélgica, lugar al que huyó, lo han dejado en libertad al no ver ningún tipo de delito.

Pues parece ser que nuestro país no es el único en perseguir las letras de los raperos, aunque este caso es bien distinto, más que por "terrorismo" se acusa a NaNa, componente de YNB Strech Gang, por tráfico de drogas. Todos tenemos en mente muchísimas canciones donde se habla de trapicheos ya sea en inglés, castellano o cualquier otra lengua pues es un tema recurrente en el rap, y claro lo de fardar de cometer delitos tarde o temprano podía llegar a los oídos de las autoridades y volverse en contra de los artistas. Finalmente ha pasado y NaNa no ha sido solamente condenado por tráfico de drogas evidenciándose en la letra de sus canciones, también se ha tenido en cuenta la violencia de las mismas, en las que habla entre otras cosas de dispararle repetidas veces en la cara a alguien. Aquí tenéis al figura:

La condena obviamente también se basa en otro tipo de pruebas, sería una locura que el caso se asentase simplemente en las letras... Ah, bueno en España si que suele ser así...

En definitiva, al rapero se le ha dictado una sentencia de 12 años de prisión, así que tendrá bastante tiempo para reflexionar no solo en como hacer dinero legalmente sino en como hacer canciones que no se vuelvan en su contra.

La verdad que nunca he entendido lo de fardar de delitos en las canciones y menos en los casos españoles cuando vacilan de vender hierba sintiéndose Scarface. Si de verdad eres un Johnny Depp en Blow lo último que haces es publicarlo a los cuatro vientos... A no ser que quieras un alojamiento gratuito con las comidas pagadas durante unos años en algunos de los mejores hoteles de la cadena de prisiones estatal.

Un juez acepta como prueba las letras de un rapero que vendía cocaina
Comentarios