lunes. 05.12.2022
Listas musicales

Estos son los productores hispanohablantes que tenéis que conocer ya

Desde todos estos años atrás, dentro de la cultura Hip Hop siempre se le ha dado una gran importancia a la figura del rapero o rapera por encima de todo, y aunque es un papel importante, no hay que olvidarse de la persona que se encarga del apartado de la producción musical.

Para ello hemos realizado este artículo, para dar la visibilidad que se merecen todos los productores, ya que desenvuelven un papel principal y que aún hoy en día no está del todo reconocido.

Aunque cabe destacar que esto por suerte ha ido cambiando a lo largo de estos últimos años en los que vemos una mejora a la hora de valorar a los productores y de reconocer como es debido su duro y talentoso trabajo. En esta ocasión vamos a centrarnos en los productores de habla hispana, que no son pocos y que están haciendo una gran labor dentro de la cultura Hip Hop.

¿Qué es un productor musical?

El productor musical es sin ninguna duda una pieza fundamental a la hora de lanzar nueva música al mercado, ya que es el encargado de generar un espacio confortable y estimulante para que el artista trabaje a su 100%. Es la persona sobre la que recae el trabajo de acoplar la letra en el beat, revisar todos los detalles que tiene que ir puliendo para que el resultado final de un tema sea el adecuado, para ello revisa y dice los cambios necesarios para mejorar el tema durante todo el proceso de elaboración. 

Pero para explicar más detalladamente su labor lo vamos a dividir entres partes para que se pueda entender mejor:

En la primera parte vamos a tocar los primeros pasos a la hora de lanzar un nuevo trabajo, se comienza por elegir y componer el tema a la par que se ajusta su forma, estructura y letras para que todo vaya acorde. Lo fundamental de esta parte del trabajo es que todo quede listo para el momento de la grabación del tema.

La segunda parte es la hora de juntarse artista y productor para la grabación del tema, en ella el artista canta sobre el beat mientras es grabado, aunque no llegar, grabar e irse, ya que en muchas ocasiones en esta parte del proceso surgen nuevas ideas y retoques para mejorar lo hecho anteriormente y darle un nuevo enfoque al tema.

Por último, aunque no menos importante, llega la parte en la que entran en juego tres partes importantes como son la edición, el mezclado y la masterización. La edición, como su propio nombre indica, es el proceso en el que se hace diferentes tipos de ajustes en el material grabado en los que se corrigen diferentes aspectos como los desfases de interpretación de los artistas, ajustes de tiempos, y más.

También es el momento en el que se añaden samples u otros efectos. La mezcla es la hora de unir todos los efectos, sonidos e instrumentos grabados en una sola pieza. Y para acabar llegamos a la masterización que al ser el último es la hora de pulir detalles, sonidos, en resumidas cuentas es momento de darle los últimos retoques a los temas para que salgan al mercado.

Una cosa que queremos aclarar que la figura del productor musical no es la misma que la del beatmaker aunque en muchas ocasiones la misma persona realice ambas a la hora de lanzar un nuevo tema. Y la diferencia es la de que el beatmaker como su propio nombre indica, es el encargado de hacer los beats, mezclar ritmos que sirven para generar la base de un tema.

En cambio, el productor musical no tiene porque ser el encargado de hacer el beat para poder llevar a cabo el proyecto de dirigir la parte musical de un tema, guiando a la persona indicada a hacer los cambios necesarios en los procesos de grabación de las voces e instrumental.

Asimismo, los productores tienen que estar muy atentos a todos los avances tecnológicos que van surgiendo, sobre todo a los relacionados con el mundo de la producción musical.

Uno de estos avances que lleva en boca de mucha gente estos últimos años es el famoso autotune, una herramienta muy utilizada hoy en día dentro del mundo de la música, este es solo uno de los muchos ejemplos de las nuevas tecnologías que van apareciendo a las que los productores se tienen que ir adaptando para mejorar y removerse para no quedarse atrás en la carrera de ser mejor productor cada día.

Otra gran cualidad de un buen productor es la capacidad para adaptarse al artista con el que trabaja cada momento, ya que si la relación entre productor y artista despierta una buena sinergia es, casi seguro, clave de grandes éxitos.

Esto se puede ver en muchos ejemplos de parejas de productor y artista que han logrado grandes logros como pueden ser Foyone-Sceno, Quevedo-Linton, Zatu-Accion Sánchez o Ayax y Prok -Blasfem entre muchas otras que existen dentro del panorama actual de la música urbana hispanohablante.

Estos son los productores hispanohablantes que tenéis que conocer ya